Ciudad Real

Memoria Histórica Ciudad Real

Comunicado de VOX Ciudad Real sobre el cambio de calles en Ciudad Real

La Comarca

01/12/2016

(Última actualización: 04/12/2016 08:57)

Imprimir

Comunicado de VOX Ciudad Real sobre el cambio de calles en Ciudad Real:

El partido político Vox, según palabras de su secretario general Javier Ortega, "se opone totalmente a esa Ley de desmemoria histórica o de amnesia colectiva a la que quieren someternos a los españoles". Asimismo Ortega alerta de que "hay quienes hacen ingeniería ideológica para -bajo la apariencia de cerrar heridas- promover el guerra civilismo, es decir, recuperar la lucha entre las dos Españas".

Lo que no es admisible -señala Javier Ortega después de recordar que "en los dos bandos se produjeron hechos deplorables"- es que "algunos, desde su ideología de extrema izquierda y marxista, hayan querido imponer una ley que lo que pretende es hablar de vencedores ideológicos, de buenos y malos, poniendo en este caso como vencedores morales a los del bando republicano y como indignos no merecedores de reconocimiento a los que lucharon en el bando nacional".

Esta ley se aprobó por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y ha sido mantenida en su totalidad por la mayoría absoluta del Partido Popular.

Sectarismo en Ciudad Real

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora miembro del PSOE, es la primera alcaldesa de Ciudad Real que acudió, el 1 de noviembre de 2015, a un acto de exaltación de uno de los dos bandos enfrentados en la guerra civil, en particular al bando republicano, olvidando a los cientos de víctimas ciudadrealeñas asesinadas en el bando contrario por las milicias republicanas, incluidos muchos mártires beatificados por la iglesia católica destacando el Obispo Estenaga.

La actitud sectaria de la izquierda y la pusilanimidad de PP y Cs, condenan a Ciudad Real a una visión sesgada de su propia historia

En VOX instaremos todos los procedimientos encaminados a anular todo este absurdo proceso dirigido a enfrentar nuevamente a los españoles y en particular a los ciudadrealeños.

Desde VOX Ciudad Real consideramos hipócrita el voto del Partido Popular a favor de eliminar las calles de Belchite, Brunete, Santa María de la Cabeza y Simancas, y consideramos que Ciudadanos, que también votó a favor de la eliminación de esas calles, denota su neutralidad e insípida ideología que les llevó a abstenerse en la moción promovida por la izquierda que inicio todo este absurdo proceso.

Proceso

A través de una moción del partido Ganemos (Unidad Popular), hoy PODEMOS, en el ayuntamiento de Ciudad Real, aprobada en el pleno ordinario de enero de 2016 con los votos de la coalición de unidad popular como proponente y el voto a favor del PSOE, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del grupo municipal popular, se constituyo la mesa de memoria histórica el 5 de mayo de 2016 que pretendía analizar denominaciones, calles y monumentos en dicha mesa, pasándolas por el tamiz de Ley de Memoria Histórica.

La moción solicitaba el cambio de nombre de todas las calles del municipio que hicieran referencia a la dictadura franquista o cualquiera de sus promotores, inspiradores o personas que ejercieron algún tipo de poder durante la misma; y se procediera a retirar los escudos, placas, títulos, distinciones u honores que se identifiquen durante el estudio que realice la mesa recién constituida.

La solicitud genérica presentada no se adapta de manera estricta a lo establecido en la Ley de Memoria Histórica en su artículo 15 y es una solicitud arbitraria y no conforme a derecho.

Ninguna de las calles que se pretenden quitar a día de hoy pasa el tamiz de la Ley de Memoria Histórica, se trata de personajes públicos vinculados a la ciudad y a su historia como el fundador del periódico Lanza, o denominaciones no ofensivas, acontecimientos de guerra que no ensalzaban la victoria sino la resistencia, o hechos de memoria que no pueden ofender.

El gran cambio de calles de Ciudad Real ya se produjo hace décadas a raíz de un acuerdo del pleno del 29 de diciembre de 1982 del ayuntamiento de Ciudad Real presidido por el alcalde Lorenzo Selas que en ese momento era de UCD, la siguiente legislatura fue de AP, la siguiente independiente y en su última legislatura se hizo del PSOE (un político muy polifacético).

