Cultura

Poema de Antonia Navarrete Lebrato para despedir el año 2016

Adiós, dos mil dieciséis

Antonia Navarrete Lebrato

28/12/2016

(Última actualización: 28/12/2016 20:47)

Imprimir

Ya te marchas de mi lado,

no quiero que se te olvide

momentos que fueron malos

y me dejaron muy triste.

Tú te marchas por la senda

que el destino te ha marcado,

y te has llevado la cesta

de mi tiempo tan sagrado.

Te lo advertí muchas veces,

te pregunté tus secretos,

y siempre fue indiferente

las respuestas con silencios.

Ha llorado todo el mundo

sin tener culpa de nada,

quizás es porque en algunos

se confunde la mirada.

Se han levantado los hombres

con lágrimas en la cara,

buscando acallar el hambre

de una guerra tan malvada.

Quizás no tengas la culpa

de la pena que me embarga.

Quisiera hacerte preguntas

y nadie me da la cara.

Pero quiero agradecerte

esta suerte que yo tengo,

de ser mujer tan valiente

mientras me miro al espejo.

Yo me siento muy dichosa

cuando puedo despedirme

de esta noche tan hermosa

de corazones sensibles.

Soy como la nube blanca

que va escribiendo sus versos

mientras navega en la barca

repartiendo siempre besos.

Antonia Navarrete Lebrato, diciembre 2016