Región

En la entrega de los premios Francisca de Pedraza, otorgados por la Asociación de Mujeres Progresistas de Alcalá de Henares

La directora del Instituto de la Mujer destaca el marco normativo de Castilla-La Mancha contra la violencia de género como referente nacional

Araceli Martínez ha destacado que la ley integral contra la violencia de género aprobada en el año 2004 por el Gobierno de España tiene “un precedente claro en la ley de Castilla-La Mancha de 2001, que fue pionera en España y Europa en la lucha contra la violencia hacia las mujeres"

La Comarca

01/12/2016

(Última actualización: 04/12/2016 08:56)

Imprimir

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, ha asistido a la entrega de los I Premios Francisca de Pedraza contra la violencia de género, otorgados por la Asociación de Mujeres Progresistas de Alcalá de Henares y entregados en el Paraninfo de la Universidad.

Esta primera edición del premio ha recaído en el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que el jurado ha querido reconocer su contribución a la creación de un marco normativo clave para la igualdad entre mujeres y hombres.

La directora del Instituto de la Mujer ha destacado que la ley integral contra la violencia de género aprobada en el año 2004 por el Gobierno de España tiene “un precedente claro en la ley de Castilla-La Mancha de 2001, que fue pionera en España y Europa en la lucha contra la violencia hacia las mujeres".

En este sentido, Araceli Martínez ha hecho hincapié en el compromiso del Gobierno de García-Page con la igualdad entre mujeres y hombres y ha incidido en la necesidad “de potenciar los valores del feminismo para conseguir una sociedad lo más perfecta posible”.

Araceli Martínez ha puesto de manifiesto la importancia de que estos premios hayan recuperado la memoria de Francisca de Pedraza, “la primera mujer que logró una sentencia condenatoria por violencia de género, con orden de alejamiento incluida y que lo hizo en el siglo XVII amparándose en la Universidad de Alcalá”, ha explicado y ha incidido en la importancia de “la educación para la transmisión de los valores de la igualdad, que es la mejor arma para luchar contra la violencia de género”.