Hasta ese momento en el callejero de Ciudad Real pervivían denominaciones herederas de la Guerra Civil como plaza del Alférez Provisional (Puerta de Alarcos), plaza del Generalísimo (plaza Mayor), plaza de José Antonio (plaza de la Constitución), plaza de Calvo Sotelo (plaza de España), calle comandante López-Guerrero, (Libertad) calle Capitán Cortés (Pedrera Baja), avenida de los Mártires (calle Alarcos), avenida del Imperio (avenida de Alfonso X 'El Sabio') o Ruiz de la Hermosa (calle San Francisco).

Las calles que hoy se quieren cambiar, no fueron modificadas en su momento porque se consideró que no producían agravio alguno ni constituían ensalzamiento de ningún bando, sino que eran o personajes públicos vinculados a la ciudad, o denominaciones no ofensivas, acontecimientos de guerra que no ensalzaban la victoria sino la resistencia o hechos de memoria que no podían ofender.

Ayer, día 29 de noviembre, la Mesa de Memoria Histórica aprobó la eliminación de la denominación del pasaje Gutiérrez Ortega, las calles Vicente Galiana, José María Aparicio Arce, Gregorio Sánchez-Puerta, Belchite, Brunete, Santa María de la Cabeza y Simancas y la plaza Merry del Val.

La retirada de las calles Belchite, Brunete, Santa María de la Cabeza y Simancas, contaron con el voto unánime de todos los partidos, incluidos Ciudadanos y Partido Popular. En este último caso todos los nombres se refieren a hechos de guerra donde los republicanos conquistaron las plazas pero la resistencia fue heroica, en ninguno de estos nombres se exalta la victoria sino la resistencia que terminó en represión y en muchos casos en fusilamientos de las personas que se resistieron al embate de las milicias republicanas.

Además, se ha aprobado la retirada de una placa en el grupo de viviendas de la Obra Sindical del Hogar Vicente Galiana, dedicada a Vicente Galiana Utrilla, fundador de Falange Española de Daimiel, primer presidente de la Junta Provincial de Falange de Ciudad Real, asesinado en Madrid en 1936.

Los nombres de la polémica:

-Pasaje Gutiérrez Ortega

José Gutiérrez Ortega, fundador y director hasta su muerte del diario LANZA fundado el 20 de mayo de 1943.

Casado en Ciudad Real con María del Carmen Pérez Fernández, fue padre de tres hijos, siendo la persona que fundó el diario “Lanza” en 1943, y la desaparecida “Hoja del Lunes”, donde ocupó el cargo de director de ambas publicaciones hasta su fallecimiento ocurrido a la edad de 55 años, el 30 de noviembre de 1969. Al cumplirse el XXV aniversario de la fundación del diario “Lanza”, fue nombrado hijo adoptivo de Ciudad Real.

Varios años después de su muerte, el director del Instituto Nacional de Previsión propuso en 1972, que la nueva calle que se estaba construyendo y uniría la Avenida de Rey Santo con la de calle Alarcos, llevará el nombre de Gutiérrez Ortega, al ser uno de los promotores de ella. En el último pleno municipal del año 1972, celebrado el 29 de diciembre, se aprobó dar el nombre de José Gutiérrez Ortega al pasaje que uniría ambas calles.

José Gutiérrez Ortega nació en Jabalquinto (Jaén), en 1914, y estudio en Granada, donde obtuvo las licenciaturas de Derecho y Filosofía y Letras. Creo en 1932 en Granada, la delegación provincial de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS), de la que fue Consejero Nacional, que se fusionó con la Falange Española de José Antonio Primo de Rivera en febrero de 1934; Triunviro Provincial de Falange Española de las JONS en 1934, fundador y primer jefe del S.E.U. en Granada, fue también director del semanario “Patria” en esta capital andaluza (1935-1938).

Durante la Guerra Civil Española fue alférez provisional de la Legión, donde ascendió a Teniente. Llegó a Ciudad Real en 1940, como delegado provincial del Instituto Nacional de Previsión. Desde su llegada a la capital de la Mancha, formó parte del Consejo Provincial del Movimiento, habiendo desempeñado la Subjefatura Provincial, pasando después ocupar la Jefatura Provincial de F.E.T. y de las J.O.N.S. el 4 de noviembre de 1942, cargo que ocupó hasta noviembre de 1944. Al cesar como Jefe Provincial, continuo como consejero de F.E.T. de las J.O.N.S., siendo designado después diputado provincial y vicepresidente de la Corporación Provincial, desempeñando la presidencia de la Diputación durante varios meses, hasta que fue nombrado nuevo titular de la misma. Fue delegado provincial de la Vieja Guardia, miembro de número del Instituto de Estudios Manchegos y vocal de la Junta Provincial de Información y Turismo. También fue presidente de la Asociación de Prensa en nuestra provincia y vocal del Consejo Directivo de la Federación Nacional de la Asociación de Prensa. Poseía varias condecoraciones tanto militares como políticas.

