Opinión

Artículo de opinión de "Una IU para una Nueva Región"

34 años reduciendo derechos y democracia en Castilla-La Mancha

Después de más de tres décadas de la publicación del Estatuto de Autonomía de nuestra región, todos los gobiernos han fracasado en la aplicación del artículo 4 de dicho estatuto

Una IU para una Nueva Región

16/08/2016

(Última actualización: 29/08/2016 15:56)

Imprimir

Hoy, cuando se cumplen 34 años de la publicación del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, y con la pronta celebración del proceso asambleario que llevará a cabo Izquierda Unida de Castilla-La Mancha; el proyecto político y social “Una IU para una Nueva Región” que concurrirá a la XIV Asamblea Regional de IU CLM, ha querido llamar la atención sobre la necesidad de establecer un nuevo proyecto político y social en el seno de la organización de izquierdas castellanomanchega, que provoque en nuestra región una revolución democrática en torno a la convergencia social.

Para eso, “Una IU para una Nueva Región” pone el acento en la construcción de una Castilla-La Mancha desde la transparencia y la ética civil, a través de una nueva política vinculada al compromiso y al servicio público, donde la reforma de la Ley Electoral se convierte en una necesidad, para convertir las Cortes Regionales en una cámara en donde verdaderamente se encuentre representada la soberanía de Castilla-La Mancha.

Una Castilla-La Mancha, donde exista una prioridad en la creación de empleo sostenible, de calidad y estable. Con recursos financieros, a través de una banca pública castellanomanchega, cuyos recursos vayan dirigidos al tejido productivo real que genera empleo. Con criterios de ayudas públicas, transparentes, vinculadas a la creación de empleo neto y de calidad. Con recursos económicos que garanticen los servicios públicos universales y gratuitos, y para ello refuercen el empleo público vinculado a la mejora de los servicios básicos, tales como la sanidad o la educación pública en igualdad de derechos. Con Servicios sociales que garanticen una atención básica, así como una renta básica que garantice mínimos vitales. Con planificación del uso de las tierras públicas que desarrolle el mundo rural castellanomanchego. Así como con la contribución de la universidad pública castellanomanchega al nuevo modelo económico de Castilla-La Mancha: agroalimentario, industrial-tecnológico, turístico, medioambiental y de servicios, bases del empleo.

“Una IU para una Nueva Región” aspira a construir una comunidad en igualdad, a través de la feminización de la política y de la sociedad, una feminización necesaria, que garantice la igualdad en clave de género, apostando por un papel esencial de la mujer castellanomanchega.

Y es que “Una IU para una Nueva Región” quiere que el futuro de Castilla-La Mancha no sea extraño a su gente, por eso aspira a que sea una región querida por la mayoría social de ella, ofreciendo una alianza a esa mayoría social, con especial atención a la juventud castellanomanchega, para que esta sea protagonista, no sólo de su futuro, sino también de este presente.

Porque “Una IU para una Nueva Región” es un proyecto de clase, de género y ecologista, con voluntad de mayoría que quiere aliarse con las capas populares de Castilla-La Mancha, con las gentes del mundo del trabajo, con las y los estudiantes, las personas mayores, etc. y por eso ha hecho un llamamiento a toda la militancia y simpatizantes de IU CLM para que de forma participativa y colectiva, colaboren en la transformación de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha en un verdadero movimiento político y social real.

Un movimiento que transforme la realidad de esa mayoría social con movilización, para que desemboque en un proceso constituyente que nos aboque a la creación de un nuevo estatuto de autonomía con un texto elaborado por toda la sociedad castellanomanchega y que blinde y salvaguarde los derechos y libertades recogidos en el artículo 4 del actual estatuto de autonomía.

Una IU para una Nueva Región