Cultura

En el Palacio Real de Madrid

Exposición “Carlos III. Majestad y Ornato en los escenarios del Rey Ilustrado”

Hasta el 31 de marzo de 2017

José Belló Aliaga

19/12/2016

(Última actualización: 20/12/2016 11:24)

Imprimir

Hasta el día el 31 de marzo de 2017, se podrá visitar, en la Sala de Exposiciones Temporales del Palacio Real de Madrid, la exposición “Carlos III. Majestad y Ornato en los escenarios del Rey Ilustrado”, organizada por Patrimonio Nacional con el patrocinio de la Fundación Banco Santander.

La muestra cuenta con 131 obras emblemáticas y programas decorativos relacionados con Carlos III, que no han podido ser contemplados de manera conjunta desde el siglo XVIII.

Soberano ilustrado

Soberano ilustrado y, como tal, mecenas de las artes, el Monarca constituye el referente más indiscutible en la fértil relación que han mantenido la Corona y la Cultura en España durante la Edad Moderna. Su gobierno, además de las grandes obras públicas que promovió, supuso la intervención estatal en aspectos estéticos a una escala amplia y variada. Pero sin duda donde con más claridad se perciben tales innovaciones es en el propio entorno del Monarca, en el arte cortesano creado bajo su directo mecenazgo.

Obras

Algunas de las obras no han sido mostradas al público en los últimos años o proceden de colecciones extranjeras de difícil acceso. Además, es la primera vez que se muestra el Retrato de Carlos III, pintado por Mengs y regalado por el Monarca al Rey Federico V de Dinamarca en 1765.

También se puede contemplar el conjunto pictórico, siguiendo el esquema del Ciclo de la Pasión de Mengs, del dormitorio de Carlos III con las obras de devoción privada que el Rey llevaba consigo en las distintas jornadas, entre las que se encuentran las de la Colección del Duque de Wellington.

Estas obras artísticas, que servían para la vida cotidiana del Rey y su familia, estaban pensadas tanto para fines funcionales, como ornamentales y representativos: su calidad, su magnificencia y suntuosidad, su tono cosmopolita constituían toda una declaración de poder. Expresaban no sólo la majestad del Rey, sino la de la vasta monarquía simbolizaba en su persona. En sus palacios –tanto el de Madrid como el de los cuatro Sitios Reales donde la corte pasaba cada estación del año- se expresaba esta alianza entre el poder y la ilustración mediante todas las bellas artes: la pintura con figuras como Giambattista Tiepolo, el ya mencionado Mengs y todos sus discípulos españoles, entre ellos el incipiente genio de Francisco de Goya; las artes decorativas merced a las Reales Fábricas de tapices, de porcelana y piedras duras, de cristales y de relojes, y a los talleres dirigidos por diseñadores como Mattia Gasparini.

Reconocibles aún en los palacios, pero en gran medida dispersas en nuestros días, debido a la misma evolución de la vida cortesana y a los avatares históricos, las obras ornamentales creadas para expresar la magnificencia de Carlos III constituyen uno de los tesoros culturales más deslumbrantes de nuestra Historia Moderna. Así, Patrimonio Nacional plantea en esta exposición una nueva lectura y permite reconocer la importancia de esta página esencial en el acervo histórico-artístico español.

Conjuntos decorativos únicos

Igualmente, se exponen conjuntos decorativos únicos -dispersos desde el siglo XVIII- como la “pieza de comer” del Palacio Real de El Pardo, con tapices realizados sobre cartones de Goya; o imponentes instalaciones históricas, como el túmulo funerario instalado en el Salón del Trono del Palacio Real a la muerte de Carlos III.

La exposición

La exposición recupera conjuntos singulares en Europa que habían permanecido hasta ahora desmontados y almacenados, como, por ejemplo, la tapicería y el mobiliario del dormitorio del Monarca.

La exposición se estructura en las siguientes secciones: Sitios Reales – Sala 1; El Real Dormitorio de Carlos III – Sala 2; Los Tipos Populares de Lorenzo Tiepolo – Sala 3; La Pintura mural – Sala 4; El Rey «de monte en monte» - Sala 5; “Lo chinesco” -Sala 6; Reales Fábricas – Sala 7; Las porcelanas de la Real Fábrica de Su Majestad Católica – Sala 8; Carlos III y los talleres reales – Sala 9 y La muerte del Rey.

Esta exposición continúa la línea de exposiciones emprendida por Patrimonio Nacional, que pretende profundizar el conocimiento de los fondos que constituyen las Colecciones Reales, además de resaltar la labor de mecenazgo y coleccionismo de los distintos Reyes de España a lo largo de la historia.