Nacional

La compañía ha finalizado dos iniciativas que cuentan con la calificación y aprobación del CDTI

El Grupo CLH invierte cerca de 23 millones de euros en proyectos de I+D+i en los últimos tres años

La Comarca

25/08/2016

(Última actualización: 25/08/2016 20:09)

Imprimir

El Grupo CLH ha invertido cerca de 23 millones de euros en proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación entre 2013 y 2015, con el objetivo de reforzar la eficiencia de sus actividades y potenciar la calidad de sus servicios.

Entre las principales iniciativas desarrolladas por la compañía destaca la finalización de dos proyectos de I+D+i que han obtenido la calificación y aprobación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

El primero de ellos ha consistido en el diseño e implementación de nuevas técnicas de optimización energética para reducir los consumos en las operaciones de transporte de carburantes por oleoducto y rebajar las emisiones de CO2 asociadas a los mismos.

Para lograrlo, CLH realizó una investigación global de sus consumos energéticos, en la que incluyó el análisis de los diferentes caudales y recorridos de los combustibles por la red de oleoductos. La información se incorporó a un nuevo modelo matemático, ya implantado por la compañía en la gestión de sus operaciones, que permite planificar los bombeos de un modo más eficiente y optimizado.

Este proyecto se completó con el perfeccionamiento de las herramientas de simulación utilizadas por CLH en la programación de sus operaciones, con el objetivo de realizar un mejor seguimiento y control de los costes energéticos.

El segundo proyecto calificado y aprobado por el CDTI ha sido el estudio de nuevas técnicas biológicas para la recuperación medioambiental de terrenos afectados por hidrocarburos. La compañía ha estudiado el desarrollo de nuevas formas de saneamiento de terrenos relacionadas con la técnica de la biorremediación, un tipo de solución biológica basada en el desarrollo de microorganismos degradadores de carburantes que ofrece múltiples ventajas respecto a otros métodos tradicionales, como un menor consumo, menor impacto acústico y menores emisiones.

CLH tiene en marcha otros proyectos de Investigación y Desarrollo en el ámbito del medio ambiente, como el estudio para el tratamiento de aguas residuales mediante técnicas microbiológicas, en colaboración con la Universidad de Granada o el proyecto para calcular los niveles de riesgo y la biorremediación de bioetanol en forma de ETBE en aguas subterráneas, con la Universidad de Málaga.

Además, la compañía ha avanzado en el diseño de un nuevo sistema SCADA para toda su red de oleoductos. Esta aplicación informática, que hace posible controlar y gestionar vía satélite sus infraestructuras, perfeccionará los procesos de control y recogida de datos de las operaciones.

En paralelo, CLH está ultimando el desarrollo de un nuevo sistema de detección de fugas y seguimiento de envíos adaptado a las necesidades de su actividad para integrarlo en este nuevo SCADA, lo que ayudará a mejorar el transporte de combustible a través de su red.

La compañía también está realizando actuaciones de mejora en los cargaderos de sus instalaciones, en los que está implementando equipos más modernos y eficientes que reforzarán la sostenibilidad y seguridad del proceso de carga de combustible en los camiones cisterna.

Asimismo, CLH continúa trabajando en la plena implantación del nuevo Centro de Control de Instalaciones. La compañía está reforzando los sistemas de comunicación y control de diferentes plantas, mediante la implantación de fibra óptica, nuevos dispositivos y cámaras de seguridad, con el objetivo de que puedan ser supervisadas en remoto, lo que permitirá reforzar su seguridad y facilitar la gestión de sus actividades.

Aunque no produce ni comercializa combustibles, el Grupo CLH colabora activamente en su desarrollo. De este modo, la compañía participa en la iniciativa española para el fomento del bioqueroseno de aviación y colabora en ITAKA y NARA, los dos principales proyectos internacionales de evaluación del uso de los biocombustibles en los aviones comerciales.

CLH también se ha incorporado a diferentes consorcios para evaluar la implantación de nuevos combustibles procedentes de biomasa (Proyecto CATFINERY), de residuos (Proyecto 3R2020) y de fuentes alternativas como el hidrógeno (Proyecto INHIBERA).

Además, la compañía colabora con organismos nacionales e internacionales y participa activamente en grupos de trabajo españoles y europeos sobre especificaciones de calidad de combustibles, aportando sus equipos y conocimiento en esta materia.