Ciudad Real

Procedente de la Unión Europea y del Banco de Alimentos

El Banco de Alimentos de Ciudad Real reparte 200.000 kilos de comida

La Fundación Monte Madrid y Bankia ha donado 5.000 euros para financiar en parte los gastos de recepción, almacenaje y distribución

La Comarca

07/06/2016

(Última actualización: 07/06/2016 21:55)

Imprimir

El Banco de Alimentos de Ciudad Real ha comenzado el reparto de unos 200.000 kilos de comida entre las diferentes asociaciones colaboradoras de toda la provincia de Ciudad Real, para que las hagan llegar a las personas más necesitadas de su ámbito de actuación.

Del total de kilos que se repartirán, 141.000 proceden de la Unión Europea, concretamente del Fondo Europeo de Garantía Agraria, mientras que los 60.000 kilos restantes corresponden a productos adquiridos por el Banco de Alimentos con donaciones de empresas o ciudadanos.

El presidente del Banco de Alimentos de Ciudad Real, Segundo Alcázar, ha explicado que “los más de 140.000 kilos que han llegado de la Unión Europea suponen un alivio importante para muchas familias que aún lo están pasando mal en nuestra provincia, además de los kilos que aporta el Banco de Alimentos gracias a las diferentes recogidas o donaciones”. Asimismo, ha explicado que los alimentos se distribuyen en función del número de familias con necesidades que son atendidas por cada asociación colaboradora, y siempre en base a unos informes acreditativos.

Entre los alimentos procedentes de la Unión Europea destaca sobre todo la leche, con un incremento del 10 ó un 15% respecto a la última vez. Otros productos recibidos han sido galletas, tomate, judías, arroz, aceite, conservas y pasta, además de productos infantiles como leche para lactantes y cereales.

La recepción, almacenaje y distribución de los alimentos llegados de Europa se financia en parte gracias a los 5.000 euros donados por la Fundación Monte Madrid y Bankia, procedentes de la convocatoria 2015 que se ejecuta en 2016. Alcázar ha agradecido a esta entidad “su compromiso con las personas más necesitadas de la provincia porque gracias a su contribución no es necesario que el Banco de Alimentos tenga que hacer frente a estos costes en momentos en los que sus arcas están especialmente bajas y así se pueden dedicar todos los esfuerzos a subsanar las carencias alimenticias de las familias que están atravesando graves dificultades”.