Puertollano

Este sábado, día 3 de diciembre

Un sacerdote y un minero homenajeados en el XXI Festival Homenaje al Minero en Puertollano

Organizado por la “Agrupación folclórica Virgen de Gracia” de Puertollano y en el que participarán el “Grupo de Danzas San Pedro Gaíllos” de Segovia y la “Agrupación Folclórica Alcazaba” de Almería

José González Ortiz

02/12/2016

(Última actualización: 03/12/2016 19:09)

Imprimir

Este sábado, día 3 de diciembre, tendrá lugar en Puertollano el “XXI Festival Homenaje al Minero” que organiza la “Agrupación folclórica Virgen de Gracia” de Puertollano y en la que participarán el “Grupo de Danzas San Pedro Gaíllos” de Segovia y la “Agrupación Folclórica Alcazaba” de Almería. Colaborando también en este evento la Banda Sinfónica Municipal de Puertollano.

En éste “XXI Festival Homenaje al Minero” se le hará un homenaje al minero Hilario Prieto Benítez y al sacerdote e historiador Mariano Modéjar Soto (Entre otras publicaciones: “Breve Historia de Puertollano”…), además de haber sido profesor en la Escuela de Formación Profesional de Puertollano y párroco de la Iglesia de la barriada minera de Asdrúbal, por otro lado querido amigo y profesor del que suscribe estas líneas. El minero homenajeado, nació el 24 de mayo de 1925 en Villanueva del Duque (Córdoba) y comenzó con 18 años a trabajar como ayudante de entibador en la Mina Diógenes donde estuvo nueve años y en donde adquirió la categoría de primer oficial entibador. En 1952 se inicia en el Pozo San Francisco como entibador hasta el año 1956 que ingresa en el Pozo María Isabel. Desde 1956 al 1958 regresa de nuevo a la Mina Diógenes y el 8 de abril de 1958 comienza su actividad en la Mina La Razón de vigilante de primera de interior y finalizará el 7 de diciembre de 1966 donde causará baja debido a la crisis laboral. Por otro lado ganó un 2º Premio en el Concurso de Entibadores que se realizó en el Paseo San Gregorio representando a la “Mina la Habichuela” (Pozo San Francisco) en el año 1952. Toda una vida trabajando en la mina al igual que tantos mineros sufridos y anónimos y que tanto contribuyeren a la prosperidad de Puertollano y unos tiempos verdaderamente difíciles.