Historia del Diario Lanza

El diario decano de la provincia de Ciudad Real “Lanza”, publicaba un especial sobre sus setenta años de existencia el jueves 20 de junio de 2013, un diario que forma parte de la historia de Ciudad Real. El diario Lanza es titularidad de la Diputación de Ciudad Real presidida desde hace más de una década por el PSOE.

Al finalizar la guerra civil española en el 1939, la provincia de Ciudad Real no contaba con ningún periódico. En 1943, el Jefe Provincial de Falange, José Gutiérrez Ortega, aprovecha su amistad con el entonces Delegado Nacional de Prensa, Juan Aparicio para poner en marcha el proyecto de un periódico en nuestra provincia. Al final se concedió el permiso para publicar el periódico al consejo Provincial de Ordenación Económica y Social, dependiente de la Jefatura Provincial de FET y de la JONS, pasando posteriormente en 1951 a depender de la Diputación Provincial de Ciudad Real.

El título que se optó para el nuevo periódico provincial fue el de “Lanza”, por dos razones. La primera que el nuevo periódico no debería tener más de dos sílabas, para que fuese asimilado y voceable por los vendedores, ya que hay que tener en cuenta que en aquellos años existían vendedores callejeros de periódicos. La segunda es que el titulo pudiese evocar, de algún modo a la Mancha, acordándose que fuese “LANZA” el nombre del periódico. La Lanza fue el arma que Don Quijote utilizó para “desfacer entuertos” y “Lanza” pretendía “desfacerlos”, por lo que se consiguió que su nombre fuera corto, evocador e intencional, al mismo tiempo que tuviera algo de la esencia del Caballero de la Triste Figura.

El 20 de mayo de 1943 a las seis de la tarde resonó, por las calles de Ciudad Real, el pregón de: ¡Ha salido Lanza!, ya que desde el 20 de mayo de 1943 hasta el 30 de noviembre de 1965 el periódico salía a la calle por la tarde, pasando el 1 de diciembre de 1965 a convertirse en matutino.

La plantilla fundadora de “Lanza” estuvo formada por José Gutiérrez Ortega como director, Carlos María San Martín López como subdirector (padre del famoso periodista Eduardo San Martin), Cecilio López Pastor como redactor-jefe, Antonio Barriopedro García, Luis Cavanillas Ávila y Elías Gómez Picazo como redactores y Luis Morales Sánchez-Cantalejo como redactor gráfico. Como colaboradores fijos estaban: Dulce-Néstor Ramírez Morales, Santos Huélamos Santos, Ponciano Montero, Ramón Morales Sánchez-Cantalejo y el Rvdo. Sr. D. Felipe Lanza Rodríguez. La administración del periódico estaba formada por Fulgencio Sánchez de la Nieta como administrador, Manuel González Díaz como oficial, Vicente Castillo Serrano como auxiliar y como colaborador administrativo Fernando Martínez Valencia.

El diario Lanza comenzó a redactarse y publicarse en las instalaciones de la desaparecida “Editorial Calatrava”, en la calle Calatrava, 10, unas instalaciones que eran alquiladas, pasando a tener sede propia en 1963 en la calle Libertad, 5 y posteriormente en 1987 en su actual sede de la Ronda del Carmen S/N.

Desde la aparición de “Lanza” en 1943 el periódico ha tenido seis directores: José Gutiérrez Ortega (1943-1969), Carlos María San Martín López (1969-1982), Jesús Maria Zuloaga López (1982-1986), José Antonio Casado Corrales (1986-1995), Luis Antonio Navarrete Sosa (1995-1999) y Laura Espinar Sánchez (1999-2013).

“Lanza” se ha modernizado con el tiempo, comenzó a publicarse en 1943 con el yugo y las flechas en la cabecera, a esta cabecera se la añadió en 1959 el escudo provincial y en diciembre de 1965 desaparecen de la cabecera tanto el yugo y las flechas como el escudo provincial, apareciendo solo a partir de entonces el titulo de LANZA y el subtítulo de “Diario de la Mancha”.

