Provincia

De cara al próximo ejercicio

FECIR pide la revisión del IBI para pymes y autónomos

FECIR recuerda que, durante los últimos años, el incremento de dicho impuesto ha sido significativo para el sector empresarial

La Comarca

04/09/2016

(Última actualización: 04/09/2016 21:15)

Imprimir

La Federación Empresarial de Ciudad Real (FECIR), ahora que se están perfilando desde el Ayuntamiento de Ciudad Real los presupuestos de cara al año 2017 y con el objetivo primordial que persigue esta organización empresarial que no es otra que apoyar al mundo de la empresa, solicita una reducción del IBI para pymes, comercios y autónomos, de cara al próximo ejercicio.

El cierre de empresas y negocios en todos los sectores, debido a la crisis económica de los últimos años, ha podido provocar que los ingresos del Ayuntamiento capitalino hayan registrado un importante descenso, pero no debe ser a costa del ascenso de impuestos.

FECIR recuerda que, durante los últimos años, el incremento de dicho impuesto ha sido significativo para la ciudadanía, en general y el sector empresarial, en particular. Así, los aumentos han sido para en el año 2012 del 8,75 %; en 2013, el incremento del IBI que han soportado los comercios y empresas fue del 6,10 %; el año 2014 fue del 5,62 %; y el pasado ejercicio, el impuesto del IBI creció un 3,41 %, lo que supone un incremento acumulado del 26 %. Estas cifras significan un nuevo retroceso para la viabilidad de los comercios y empresas de Ciudad Real.

Las pymes, los comercios y autónomos han sufrido este importante incremento en la capital, por lo que FECIR, una vez más, solicita que registre un descenso de dicho impuesto, más aún, cuando la situación de crisis económica ya parece tener su fin en algunos sectores. FECIR, por tanto, quiere que se vuelva a pagar en términos similares al ejercicio 2011, ya que con este descenso serán, seguro, un mayor número de empresas y comercios los que abran y se interesen por llegar a la capital y que, por lo tanto, también haya un aumento de la recaudación, un descenso del paro, y que Ciudad Real incremente, igualmente, el número de habitantes.

El mundo de la empresa ha sufrido, durante los últimos años, una crisis sin precedentes y prueba de ello es el cierre de muchos negocios -aún siguen cerrados-, que pueden contemplarse con sólo pasear por la ciudad, por lo que FECIR denuncia que se tomen medidas de apoyo a la pequeña y mediana empresa, al sector del comercio y a los autónomos, que son los verdaderos generadores de riqueza y empleo, con el objeto de volver a situar a Ciudad Real, como uno de los motores económicos de la provincia.

Tras conocer, asimismo, la reciente sentencia sobre el IBI del Hospital de Ciudad Real y sin entrar en batallas políticas, pero sí aprovechando que vuelve este asunto a la actualidad, FECIR reitera de nuevo y pide que dicho impuesto sea revisado a la baja, tanto para los ciudadanos como para el sector empresarial.

Esta propuesta de FECIR se extiende, asimismo, a todos los municipios de la provincia, donde el IBI y otros impuestos y tasas para el sector están perjudicando el sostenimiento primero y el crecimiento, después, de miles de empresas de la provincia.