Nacional

En un comunicado de prensa

CCOO sostiene que "CLH se deshace del convenio y tira por la borda los derechos de sus trabajadores"

La empresa, que registra unos beneficios millonarios, saca tajada de la reforma laboral y deja a la plantilla sin uno de sus bienes más preciados.

CLH, empresa que se dedica al almacenamiento y transporte de productos petrolíferos, vuelve a hacer uso de la reforma laboral del Partido Popular para deshacerse del convenio colectivo. Pese a que en el primer trimestre de 2016 obtuvo unos beneficios de 40 millones de euros, la compañía ha decidido meter presión a la plantilla y no prorrogar la ultractividad un año más. Tras dieciocho meses de infructuosa negociación, el 31 de diciembre decaerá el convenio y perderá su vigencia. CCOO prepara un calendario de movilizaciones para tratar de reconducir la situación

La Comarca

29/12/2016

(Última actualización: 30/12/2016 11:02)

Imprimir

Comunicado de prensa de CCOO de Industria:

CCOO de Industria no ha querido acabar con los derechos de los trabajadores y trabajadoras de CLH a cambio de unos despojos. Por eso, se negó a aceptar la intención de la empresa de excluir del convenio colectivo a todo el personal técnico y a modificar la garantía de empleo, tal y como se lo exigía la compañía. La multinacional respondió a la firmeza de los sindicatos con la decisión de dejar morir el convenio el 31 de diciembre, haciendo uso de la dañina reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy.

No está claro lo que ocurrirá a partir de ahora con las condiciones laborales de 1.100 personas. En el comunicado que el 23 de diciembre CLH envió a su plantilla para comunicarle su decisión, la empresa aseguraba haberse esforzado por alcanzar un acuerdo “beneficioso para todos”. Pero lo cierto es que durante año y medio no dejó de presionar a los representantes de los trabajadores y trabajadoras con la posibilidad de que el convenio moriría si no se alcanzaba el acuerdo que quería a cambio de avances insignificantes.

Durante ese tiempo, CCOO no eludió el diálogo ni la negociación, aunque no fuera en igualdad de condiciones. Presentó varias contrapropuestas para tratar de prorrogar el periodo de ultractividad y seguir hablando en 2017 sin prisas y sin presiones, pero la actitud de CLH impidió alcanzar un acuerdo. La empresa tensó tanto la cuerda que prefirió dejar caer el convenio colectivo que regula las condiciones laborales de su plantilla antes de modificar sus planes.

CCOO de Industria sabe que llegados a este punto lo poco que queda son las acciones de protesta. La plantilla no puede permanecer callada ante un hurto de estas dimensiones. El sindicato tomará medidas drásticas y trabajará para crear un frente común que elabore un calendario de paros y movilizaciones.

CCOO exige a CLH que cambie su comportamiento, que de un giro de 180 grados a su política negociadora y que recupere el sentido común para restablecer la normalidad en los centros de trabajo. A este sindicato le parece incomprensible que la empresa se cebe precisamente con los que han llevado a CLH a ocupar una situación privilegiada.