Manzanares

Aprobada por mayoría, pero en contra el Partido Popular la propuesta de la concejalía de igualdad

La propuesta de igualdad contra la LGTBI Fobia en Manzanares persigue prevenir situaciones de discriminación y acoso escolar

"Usted tiene derecho a salir del armario si así lo considera, pero eso no le da derecho a hacer que nadie salga"

La Comarca

29/06/2017

(Última actualización: 30/06/2017 08:14)

Imprimir

En la sesión ordinaria de pleno correspondiente al mes de junio, se llevaba de nuevo para su debate la propuesta de la concejalía de políticas de igualdad de apoyo al colectivo LGTBI y contra la discriminación por razones de orientación sexual. Ya que en aras de alcanzar el posicionamiento unánime de la corporación, el pleno pasado se decidió dejarla sobre la mesa a la espera de las aportaciones que hiciera el Señor Gaitero en representación del Grupo Municipal Popular.

La portavoz del equipo de gobierno y concejal de políticas de igualdad, Beatriz Labián, indicaba que una vez estudiada la propuesta por parte de todos y tras mantener una conversación con todos los portavoces de los grupos representados en esta corporación, se ha decidido aprobar la propuesta inicial de la Concejalía de Políticas de Igualdad que se debatió en el pleno pasado, "una vez que ninguno de los grupos estamos de acuerdo con la propuesta que nos ha hecho el grupo popular". De igual manera, Labián aseguraba que a un primer golpe de vista las dos propuestas son bastante parecidas, pero entre ambas existen diferencias, pocas, pero muy grandes e innegociables que hacen que la propuesta no pueda ser aceptada.

En el debate de la propuesta inicial, Martín-Gaitero hizo afirmaciones "a las que a pesar de la tentación no quise entrar", porque el objetivo era tratar de alcanzar el posicionamiento unánime de la corporación, "pero sus declaraciones eran para poner el grito en el cielo", aseguraba Labián.

De este modo la portavoz y responsable del área de igualdad puso como ejemplo declaraciones del portavoz popular indicando que lo mejor era no hacer nada como síntoma de normalidad, afirmando textualmente textualmente no compartir que la discriminación fuera una forma de violencia porque "la discriminación puede ser grave, pero no tiene las mismas consecuencias que la violencia terrorista." De igual manera consideraba que el "concepto LGTBI era peligroso", aseverando que "se trataba de una cuestión ideológica que igual que defendíamos la igualdad y la diversidad había que defender la libertad de ver el asunto cada uno en base a sus propias creencias y convicciones."

Así – dice Labián - ha condensado todo ese discurso en una de los párrafos de la propuesta del Partido Popular, "lo cual lo hace inasumible". "Porque Señor Gaitero, el concepto de igualdad, de discriminación y el respeto a la diversidad no pueden verse desde diferentes puntos de vista. Porque por encima de las convicciones, las creencias y la religión están los derechos de las personas". Además en la adopción de acuerdos que propone elimina la propuesta de acuerdos sobre incorporar servicios de apoyo y orientación a jóvenes LGTBI, y de promoción de la salud afectivo-sexual en la Casa de la Juventud. Otra de desarrollar acciones de prevención de la LGTBIfobia, en colaboración con los institutos, apoyando con los recursos necesarios la prevención de situaciones de acoso escolar. Por todo eso Beatriz Labián señalaba que se podía estar de acuerdo con ello, "porque estamos hablando de prevenir situaciones de acoso escolar, situaciones de discriminación".

En el pasado pleno Manuel Martín-Gaitero "soltó perlas como que la izquierda se había apropiado de la escuela afirmando "dejemos a los niños en paz, no les confundamos con la idea de que además de dos sexos hay cinco géneros y que se tienen que clasificar cada uno igual que se elige el equipo de fútbol". Un discurso inaceptable – decía -, porque simplemente se está hablando de educar en lo diferente, porque esa es la realidad, y no puede haber otras visiones sobre ese asunto en concreto. No puede apoyarse en la libertad de los padres y las familias a elegir el modelo de educación y el ideario del centro para mantener esas afirmaciones.

Seguidamente mostrando un libro, Labián añadía que ese discurso casa perfectamente con el libro "Sabe lo que quieren enseñarle a su hijo en el colegio? Las leyes del adoctrinamiento sexual". Preguntándole al Señor Gaitero si le era familiar, "porque creo que para usted es algo más que un libro de consulta. Ese manual editado por la organización Hazte oír, los mismos del famoso autobús: los niños tienen pene, las niñas vagina que no te engañen. Este manual fue enviado masivamente a centros públicos y privados contra la conversión de individuos en homosexuales. En el mismo se afirma que las normas en favor de los derechos LGTBI son una amenaza real para la libertad de los padres. Una publicación que describe una amenaza real para las libertades y los derechos fundamentales: las leyes autonómicas que obligan a introducir "diversidad sexual" y promueve modelos de comportamiento lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual en las aulas de los centros educativos públicos, concertados y privados para los alumnos de todas las edades.

Estas normas, que ya han sido aprobadas en diez comunidades autónomas, entregan la educación de nuestros hijos a colectivos LGTBI que revisan materiales, impartirán charlas y desarrollaran actividades en los colegios e institutos. "Menudo peligro Señor Gaitero", decía Labián, van a convertir a los individuos en homosexuales... Ya se cuidado de que en su propuesta solo apareciera la palabra LGTBI en la última frase y yo diría que se le ha pasado, sino también lo habría eliminado. Es Inaceptable, usted es que está intentando introducir en su moción el matiz ideológico.

