Opinión

Artículo de opinión de la Asociación Marroquí de Derechos de los Inmigrantes

"Circular es un derecho legítimo para todos, es el sentido de nuestra historia"

Asociación Marroquí de Derechos de los Inmigrantes

16/11/2016

(Última actualización: 17/11/2016 09:52)

Imprimir

No solo ha aumentado el racismo, sino se ha normalizado el acto discriminatorio y no se percibe como un delito en nuestra sociedad, bien por el desconocimiento de las víctimas o por el temor de denunciar. Apenas hay denuncias en los tribunales sobre ataques o discriminación, el temor a ser objeto de represalias, a que se inicie un expediente de expulsión, y a la desinformación generalizada sobre los derechos y mecanismos disponibles, así como a la desconfianza en el sistema. El racismo persiste a manos de particulares en nuestros municipios a pesar de nuestras reiteradas denuncias en los medios de comunicación o por las vías administrativas y legales.

Por lo tanto es legítimo parar de nuevo y cuestionar la eficacia de las políticas de lucha contra el racismo y la discriminación, como cuestionar las acciones llevadas a cabo por los colectivos que operan en temas relacionados con el asunto como cuestionar el papel de las víctimas de los abusos para frenar un fenómeno que perjudica la estabilidad y la seguridad de los inmigrantes y los refugiados en nuestro país.

Las víctimas en ese caso necesitan sentir seguridad y tener sentido de pertenencia y apego al grupo social mayor para así realizar tareas y obligaciones de manera satisfactoria sin que interfiera el credo o la lengua o el color, dicho eso es urgente brindar protección total a estas categorías de personas y respectar sus derechos esenciales fundamentales que lamentablemente sufren un sinfín de abusos y de violaciones físicas y morales además del abandono oficial y la tendencia de ignorar la cultura Marroquí con lo cual nos hemos comprometido el 14 de octubre de 1980 y firmado el Convenio de Cooperación Cultural entre el Gobierno de España y el Gobierno del Reino de Marruecos, que entro en vigor el 12 de octubre de 1985 (BOE núm. 243 de 10 de octubre de 1985) y que establece las bases del Programa de Enseñanza de Lengua Árabe y Cultura Marroquí (LACM), dirigido al alumnado marroquí escolarizado en centros educativos españoles de Educación primaria y secundaria y que sus Objetivos son los siguientes:

1. Enseñanza de la Lengua Árabe y Cultura Marroquí al alumnado marroquí escolarizado en centros educativos españoles y, con la aprobación y beneplácito de las autoridades marroquíes, también al alumnado no marroquí que lo desee.

2. Proporcionar a los alumnos marroquíes una formación que les permita salvaguardar su identidad, vivir su cultura respetando la del país de acogida, tener confianza en ellos mismos y en su porvenir dejando a un lado los aspectos negativos que puedan generar los efectos de la inmigración.

3. Apoyar la integración escolar y sociocultural de estos alumnos en el sistema educativo español y en la sociedad española.

4. Conseguir su adaptación en la escuela y en su nueva vida desarrollando para ello valores de tolerancia y solidaridad.

5. Fomentar la educación intercultural, tratando de superar el tradicional modelo ELCO (Enseñanza de Lengua y Cultura de Origen)

A lo largo de los años hemos aprendido que enunciar unos derechos es una cosa y conquistarlos y garantizarlos es otra cosa por lo cual volvemos a poner encima la mesa de nuevo nuestra legitima y legal petición de crear un cementerio musulmán para enterrar a los que no compartimos la misma confesión y la ideología del grupo dominante. No obstante nuestra petición basada sobre las disposiciones de un Acuerdo de Cooperación del Estado 92/25 ratificado por los gobiernos de las dos orillas sigue siendo un tema segundario para el Ayuntamiento y un misterio para nosotros que pese a quien le pese reivindicaremos hasta la saciedad.

En Estados unidos o en cualquier parte del mundo ya se empieza a hablar del “efecto Trump”, la derecha Europea se frota las manos y ven oportunidades en el discurso de odio que está alimentando El Magnate que transformo el debate de recogida de refugiados a expulsión de inmigrantes o como presume y celebra otro muro de vergüenza entre Estados Unidos y México que siembra la incertidumbre en el futuro o como también inspira a un gran sector de la extrema derecha fascista Española que siguen organizando circos y espectáculos para marcar a fuego el origen de ciudadanos Españoles hijos de familias migrantes de segunda o tercera generación . “Ciudadanos en virtud del derecho de suelo, la sociedad no les reconoce sin embargo de pleno derecho”.

Muchísimos temas están acaparando nuestra intención y todos son de máximo interés y no queremos dejar pasar la ocasión sin reiterar de nuevo el papel que deben empeñar los medios de comunicación como cuarto poder y un actor más que influye en el proceso del asentamiento de las bases de una sociedad diversa e igualitaria. Pero desafortunadamente y de manera sistemática la información se censura y predomina la noticias que favorece los estereotipos racistas como estrategia para aumentar la audiencia, o por línea editorial dejando de lado la labor positiva que pueden jugar los medios de comunicación para el fomento de la convivencia y difundir los valores humanos tratando los asuntos de los refugiados con parcialidad y profesionalidad y no caerse en la demonización del fenómeno migratorio y relacionarlo con el terrorismo.

Asociación Marroquí de Derechos de los Inmigrantes