Puertollano

En un auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puertollano

Desestimada una segunda denuncia sobre la retirada de multas a hosteleros de Puertollano

El auto considera que “de la documental aportada no se desprenden indicios de la comisión de un delito de prevaricación, ni de ningún otro”

La Comarca

27/06/2017

(Última actualización: 27/06/2017 20:11)

Imprimir

En un auto dictado el pasado 12 junio al que ha tenido acceso La Comarca, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puertollano desestima un recurso de reforma y confirma por segunda vez el sobreseimiento provisional de las actuaciones contra el concejal del ayuntamiento de Puertollano, Jesús Caballero, por la presunta retirada de multas a hosteleros en los años 2013 y 2014 que, por otra parte, en estos momentos están siendo analizadas por una comisión informativa del ayuntamiento de Puertollano.

El escrito judicial recuerda que el pasado 31 de enero de 2017 se formulaba “anónimamente” una denuncia por un presunto delito de prevaricación administrativa contra este edil, por la supuesta retirada de multas y se dictó un primer auto en el que se acordaba la incoación de diligencias previas y, al mismo tiempo, el archivo de las actuaciones.

Posteriormente, y ya con fecha 2 de mayo de 2017 un hostelero de la localidad, formulaba un recurso de reforma y subsidiario de apelación, como acusación particular, contra el auto de sobreseimiento dictado el pasado 24 de febrero de 2017 que ahora ha sido desestimado después de que el Ministerio Fiscal se interesase por la confirmación de la resolución recurrida.

En su recurso, el recurrente indica que, “de confirmarse la retirada de dichas denuncias a hosteleros” se le ocasionaría un agravio comparativo “por crear desigualdades entre los empresarios de la localidad ya que con fecha 22 de febrero de 2017 se le impuso una sanción de 750 euros por infracción de la normativa municipal reguladora de las terrazas.

A este respecto, el auto considera que dicho hostelero “no ostenta la condición de perjudicado o víctima de la infracción penal denunciada. De ningún elemento se infiere que se le hayan impuesto multas indebidas: ni siquiera el recurrente alega que no hubiera cometido la infracción administrativa. En consecuencia, no puede actuar como acusación particular, pudiendo hacerlo, si así lo deseare, como acusación popular”.

La juez, Celia Valdivia Parra, añade a su auto que “el recurso de reforma no debió ser admitido a trámite” ya que el denunciante “no se personó en debida forma como acusación popular”. Por lo que considera que “una vez admitido, la única solución es su desestimación” ya que, por otra parte, “de la documental aportada no se desprenden indicios de la comisión de un delito de prevaricación, ni de ningún otro”.

No obstante, el hostelero denunciante ha anunciado en las redes sociales que “esta decisión judicial ha sido recurrida ante la audiencia provincial”.