La innovación técnica más importante en el diario, se produciría en el año 1987 al abandonar la impresión en plomo, gracias a la adquisición de una rotativa Creusot-Loire, iniciándose la impresión en “offset”. Esto facilitó que el diario, que desde su fundación en 1943 había editado su portada en blanco y negro, pasara hacerlo en color a partir del 13 de noviembre de 1996.

“Lanza” daría el salto digital en el año 2000 con su presencia en la red a través de lanzadigital.com y desde hace dos años tiene en la red al servicio de los ciudadanos, su hemeroteca que resume los acontecimientos de la historia de Ciudad Real y su provincia en estos últimos setenta años y que resulta repasarla, un ejercicio apasionante.

-Monumento al Alférez Provisional

La realización de este monumento en nuestra ciudad se remonta al año 1966, cuando el pleno municipal que se celebró el 15 de octubre del citado año, aprobó la realización de un monumento a la figura del Alférez Provisional y dedicarle una plaza, nombre que recibió la actual Puerta de Alarcos.

El consistorio capitalino de aquellos años, decidió encargar el monumento al escultor Marino Amaya, nacido en Astorga (León) y uno de los escultores que tiene más obra pública en España. El monumento en sí, es un monolito de piedra ante el cual aparece la escultura realizada en bronce del Alférez Provisional sobre un pedestal, con los brazos elevados mirando al cielo y que porta en sus manos una gran espada. Se completaba el monumento con la siguiente inscripción dedicatoria: “Ciudad Real al Alférez Provisional

Este monumento se colocó en la puerta del Parque de Gasset, delante del desaparecido muro de piedra, siendo inaugurado el sábado 23 de septiembre de 1967, con asistencia de las autoridades civiles y militares de nuestra provincia y el General de División, D. Alfonso Pérez Viñeta, que se desplazó desde Madrid en representación del Capitán General de la Región Militar a la que pertenecía Ciudad Real.

Años más tarde en el año 2003 se procedió a remodelar la Plaza de España, lugar donde se encuentra el edificio del antiguo Regimiento de Artillería, actual Rectorado de la Universidad de Castilla-La Mancha, acordando la corporación municipal el ubicar en esta plaza el monumento del Alférez Provisional, lugar donde continua. Al colocarlo en este sitio se suprimió la inscripción dedicatoria, y para la mayoría de los ciudadrealeños pasa como un monumento dedicado al ejército por su actual ubicación. Una obra de arte en peligro de desaparecer de nuestras calles, en una ciudad tan carente de patrimonio artístico y que puede seguir en su lugar, ya que la ley de Memoria Histórica dice que no se aplicará la misma cuando concurran razones artísticas, y en el monumento al Alférez Provisional concurren estas.

-José Antonio Aparicio Arce

Delegado del SEU en la Facultad de Derecho de Madrid, alcalde de Alcázar de San Juan, procurador en Cortes (1954-1977), presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real (1964-1970), gran cruz de la Orden del Mérito Militar, con distintivo blanco, gobernador civil y jefe provincial del Movimiento de Zamora (1970-1972) y Málaga (1974-1975), consejero nacional por designación del presidente del Consejo Nacional (1972-1974), presidente de la Administración Turística Española (1976-1977).

-Vicente Galiana Utrilla

Fundador de Falange Española de Daimiel, primer presidente de la junta provincial de Falange de Ciudad Real, asesinado en Madrid en 1936. En el grupo de viviendas de la Obra Sindical del Hogar Vicente Galiana se descubrió una lápida en mayo de 1955: “A Vicente Galiana Utrilla, jefe provincial de la Falange manchega, símbolo, ejemplo y estímulo para nuestra permanente acción revolucionaria por una España más justa”.

-Los dos siguientes tuvieron una cosa en común, fueron consejeros de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid. Cometen el pecado de pertenecer a esa Institución que mediante la Constructora Benéfica de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid construyó un grupo de viviendas entre la calle san Antón y la Ronda de Calatrava, como puede verse en la placa de 1962.

-Fernando Merry del Val y García Zapata

Ingeniero buscador de petróleo, fue consejero de la Compañía Española de Petróleos (CEPSA), en la que ingresó en 1930 –al poco tiempo de su creación–. Falleció en Madrid, el 22 de agosto de 1962.

