ASAJA CLM pide que se subsane un error que deja fuera de las ayudas asociadas a sectores en riesgo de abandono

La Organización ha presentado a la Consejería de Agricultura una propuesta para que se conceda una ayuda al viñedo de secano y al olivar de bajo rendimiento así como que se modifiquen las que actualmente existen para el ovino y el caprino

La Comarca

16/06/2016

(Última actualización: 16/06/2016 20:22)

Imprimir

ASAJA de Castilla-La Mancha exige que se subsane el grave error que se cometió en Bruselas al no considerar como sectores objeto de la ayuda asociada a los agricultores de viñedo de secano y olivar de bajo rendimiento, al encontrarse en riesgo de abandono.

El Reglamento 1307/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de diciembre de 2013 que establece los pagos directos de la PAC a partir de 2015, disponía en su artículo 52 las condiciones generales para la concesión de pagos acoplados por parte de los Estados Miembros. En concreto, fijaba la lista de los sectores a los que podían ser concedidos dichos pagos y las condiciones generales para la concesión de los mismos.

A raíz del reglamento comunitario la Conferencia Sectorial acordó que un Grupo de Alto Nivel analizara las especificidades y problemática de cada sector, con el objeto de establecer los sectores prioritarios en la concesión de las ayudas acopladas y estudiar las distorsiones que se pudieran producir.

La propuesta del Grupo de Alto Nivel que se presentó el 13 de enero de 2014, vulnera desde aquel momento a agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha al ser excluidos de la opción de una ayuda que se concede a aquellos sectores específicos que, siendo especialmente importantes por motivos económicos, sociales o medioambientales afronten determinadas dificultades.

Este es el caso del olivar de baja producción y del viñedo de secano, por lo que ASAJA de Castilla-La Mancha ha entregado una propuesta a la Consejería de Agricultura para que se incluyan entre los perceptores de las ayudas asociadas. Estos sectores afrontan dificultades serias como consecuencia de su baja producción propiciada, entre otros factores, por las condiciones físicas del terreno, lo que les convierte en sectores en riesgo de continuidad debido a la baja rentabilidad del cultivo.

Hay que recordar que esos cultivos son especialmente importantes en Castilla-La Mancha no sólo por su condición de fijar la población en el medio rural sino por los puestos de trabajo, directos e indirectos que generan.

Ganadería

Por otra parte, ASAJA de Castilla-La Mancha valora las ayudas asociadas dedicadas a la ganadería, pero entiende que las cuantías fijadas para el sector ovino y el caprino son totalmente insuficientes, dado que la situación real de las explotaciones es muy comprometida debido a la baja rentabilidad de las mismas.

Además hay que tener en cuenta el descenso de esta cabaña ganadera en los últimos años, agudizado a partir de 2010 cuando se produjo el desacoplamiento total en este sector provocando un importante abandono de la producción.

Así pues, dado que el reglamento de la PAC contempla que los Estados pueden hacer una revisión de las ayudas asociadas que debe estar comunicada a la Comisión Europea entes del 1 de agosto de 2016, la organización agraria ha pedido a la Consejería de Agricultura que se tengan en cuenta sus aportaciones, y exige que se incluyan el olivar de bajo rendimiento y el viñedo de secano, así como la modificación de las cuantías del ovino y caprino.

Además ha planteado que para que esta propuesta salga adelante deberá incrementarse el presupuesto destinado a las ayudas asociadas y ha especificado muy rotundamente que esta aportación no debe afectar al resto de perceptores del pago básico.