Daimiel

Ambos textos, propuestos desde el Grupo Socialista e IU, respectivamente, se aprobaron con el respaldo unánime de la Corporación, al igual que una solicitud de bonificación del ICIO

El pleno aprueba por unanimidad el Plan Integral de Educación Vial e incluir a Daimiel en la Red Española de Ciudades por el Clima

También se dio el visto bueno a un expediente para declaración de lesividad sobre complemento de productividad CP1. Catorce preguntas y tres ruegos completaron el último Pleno antes del verano

La Comarca

07/06/2016

(Última actualización: 07/06/2016 21:56)

Imprimir

Casi dos horas y media para consumir los siete puntos de la última sesión plenaria antes del verano en la que casi se rozó la unanimidad. Se apoyó con los 17 votos de los ediles una bonificación por ICIO y la inclusión de la asociación al pueblo saharaui ‘El Emel’ en el Consejo Local de Cooperación. Los tres grupos votaron a favor del Plan Integral de Educación Vial y la inclusión de Daimiel en la Red Española de Ciudades por el Clima.

El PSOE se abstuvo en el expediente de declaración de lesividad sobre complemento de productividad CP1 de cuyo proceso, echó en falta información como explicó la edil Rosa González. Mientras, IU-Ganemos mostró su apoyo al Grupo del Partido Popular con la finalidad de “enmendar” un trámite en el que aun así reprobó al equipo de Gobierno la “arbitrariedad” del proceso desde la convocatoria hasta la adjudicación, como argumentó Galo Sánchez-Bermejo.

Una cuestión a la que la concejal de Empleo, María Dolores Martín de Almagro, redefinió como “necesidad del servicio” que, al no ajustarse a las bases del proceso de selección, se eleva a pleno para enmendar esa situación como permite la norma. La edil del PP afeó las dudas planteadas por Sánchez-Bermejo sobre otros procesos, y aclaró que la ley ofrece a la administración retractarse de un acuerdo que, precisó, “no ha resultado ser el más afortunado”. Sobre este particular, el alcalde, Leopoldo Sierra, puntualizó que “nunca hubo mala intención por parte de nadie, ni del equipo de trabajo, ni del equipo de Gobierno, pero hay que corregir cuando, aunque no haya mala intención, se daña a terceros”. Además, reseñó, se trajo a Pleno porque ni entonces ni ahora existe intención de “ocultar” nada.

El equipo de Gobierno apoyó las dos mociones planteadas desde la Oposición. La primera llegó desde IU-Ganemos y planteó la inclusión del municipio de Daimiel en la Red Española de Ciudades por el Clima. La explicación llegó de la mano de Ana Meco quien basó su exposición en el cambio climático y en la necesidad de comprometer a la sociedad para frenar las emisiones de CO2 con sencillos hábitos domésticos y cotidianos. Relató algunas de las “múltiples ventajas” que supone pertenecer a una Red que proporciona asesoramiento, información, además de permitir publicitar positivamente el municipio y optar al premio de buenas prácticas por el clima que reconoce los esfuerzos al respecto. La portavoz del PSOE, Eva María López, aunque calificó de “positiva” la propuesta, después de enumerar distintas acciones del Protocolo de Kioto, consideró que al texto le faltaba “concreción” para Daimiel.

El equipo de Gobierno, a través del portavoz Jesús David Sánchez de Pablo, reconoció la necesidad de “hacer esfuerzos para paliar los impactos negativos en el medio ambiente”. En este sentido, evidenció la sensibilidad municipal patente desde hace cinco años con acciones dirigidas a salvaguardar el parque nacional Tablas de Daimiel y la Laguna de Navaseca. El responsable de Comunicación resaltó “la importancia de poner en común las buenas prácticas de cada ayuntamiento lo que generará unas sinergias medioambientales que permitirán reducir los efectos negativos del medio ambiente y que además traen otros valores añadidos como el asesoramiento técnico de otras administraciones”.

En el segundo turno de intervenciones, Meco constriñó al PSOE que “la falta de concreción es otra de las virtudes, porque así sólo depende de Daimiel sopesar y decidir” sobre la viabilidad de llevar a cabo otras experiencias. Un aspecto sobre el que informó, la Red cuenta con una participación de 300 municipios (28 millones de habitantes) con representación política distinta capaz de ponerse de acuerdo. A su juicio, “Daimiel debería convertirse en referente provincial y regional por su conciencia ambiental”, remachó.

