Puertollano

Comunicado de prensa

IU denuncia el estado de "abandono" y la "falta de limpieza" en barrios periféricos de Puertollano

La Comarca

13/06/2017

(Última actualización: 13/06/2017 18:47)

Imprimir

El grupo municipal de Izquierda Unida denuncia en un comunicado de prensa el estado de "abandono" y la "falta de limpieza" en barrios periféricos de Puertollano, incluso la aparición de plagas de cucarachas o roedores en zonas como la Calle Zaragoza.

Bajo estas líneas les dejamos el comunicado de prensa en su totalidad:

El pasado jueves, nuestros concejales visitaron el barrio del Poblado, tal y como vienen haciendo desde que comenzó la legislatura con todos los barrios de nuestra ciudad para reconocer en primera persona la situación en la que éstos se encuentran.

Después de hablar con parte de la directiva, recorrimos íntegramente el barrio para constatar lo que venimos sufriendo en todo el municipio y especialmente en la periferia, la evidente falta de limpieza y abandono. Abandono que se ve solventado por los propios vecinos encargados de adecentar sus calles y acerados, en algunas calles ni existe. En aquellos sitios donde los vecinos no han podido o han decidido no intervenir, la imagen es de una ciudad que no se merece Puertollano, aparición de plagas de cucarachas o roedores, como pudimos constatar en la Calle Zaragoza cuyos vecinos ya presentaron un escrito al ayuntamiento y siguen esperando la solución.

Pedimos en la comisión informativa de urbanismo y medio ambiente del día 30 de mayo y en el pasado pleno del 24 de mayo, que se procediera urgentemente al desbroce de la vegetación ya convertida en maleza y que empieza a causar graves problemas de incendios en distintos puntos; barriadas como Libertad, Constitución y Las Mercedes-El Pino son ejemplos del riesgo que supone retrasar la limpieza de la ciudad al mes de junio cuando ya todo está seco.

Trasladamos también esta preocupación a la Dehesa Boyal. Nuestro pulmón verde que no sólo se ha visto afectada por una actuación que creemos excesiva, sino que la empresa a la que se le adjudicó tiene aún hoy los residuos de una tala desmesurada, abandonados a la espera de que, cruzaremos los dedos, no suceda nada.