–Gregorio Sánchez-Puerta y de la Piedra

Falangista de primera hora, de la Vieja Guardia de Madrid, miembro del Consejo Nacional de Falange Española Tradicionalista y de las JONS, Consejero Nacional, procurador en Cortes (1943-1957) y delegado nacional de Personal del Movimiento. Murió en Madrid el 23 de agosto de 1962.

-Belchite

La Batalla de Belchite se sitúa en 1937. Belchite era un pueblo codiciado por el frente republicano, un bastión que esperó amargamente a la ofensiva republicana, con nidos de ametralladoras, morteros y más de 3.000 combatientes. Pero la XV Brigada internacional, formada por canadienses, americanos y británicos principalmente, y con la ayuda de la aviación republicana acabó con cualquier esperanza franquista. Belchite, a pesar de su resistencia acabó casi devastada, tan devastada que hoy en día se conserva exactamente como un recuerdo de aquella batalla y de una de muchas guerras que nunca debió suceder.

La embestida republicana contra este pueblo causo más de 5.000 víctimas mortales destacando las bajas del bando franquista

Los republicanos emprendieron el ataque con una superioridad abrumadora (no menos de 120.000 soldados, 200 aviones y más de cien tanques.), que se estrelló frente a la resistencia de fuerzas numéricamente insignificantes, hasta permitir la llegada de algunas tropas y aviones del mando franquista más, que, todavía muy inferiores a los republicanos, bastaron para restablecer la situación. Vale recordar que los voluntarios catalanes del Tercio de Montserrat se distinguieron extraordinariamente en Codo.

-Brunete

Brunete municipio madrileño declarado Bien de Interés Cultural de su conjunto. En Brunete decidieron que debía mantenerse todo el patrimonio histórico del municipio. Un patrimonio que ha sobrevivido, en gran parte, gracias a la labor de reconstrucción de la Dirección General de Regiones Devastadas. Este organismo fue el encargado de reconstruir este municipio en el que se vivió una dura batalla en el mes de julio de 1937 y que quedó casi totalmente destruido.

La obtención de la calificación de Bien de Interés Cultural del conjunto, garantiza que no se robará una parte de la historia a los ciudadanos que viven en Brunete ni a aquellos que lo visiten.

Batalla

Se conoce como batalla de Brunete al conjunto de operaciones desarrolladas, desde el 6 hasta el 25 de julio de 1937, en esta población y otras aledañas del oeste de Madrid durante la Guerra Civil Española. Esta ofensiva lanzada por el Ejército Popular de la República tenía como objetivo disminuir la presión ejercida por las fuerzas sublevadas del bando franquista sobre Madrid y al mismo tiempo aliviar la situación en el frente Norte.

Brunete está considerada como uno de los enfrentamientos más sangrientos de la Guerra civil española. Así mismo, se convirtió en la principal batalla de la guerra civil en cuanto empleo de carros de combate y grandes masas acorazadas, especialmente por su trascendencia técnica para el empleo de los carros de combate.

Ambas partes sufrieron un elevadísimo número de bajas sin que ninguno se alzara con una victoria clara. Víctimas mortales 50.000

-Santa María de la Cabeza

Durante la Guerra Civil, el jienense Santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar, fue escenario de un hecho de armas, que ha quedado vinculado a su historia.

A mediados de Agosto de 1.936, se refugiaron en el palacete de la finca del Lugar Nuevo, en el valle del río Jándula, 65 Guardias Civiles y 15 paisanos, con sus respectivas familias. Días después, se atrincheraba en el recinto sagrado, 165 Guardias Civiles, familiares, 44 paisanos y cuatro Sacerdotes. En total 1.135 personas.

El Capitán D. Santiago Cortés González con anuencia del Capitán Ramírez, más antiguo en el escalafón, los Tenientes Rueda García, Ruano Beltrán y Porto, éste del Cuerpo de Carabineros, y los Alféreces Hormigo y Carbonell, más otras clases del Benemérito Instituto, se erigió en Jefe del Campamento.

