Comunicado del área de Sanidad e Igualdad de Podemos CLM con motivo del día mundial de la lucha contra el sida

La Comarca

01/12/2016

(Última actualización: 04/12/2016 08:56)

Imprimir

Hoy se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el sida con el objetivo de concienciar sobre la importancia de informar y prevenir la enfermedad. Esta fecha se ha convertido en uno de los días internacionales de la salud más reconocidos. Se trata de un día para celebrar logros como el acceso a los servicios de prevención y tratamiento, pero también para recordar a aquellos que han fallecido y a quienes padecen esta enfermedad. Los datos, aún hoy, siguen interpelándonos como sociedad para que ofrezcamos soluciones y, al menos, acabemos con la lacra más visible: la del estigma.

A pesar de los importantes avances científicos de los últimos años, la infección por VIH sigue siendo en la actualidad un importante problema de salud pública. Entre 2009 y 2014 se han diagnosticado 19.640 casos de VIH en España. El principal mecanismo de transmisión del VIH son las relaciones entre hombres: en 2015, un 90,5% de los nuevos casos de VIH fueron hombres. Actualmente, la tasa global de nuevos diagnósticos de VIH en España está en niveles similares a los de otros países de Europa occidental, pero ocupamos el tercer puesto en número de casos del continente.

Los avances en la prevención y el tratamiento de la enfermedad sufrieron un grave retroceso con la llegada de la crisis y los recortes. El recorte en prestaciones sociales y en Sanidad en los últimos años, afectó de forma importante a los programas de prevención y control de la enfermedad (desde 2011, se han recortado 10 millones de euros, un 77% del presupuesto, desapareciendo la partida destinada a las CCAA). Como sabemos, este abandono en las campañas de prevención, aumenta el número de nuevas transmisiones y reduce las herramientas necesarias para afrontar el miedo al contagio entre la población.

Por otro lado, la implementación del Real Decreto de 2012 que excluye de atención sanitaria a los inmigrantes en situación irregular, supone un serio peligro para la transmisión, y un aumento de la estigmatización de las personas afectadas, quienes, además de vivir en exclusión social, se encuentran incapacitadas para afrontar la infección por VIH. Los recortes en investigación pública también han frenado el avance en investigación básica, pilar fundamental en el desarrollo de fármacos y terapias innovadoras y, por último, han paralizado la aprobación del Pacto Social por la no discriminación asociada al VIH y al Sida.

Desde Podemos proponemos medidas que se ajustan al nuevo reto de Objetivos del Milenio y a la fórmula 90x90x90:

- Facilitar el acceso a la prueba rápida del VIH en los centros de salud, también en los entornos no clínicos, y apoyar a las entidades sociales que trabajan en programas de detección, luchando así contra su exclusión y discriminación, especialmente en el ámbito laboral.

- Garantizar el acceso universal de todas las personas a las carteras de servicios asistenciales y tratamiento de la sanidad pública, y garantizar la prevención y la atención a las personas enfermas recluidas en prisión.

- Potenciar y homogeneizar la calidad de la asistencia de programas y centros ITS desde una perspectiva de género.

- Garantizar viviendas de apoyo al tratamiento a personas en situación de emergencia social, así como el refuerzo en programas de apoyo psicosocial.

La infección por VIH es una infección que se transmite mayoritariamente por vía sexual, y los adolescentes son un colectivo vulnerable en el que se banaliza el riesgo de contraer la enfermedad. Por ello, sin descuidar otras formas de transmisión, es necesario implantar programas de educación sexual y de prevención de la infección por VIH en los centros educativos que fomenten relaciones de igualdad y conductas sexuales responsables.

En España la prueba del VIH es gratuita y confidencial. Sin embargo, casi el 50% de las personas diagnosticadas de infección por primera vez en 2013 presentaba indicios de diagnóstico tardío. Es esencial la formación de los profesionales sanitarios y de la población sobre la importancia de diagnosticar la infección lo antes posible.

Hoy también es un día para poner de relieve el estigma y la discriminación que sufren los enfermos de VIH. Es necesario que, entre todos y todas, contribuyamos a derribar los mitos existentes, pero para ello no podemos olvidar como los recortes en Sanidad han golpeado a los enfermos y en especial a las personas con VIH. La lucha contra el estigma sólo puede ser efectiva si va de la mano del compromiso en políticas públicas e inversión en tres ejes: prevenir nuevas infecciones, reducir el impacto negativo personal y social de la epidemia y movilizar y coordinar los esfuerzos contra la infección por VIH/Sida.