El portavoz del grupo popular Manuel Martín-Gaitero exponía que el respeto a las personas y sus ideas deben estar siempre dentro de la ley, asegurando que compartían el fondo de la propuesta pero no las formas. Así explicaba que la propuesta presentada por su grupo era la misma pero matizada, y que en ningún caso era una propuesta alternativa. Martín-Gaitero pedía que la diversidad también se tenga en la opinión, que el mismo derecho a la diversidad se aplique a la opinión "diversidad de puntos de vista". En este sentido el portavoz popular añadía que la propuesta presentada por su grupo no era ningún disparate y que la voluntad era ponerse de acuerdo.

Pendiente del pleno de mayo para tratar de buscar una moción de consenso de todos los grupos, finalmente la propuesta enviada por el PP es rechazada por todos los grupos municipales del Ayuntamiento, ya que tanto Miguel Ramírez (IU), Jerónimo Romero-Nieva (UPyD), Antonia Real (ACM), coincidían en señalar que tiene apreciaciones y acuerdos que no comparten y que dejan abierta la puerta a legitimar la discriminación, marginación y criminalización del colectivo LGTBi, pues la moción del PP contenía postulados idénticos a los promovidos por hazteoir.org y su autobús homófobo.

"Cualquier ser humano puede amar y estar con quien quiera"

Por parte de Ramírez, recordaba que IU hace unos días y por la complicidad de la Delegación del Gobierno de Murcia, se permitió una manifestación neo-nazi junto a la manifestación del orgullo LGTBi con el resultado de múltiples agresiones a los participantes en la manifestación arco iris. Por ello para el portavoz "ha sido todo un orgullo y un honor que Manzanares haya contado éste año con su propia manifestación, que mucha gente del resto de la provincia le han manifestado su alegría por ésta movilización", además que la percepción ha sido muy positiva en todos los aspectos. Asimismo recriminó la hipocresía de la derecha que siempre alarma sobre este tipo de asuntos para luego sumarse sin problemas.

El portavoz de UPyD, Jerónimo Romero-Nieva, lanzaba el principal mensaje del respeto a la dignidad de las personas, asegurando que la gente es muy libre de quererse identificar o no, "pero sobre el respeto". Romero-Nieva afirmaba que se debe hablar de los derechos de las personas en su condición, aun así hay que tener claro que los derechos son de la persona, sea gay o lesbiana, blanco o negro, por tanto con independencia de su condición, color, raza, cultura o religión.

Antonia Real, portavoz de ACM se mostraba a favor de las consideraciones de la concejalía de igualdad y no de las del Partido Popular. "Contra la discriminación no caben diferentes puntos de vista", decía Real, añadiendo que si cabe la condena y rechazo a la violencia, además de pedir un mayor esfuerzo en educación para que estas conductas negativas desparezcan de nuestra sociedad "y podamos vivir nuestra identidad sexual y de género en plena libertad".

Ante todo esto, en su última intervención sobre este asunto, Beatriz Labián quiso dejar claro que no han dejado solo al partido popular "se quedan solo ustedes". Pero además de todo lo expuesto, Labián no quería pasar por alto que Martín-Gaitero, "que hablaba de que no hay que poner etiquetas", cuando en el pleno pasado y pidiendo disculpas por el atrevimiento afirmaba, sin el permiso de ninguno de los presentes que en la corporación manzanareña había diversidad sin que ese fuera un problema. "Faltaría más, solo faltaría que eso fuera un problema", dijo Beatriz Labián, pero aun siendo así no era quien para señalar a nadie, ni hacer que nadie sea señalado. "Usted tiene derecho a salir del armario si así lo considera, pero eso no le da derecho a hacer que nadie salga", la condición sexual es privada y solo atañe a dos personas que están en pareja.

Por otro lado también le indicaba que no hay porque ser parte de una causa para defenderla, no tenga complejo", pues la portavoz le recordaba que estaba a tiempo de aprobar la propuesta que ha alcanzado mayor grado de consenso. "Déjese de películas, de ideología de género y de que la bandera roja se ha sustituido por la arco iris y que la lucha de clases, se ha convertido en lucha de géneros", por eso le pedía que permitiera que esta corporación manifestara de manera unánime su apoyo y compromiso con el colectivo LGTBI y contra la discriminación por razones de orientación sexual.

Ya el alcalde, Julián Nieva, quiso dejar claro que "cualquier ser humano puede amar y estar con quien quiera", y lo importante es el respeto a las personas y a la ley. Referente a la fiesta, Nieva hizo la reflexión de que no todas las fiestas son del gusto de todos los ciudadanos, el carnaval les gusta a unos y no a otros, y así se puede trasladar a cualquier acto festivo. Por lo tanto una fiesta sea del carácter que sea hay que interpretarlo como un ejercicio de libertad. "y en esa libertad está el éxito y el mérito", y por supuesto – añadía el alcalde – la voluntad es que este y otros muchos asuntos tuvieran la unanimidad de la corporación. Así la fiesta del orgullo, gobernando unos y otros se ha convertido en referencia y un potencial económico destacable "y la clave está en la libertad de participación".