Región

Ha tenido gran aceptación entre los participantes

Arranca el programa de terapias asistidas con perros para la estimulación de personas mayores en residencias de la región

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha destacado que se trata de un programa “terapéutico-rehabilitador” con una técnica innovadora a través de perros especialmente adiestrados que actúan como co-terapeutas junto con técnicos formados al efecto

La finalidad del programa es potenciar la autonomía personal a través de la figura del perro, que actúa como un potente estimulador del lenguaje verbal y no verbal, además de mejorar la afectividad, las emociones y los procesos cognitivos de las personas mayores participantes, generalmente aquejadas de Alzheimer

La Comarca

19/12/2016

(Última actualización: 20/12/2016 11:24)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha iniciado desde la Consejería de Bienestar Social un programa de terapias asistidas con perros para la estimulación de personas mayores en centros residenciales de la red regional, que ha tenido gran aceptación entre los mayores participantes, por lo que empieza la fase de formación de técnicos para implantarlo en el resto de provincias de la región.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha destacado que estas terapias se desarrollan a cargo de técnicos de la asociación GUDCAN y se encuadran en el Marco de Envejecimiento Activo de Castilla-La Mancha y más concretamente en el Eje de Prevención de la Dependencia y Promoción de la Autonomía Personal.

Se trata de “un programa terapéutico-rehabilitador con una técnica innovadora a través de perros específicamente adiestrados y preparados que actúan como co-terapeutas junto con técnicos formados al efecto”. Se realizan sesiones de 50 ó 60 minutos de duración con grupos de ocho participantes. Estos son, generalmente, personas mayores con Alzheimer que se encuentran en un estadio inicial.

“La finalidad es potenciar la autonomía en la persona mayor a través de la figura del perro, que actúa como potente estimulador de lenguaje verbal y no verbal, favoreciendo la mejora socio-afectiva, emocional, comportamental y cognitiva de las personas mayores con Alzheimer, impulsando así cambios positivos en las situaciones en las que se encuentran”, ha señalado la consejera.

Es un proyecto que se desarrolla, hasta el momento, en cuatro residencias de mayores de la provincia de Cuenca, pero se está trabajando en la formación de técnicos y de perros de terapia para ampliar al resto de provincias de Castilla-La Mancha y así posibilitar la ampliación de este tipo de actuaciones terapéuticas en todo el territorio regional.

Este proyecto ha tenido una gran aceptación por parte de los centros residenciales donde se desarrolla, generándose un buen ambiente entre el equipo de GUDCAN y el personal de atención residencial, ya que ha permitido mejorar los resultados en los cuidados diarios de las personas residentes que han participado en el proyecto.