Nacional

Se prevén 4,2 millones de desplazamientos

Dispositivo especial para la operación retorno del verano

Se mantiene durante el fin de semana la campaña de intensificación de controles de velocidad

La Comarca

25/08/2016

(Última actualización: 25/08/2016 20:08)

Imprimir

La Dirección General de Tráfico pone en marcha desde el viernes, 26 de agosto, a las 15:00 horas y hasta las 24:00 horas del domingo 28 de agosto la operación especial de tráfico para el retorno del verano, en la que se estima que se produzcan 4.275.000 de desplazamientos por carretera, lo que supone 1.425.000 desplazamientos diarios.

Distribución de los desplazamientos por zonas

Como se ha podido comprobar en los últimos años, tanto los desplazamientos de salida de vacaciones como los retornos se realizan aprovechando los fines de semana, razón por la que esta operación se organiza en estos días, en los que coincidirán en carretera los ciudadanos que regresan de sus vacaciones, con aquellos que las comienzan y con los que se desplazan a disfrutar del fin de semana. Por este motivo, se producirán:

Desplazamientos de retorno desde las zonas turísticas de costa y descanso hacia los grandes núcleos urbanos, previéndose un regreso escalonado durante todo el periodo de operación, en especial el domingo.

Desplazamientos de salida hacia las zonas turísticas de costa de aquellos que comiencen sus días de descanso

Desplazamientos habituales de un fin de semana estival.

Desplazamientos en los principales ejes y pasos fronterizos generados por aquellos ciudadanos que retornan hacia sus países europeos de residencia habitual.

Dispositivo

Con todo este flujo de vehículos en carretera, la DGT ha establecido una serie de medias de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico, con el objetivo de facilitar la movilidad y fluidez de los distintos usuarios de la vía y velar por la seguridad de todos ellos, entre los que destacan:

La instalación de carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades.

La restricción de la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.

La paralización de las obras en las carreteras y limitación a la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada.

El diseño de itinerarios alternativos recomendados según origen y destino, para evitar la zona centro, que es la que más intensidad circulatoria presenta y el diseño de itinerarios desde la zona de Levante a Madrid con distancias y tiempos de recorrido.

La realización de controles de alcohol y drogas en cualquier tipo de vía y a cualquier hora, así como la vigilancia del cumplimiento de las normas de circulación a pie de carretera y desde el aire con los 8 radares Pegasus de los que dispone la DGT.

A estas medidas se suman los medios humanos disponibles:

Alrededor de 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, a los que se sumarán miembros de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana, que velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliaran a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura, de acuerdo a las normas de circulación.

Más de 600 funcionarios y personal técnico especializado de la DGT que atiende en los 7 Centros de Gestión de Tráfico.

Más de 13.000 empleados de empresas de conservación y explotación del Ministerio de Fomento y del resto de titulares de la vía, así como personal de los servicios de emergencia.

Campaña de vigilancia de la velocidad

La DGT está realizando una campaña de intensificación de los controles de vigilancia sobre la velocidad hasta el 28 de agosto, con el fin de concienciar a los conductores sobre este factor de riesgo. Circular a una velocidad adecuada podría evitar una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico. Cada año, más de 300 personas mueren en las carreteras en accidentes en los que la velocidad fue un factor concurrente.

Tramos INVIVE

Se han identificado 300 tramos de carretera convencional como los más peligrosos tanto por los excesos de velocidad detectados, como por la siniestralidad que presentan.

INVIVE es el acrónimo de: INtensificación de la VIgilancia de la Velocidad

La DGT ha puesto en marcha un proyecto para la señalización de estos 300 tramos localizados en carreteras convencionales, mediante la instalación de una señal fija que se sitúa bajo la señal vertical de limitación de velocidad del tramo.

Así se identifican los 300 tramos más peligrosos de la red de carreteras convencionales del ámbito de competencias de la DGT, donde se han medido mayores efectos combinados de excesos de velocidad (que en algunos casos superan los 30 km/h) accidentalidad y mortalidad en el quinquenio 2010-2014.

Estos tramos van a ser sometidos a mayor control y vigilancia de la velocidad con medios policiales o automáticos.

Responsabilidad compartida

Este dispositivo tendrá verdadero sentido si la totalidad de los distintos usuarios de las vías somos conscientes de la responsabilidad que tenemos cuando nos ponemos en carretera.

Para ello, desde la DGT se recuerdan algunos consejos que pese a ser repetitivos siguen siendo imprescindibles para realizar un viaje seguro:

Valorar si realmente el vehículo privado es el método más eficiente de desplazamiento.

Si se opta por este medio, revisar el vehículo. Un buen mantenimiento del mismo mejora la seguridad vial. Si no está en las mejores condiciones optar por otro medio de transporte.

Planificar el viaje por la ruta más segura para evitar imprevistos. La aplicación gratuita DGT, las cuentas de twitter @informacionDGT y @DGTes o los boletines informativos en radio, se informa de la situación del tráfico en tiempo real y de la incidencias que puedan existir.

Realizar descansos cada dos horas, la fatiga y el sueño en la conducción son causa de accidente.

Respetar la velocidad establecida en cada vía y mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente.

No ingerir alcohol, ni consumir drogas cuando se vaya a conducir. Un porro o una raya puede tener consecuencias mortales.

Llevar bien puesto todos los ocupantes del vehículo el cinturón de seguridad, tanto en trayectos largos como en los cortos. Si los menores miden menos de 135 cm deben ir situados en los asientos traseros con su correspondiente sistema de retención infantil.

Si se va a circular por carreteras convencionales:

Tener en cuenta el incremento de bicicletas y peatones durante el verano que transitan por carreteras que unen poblaciones cercanas. Tráfico ha creado la aplicación Comobity, una app que permite a los conductores conocer la presencia de ciclistas y peatones para evitar atropellos y ayudar a todos los usuarios de la vía a tener una movilidad más segura.

Consultar en la web dgt.es los tramos de vías convencionales más peligrosas para evitarlos o extremar la precaución si se tiene que transitar por ellos.

Adaptar la conducción a las características de estas vías (cambios de rasante, curvas, calzadas estrechas...)

Si es usuario de bicicleta, recordar que además del casco hay que circular con luces y prenda reflectante por la noche.

En el caso de los peatones, si camina por vías fuera de poblado, recordar que debe hacerlo por la izquierda y si es de noche o en condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, deberá ir provisto de chaleco u otra prenda reflectante.

Especial atención a las motos, son especialmente vulnerables, sobre todo en las curvas y en las carreteras secundarias. Prudencia a los motoristas.

Mantener la distancia de seguridad con el vehículo que va delante. Si se adelanta a un ciclista recordar que la Ley de Tráfico obliga a guardar una separación lateral mínima de 1,5 metros y que no se puede poner en peligro ni entorpecer la marcha de los ciclistas que circulen en sentido contrario. Además, el vehículo que adelante a un ciclista puede ocupar parte o la totalidad del carril contiguo o contrario y que en los adelantamientos.