Al otro lado de los muros, las milicias abrían fuego desde más de 1.500 fusiles, y la artillería pesada, los morteros y los carros de combate rusos T-26 amenazaban con abrir brecha en las defensas de la Benemérita. Mientras tanto, la aviación republicana surcaba el cielo dejando caer sus bombas. El segundo día de asedio, las tropas republicanas, dirigidas por el Capitán de la Guardia de Asalto y diputado a Cortes por el PSOE, Pedro Martínez Cartón, hicieron llover plomo sobre los sitiados, que aguantaron un intenso cañoneo de 400 bombas. Las izquierdas pretendían liquidar pronto esa pequeña bolsa de enemigos.

Sin embargo, los Guardias Civiles mantuvieron una defensa numantina durante los más de siete meses y medio que se prolongó el largo asedio republicano. Fue angustiosa en muchas ocasiones, la falta de víveres y ropas que se paliaba en lo posible, con los suministros aéreos. El Ejército Nacional proveyó hasta en 157 ocasiones - de las que el Capitán Haya protagonizó 70 -, dejando caer una ayuda que nunca era suficiente para las cerca de 1.200 personas ahí resguardadas.

A pesar de que Franco autorizó la rendición del santuario, por su nulo valor estratégico y puramente sentimental, el Capitán Cortés insistió en su defensa hasta el final.

Tras nueve meses de bombardeo y combates, el 1 de mayo de 1.937 el Ejército Republicano lanzó el ataque final. Superados en número, en proporción de diez a uno, atacada por varios millares de hombres, milicianos y tropa regular. Los Guardias Civiles sucumbieron, que ocupó el cuasi arrasado Santuario de Santa María de la Cabeza.

En el combate, y debido a su pretensión de defender todos los puntos por los que amenazaba con penetrar el enemigo, el Capitán Cortés fue herido mortalmente por el impacto de una granada de artillería. La noticia hizo cundir el desánimo, e inmediatamente después se produciría la rendición. Al día siguiente, el Capitán Cortés fallecía poco después del medio día.

En la visita al Santuario, podemos ver en el monumento a los Caídos, la imagen de la Virgen con la LAUREADA, y debajo el Rombo con el Emblema de la Guardia Civil.

La primitiva imagen de la Virgen de la Cabeza, desapareció durante estos días de asedio del Altar Mayor. La actual imagen de la Virgen data del año 1.944.

El balance de bajas, entre los sitiados, sobrepasó los ciento cincuenta muertos, alcanzando los heridos una cifra cercana a los doscientos cincuenta, tanto entre los combatientes como en la población civil. Los supervivientes quedaron en estado de lamentable depauperación, al que empezaron a poner remedio, humanamente, las tropas sitiadoras.

Se ponía así punto final a uno de los episodios más heroicos protagonizado por la Guardia Civil, concediéndole una CRUZ LAUREADA DE SAN FERNANDO a título colectivo, de las cuatro que se otorgaron en la Guerra Civil Española.

Finalizada la Guerra Civil, el lugar continuaba en ruinas, por lo que el General José Moscardó, que vivió un episodio similar en el Alcázar de Toledo, y que tras la contienda ostentaba el cargo de jefe de la Casa Militar del Jefe del Estado, decidió reconstruir el lugar sacro.

-Simancas

La Guerra Civil Española dio un protagonismo inesperado a este cuartel de Simancas.

En julio de 1936, las fuerzas militares de Gijón se correspondían a las tropas del regimiento Simancas y a las del VIII batallón de ingenieros con guarnición en el cercano cuartel de "El Coto" (a solo unos cientos de metros de distancia). El jefe de este regimiento era el coronel Antonio Pinilla Barceló, comprometido con los rebeldes franquistas. El cuartel se puso de parte de los sublevados y tras la caída del cuartel del Coto se le sumaron los supervivientes del batallón de ingenieros.

Tuvo lugar entonces un asedio que duró hasta el 21 de agosto, en que las milicias anarquistas, comunistas y socialistas, con el apoyo de aviones y artillería, entraron en las ruinas del antiguo colegio. El asalto fue durísimo y la resistencia tenaz. Se sometió al edificio al bombardeo aéreo, al cañoneo de artillería de diferentes calibres y dinamita para derribar los muros del cuartel. La flota del bando golpista acudió en auxilio de los sitiados, especialmente el crucero Almirante Cervera, al cual le fue radiado el famoso mensaje de los defensores: “Disparad sobre nosotros, el enemigo está dentro.”

A este episodio de le conoce como la gesta del Asedio del cuartel de Simancas, convirtiéndose en uno de los mitos de la Guerra Civil por la dureza de los combates y de las circunstancias que en él se dieron.