Manzanares

Obra escrita y dirigida por el profesor del taller Norton Palacio

Final de curso del grupo de teatro de la UP de Manzanares con la representación de “Shaneetay”

Basada en la mitología y cuentos de la tradición oral Wayuú

La Comarca

09/06/2017

(Última actualización: 09/06/2017 19:44)

Imprimir

El grupo de teatro vanguardista de la Universidad Popular de Manzanares ha puesto en escena como acto de final de curso la obra “Shaneetay”, escrita y dirigida por Norton Palacio. Una obra que está basada en la mitología y en cuentos de la tradición oral Wayuú, una tribu indígena que habita la zona de la costa Caribe al norte de Colombia y Venezuela en Sudamérica.

El autor y director de la obra, Norton Palacio, es profesor del taller de teatro de la Universidad Popular de Manzanares, oriundo de la región Caribe donde se basa la obra “Shaneetiy”, Palacio explicó “que es una obra que toca mucho mi fibra sensible”, puesto que en sus genes hay algo de mestizaje con la tribu indígena que habita la zona de la costa Caribe, de hecho su padre era mestizo, informando que cuando la escribió quiso expresar el realismo mágico de su región y mostrar una obra con la estructura de las primigenias tragedias griegas del Siglo IV a.c. en Atenas, hermanando ambas culturas mitológicas.

Di igual manera Norton Palacio indicaba que también se pretende denunciar un problema que sobre todo las mujeres de la tribu sufren, como es la colonización de esta tierra por una multinacional que explota en sus predios una de las minas de carbón a cielo abierto más grandes del mundo, que desvía los pocos cauces de agua que esta desértica zona tiene y además, es concomitancia con los políticos de la región, “les roba las regalías que deberían percibir por esta explotación”, argumentando el director que tienen a sus hijos pequeños muriendo de hambre y de inanición.

Ya el final de la obra que se representó en el Gran Teatro de Manzanares el jueves 8 de junio, intenta representar una manifestación real que las mujeres de la tribu hicieron en 2014 ante el Palacio Presidencial de Colombia, con ataúdes vacíos como en un funeral por niños Wayuús muertos, con el objetivo de llamar la atención de periodistas del mundo entero. Con todo esto el autor, además de crear una obra artística, intenta denunciar un acto a todas luces execrable, que es una finalidad del verdadero teatro.