Región

Situada en una zona céntrica de Talavera de la Reina (Toledo)

Aurelia Sánchez reconoce la labor de la residencia para mujeres en riesgo de vulnerabilidad social ‘Santa Lioba’ de Talavera de la Reina

La consejera de Bienestar Social ha visitado el centro, gestionado por el Instituto secular San Bonifacio, para conocer de cerca el trabajo que desarrolla en la acogida de mujeres en riesgo de exclusión, como recurso que forma parte de la Red de Apoyo a Personas Sin Hogar del Gobierno de Castilla-La Mancha

Aurelia Sánchez ha destacado que la estancia media de las mujeres con sus hijos en el centro es de unos 13 meses, tiempo que necesitan para rehacer su vida y encontrar un trabajo que les permita emanciparse, al carecer de red de apoyo familiar en la mayoría de los casos

La Comarca

04/12/2016

(Última actualización: 05/12/2016 09:26)

Imprimir

Las mujeres que residen en la Casa ‘Santa Lioba’ de Talavera de la Reina (Toledo) permanecen en ella durante unos 13 meses, después de haber vivido una situación personal traumática que las ha colocado en situación de vulnerabilidad social, al frente de sus hijos y sin trabajo.

Así lo ha podido constatar la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez en la visita que ha realizado a las instalaciones de la residencia para mujeres en riesgo de vulnerabilidad social Casa ‘Santa Lioba’, gestionada por el Instituto secular San Bonifacio, que tiene su casa matriz en Alemania.

Dispone de 15 plazas de alojamiento, en las que viven cinco mujeres, tres bebés y siete menores, que son atendidas por un equipo profesional liderado por la directora del centro, Ágeda Gil, y tres profesionales, que atienden en el centro los casos de las mujeres que son derivados por los Servicios Sociales de atención primaria de la Consejería de Bienestar Social.

La Casa ‘Santa Lioba’ es un dispositivo de alojamiento de carácter residencial dirigido a mujeres con menores a su cargo, con cargas familiares no compartidas en situación de vulnerabilidad social. Es uno de los recurso sociales de la Red de Atención a Personas Sin Hogar, financiados por la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha dentro el Plan Regional de Integración Social (PRIS).

La directora y las profesionales de Casa ‘Santa Lioba’ han mostrado a la consejera cada una de las estancias del centro, acompañadas por el director provincial de Acción Social y Cooperación, Ramón Lara; el delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha en Talavera, David Gómez, y el director provincial de Bienestar Social en la provincia de Toledo, Gregorio Gómez.

Itinerario de integración

Las profesionales han descrito cómo el proceso de apoyo a estas mujeres comienza con la escolarización de sus hijos. Una vez cubiertas las necesidades educativas y sanitarias de los menores, las profesionales de Casa ‘Santa Lioba’ realizan el acompañamiento de la madre en el camino de reconstruir su vida para enfrentarse a la responsabilidad de ser cabeza de familia, para lo que inician un itinerario de inserción social y laboral, que empieza con el aprendizaje del idioma cuando se desconoce y continúa con el desarrollo de habilidades para la búsqueda de trabajo, que acabará dándoles acceso al alquiler de una vivienda que permita a la familia vivir de forma autónoma. El acompañamiento continúa durante el tiempo necesario, fuera del centro, para garantizar el éxito de la inserción social y en este tiempo se crean vínculos de las mujeres con la casa que perduran en el tiempo.

Red de Atención a Personas Sin Hogar

La consejera ha destacado la ”importancia de la colaboración estrecha con las entidades del Tercer Sector”, que se materializaba el pasado año en la financiación de 13 proyectos de inclusión social dentro del PRIS (Plan Regional de Integración Social), llevados a cabo por las entidades Caritas Diocesana, Medicus Mundi, Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, Instituto Secular San Bonifacio y el Ayuntamiento de Albacete.

Aurelia Sánchez ha confirmado que la Red Regional de Atención a Personas Sin Hogar del Gobierno de Castilla-La Mancha dispone de un total 329 plazas, que atienden en 2016 a un total de 6.511personas sin hogar, gracias a la “colaboración con las entidades del Tercer Sector que gestionan estos centros”.

La Red de Atención a Personas Sin Hogar en Castilla-La Mancha está formada por seis Recursos de Atención de Urgencia, que disponen de 174 plazas que tienen como objetivo “dar acogida y manutención a personas que se encuentran en situación de urgencia social, ante la carencia de alojamiento propio o la imposibilidad de permanecer en su domicilio” y “ofrecen servicios de atención asistencial durante un periodo máximo de siete días”. Este tipo de recursos de urgencia atienden a 5.785 personas sin hogar.

Por otro lado, la Red dispone de siete Dispositivos de Atención Residencial, con 155 plazas, financiados igualmente por la Consejería de Bienestar Social que prestaron servicio a 726 personas sin hogar que se encuentran “en procesos de inclusión social” por un periodo máximo de 18 meses, supeditados al itinerario de inclusión social establecido para cada persona.