Sin embargo, el PSOE tachó de “paripé” la propuesta cuando lejos de “recaptar” el dióxido de carbono (basándose en proyectos forestales como recoge el Protocolo de Kioto), desde “los escalones bajos” se siguen “talando árboles” en el municipio.

El Grupo Popular apoyó la moción, siempre y cuando en su funcionamiento el Foro de la Red no tenga capacidad de decisión y sus conclusiones se trasladen a la Comisión técnica para, tras su valoración con los propios técnicos del Ayuntamiento, poder elevar propuestas al órgano municipal competente.

Del mismo modo, enumeró que el Ayuntamiento de Daimiel se ha adherido a proyectos que se dirigen en la misma línea como CLIPE, o la colaboración con campañas con RSU y Ecoembes, al margen de otros tantos programas de sensibilización incluidos en las actividades municipales.

También obtuvo luz verde la moción del Grupo Municipal Socialista para la creación de un Plan Integral municipal de Educación Vial. El concejal José Ramón Martín mostró la necesidad de jornadas de educación vial y formar al respecto, a fin de educar en corresponsabilidad, en búsqueda de la seguridad de peatones y vehículos, y al objeto de sensibilizar al respecto en aras de una mejor convivencia, en ocasiones desquebrajada por el incremento de bicicletas y patinetes, principalmente. Asimismo lanzó la posibilidad de iniciar los trámites oportunos para articular medidas que acoten los usos.

Al respecto, el concejal Galo Sánchez-Bermejo solicitó una visión más general sobre el modelo de ciudad futuro, ya que condiciona las acciones donde deberán, dijo, determinar si prevalece el coche o el peatón o la posibilidad de ir conectando barrios mediante un carril bici. IU se brindó además a realizar aportaciones para dar salida a una futura ordenanza.

El PP también votó a favor. La concejal de Policía Local, María Dolores Martín de Almagro, aclaró que actualmente el Ayuntamiento no tiene normativa específica lo que obliga a remitirse al Código de Circulación que considera “peatones” estos artilugios e indica el uso en las zonas peatones para patinetes, no pudiendo usar la calzada salvo para cruzarla, adquirir una velocidad máxima de 10 kilómetros, y donde la prioridad es siempre del peatón. Recordó que el Ayuntamiento mantiene el programa ‘Conoce tu policía’ que podría reforzarse con aspectos como el uso de vehículos, e informó que desde Juventud e Infancia se trabaja de forma transversal. En este sentido también apuntó a la posibilidad de desarrollar una normativa municipal para el uso de monopatines y patinetes.

Sierra avanzó que el es un proyecto que está sobre la mesa y “no se descarta”, aunque, en estos momentos, precisó, el principal inconveniente es el diseño actual de una ciudad donde en las avenidas periféricas sería incompatible con la zona de aparcamiento y con algunos alcorques de árboles.

Tras dos horas, se registraron tres ruegos y catorce preguntas; la mayoría de las cuestiones relativas a señalización y barreras arquitectónicas. En este apartado, el alcalde participó a los asistentes el procedimiento sobre los olores detectados en momentos puntuales en la localidad. Leopoldo Sierra notificó que desde las empresas Lavaqua y Aquona se están inspeccionando la zona en la que tienen que actuar. A partir de ahí, se presentará el programa de actuación. Acto seguido se irá informando del proceso tanto a los portavoces como a la población, aunque, recordó, “no es sencillo”.

El primer edil también puso al corriente al portavoz de IU sobre la apertura del sector urbanizable residencial Santa María del que, reveló, debía haberse terminado en septiembre de 2011. Tras una prórroga de un año y constantes reuniones con promotores, técnicos y proveedores energéticos, se viene solicitando al agente urbanizador que lo concluya sin que haya asumido esa responsabilidad. Según explicó, el Ayuntamiento no puede abrir a la circulación hasta que no se produzca la recepción de unas obras cuya conclusión no se puede asumir con la fianza.

Por último se dio cuenta de las próximas mejoras de la red de camino rurales, cuyos trabajos se iniciarán en un plazo de una a dos semanas.