Deportes

El pasado sábado ante el BM Almagro por 23-23

Empate con casta en el debut para el BM Ciudad de Puertollano

El BM Almagro se presentaba con un equipo joven y con talento, varios de los jugadores compitieron el año pasado en una categoría superior con el equipo subcampeón, pero los mineros no se dejaron amedrentar

La Comarca

24/10/2016

(Última actualización: 25/10/2016 07:48)

Imprimir

Después de una larga pretemporada los chicos del BM Ciudad de Puertollano estaban listos y comprometidos con dar todo en el partido ante el BM Almagro que se disputó el pasado sábado, y más aún cuando el día de antes se caían por lesión varios jugadores de la convocatoria. Pero eso no era excusa para salir a la pista a por la victoria.

BM Almagro se presentaba con un equipo joven y con talento, varios de los jugadores compitieron el año pasado en una categoría superior con el equipo subcampeón.

Empezaba el partido y ambos equipos se notaban algo imprecisos en los ataques tanto por la falta de rodaje como por el buen hacer de las defensas, siendo dos goles arriba lo máximo que conseguía BM Almagro en el minuto 20 con un 5-7 en el marcador, pero los chicos de José María, guiados por un buen Pedro Villa, lograron llegar al final del primer tiempo con un 11-11 en el marcador.

La segunda parte empezó algo mal para el equipo minero debido a errar varias ocasiones claras de gol, algo que hizo que el equipo visitante tomara ventaja en el marcador. Las defensas seguían siendo protagonistas pero los árbitros solo veía acciones ilegales en el área de Puertollano (llegando a la conclusión del partido con 5 exclusiones de 2 minutos frente a ninguna del equipo local), algo sorprendente, ya que a uno de los jugadores mineros Javier Muñoz recibió un empujón en un contraataque lo que le causó una brecha en la barbilla al chocar contra la pared del pabellón, pero solo fue sancionado con penalti, “suponemos que los colegiados no vieron esa acción”, afirman desde el club.

Poco a poco el BM Ciudad de Puertollano consiguió remontar y poner 3 goles de renta en el marcador con un 21-18 en el minuto 50, pero entonces llegó una de las jugadas claves que condicionó el devenir del partido.

Subía al contraataque el equipo minero cuando Pedro Villa como jugador local y Óscar González del BM Almagro corrían en paralelo, y puede que forcejeando un poco para estorbarse mutuamente, cuando el jugador visitante tropezó y cayó al suelo, pese a estar un árbitro detrás de ellos y no ver nada relevante su compañero colegiado Juan Carlos Ocaña, 25 metros alejado de la acción y con varios chicos entremedias interpretó, por no decir se inventó, un empujón deliberado del Pedro Villa al rival. Una acción fortuita, una desafortunada interpretación del colegiado si hubiera sido sancionado solo con dos minutos, pero dicho arbitro quería protagonismo y decidió sacar tarjeta azul (descalificación e informe escrito lo que conlleva sanción en próximos partidos) al jugador minero. Una decisión “vergonzosa” donde deja ver la "poca objetividad" con la que aplica el reglamento. “Porque realmente nos preguntamos cómo no ven empujones en el aire a 5 metros pero si otros inexistentes a 25”.

A raíz de ese momento el equipo local se vio superado por el estado anímico de la situación y la suerte se fue al lado rival remontando los tres goles y uno arriba a falta de 40 segundos, pero la heroica no estaba perdida y cuando todo apuntaba a una derrota la defensa planteada para ese último minuto trajo sus frutos y un balón robado fue transformado por Javier Muñoz poniendo el 23-23 con el que se llegaría al final.

En resumen, buen partido de los chicos de Puertollano, pero aún queda por trabajar, y “esperemos que las bajas se vayan recuperando y poder ser más consistentes en ataque”.

El club quiere dar las gracias a todos los aficionados tanto locales como visitantes que “dejaron un buen ambiente en el pabellón animando a sus equipos”.