Ciudad Real

La marca España continua teniendo muy buena acogida

Los compradores de vino de Sudamérica confían en generar nuevos contactos en FENAVIN Contact 2016

José María Sánchez, responsable de la delegación de Sudamérica, asegura que los compradores conocen las oportunidades de negocio que pueden encontrar en este “potencial evento”

La Comarca

06/06/2016

(Última actualización: 09/06/2016 13:04)

Imprimir

Los compradores de vino de Sudamérica, “saben del potencial del evento, de las posibilidades de generar nuevos contactos, de las oportunidades de negocio en un futuro con buenos vinos, así como de su relación calidad-precio, ya que algunos de ellos ya han participado en ediciones anteriores en La Feria Nacional del Vino”, explica José María Sánchez, responsable de la delegación de Sudamérica que asistirá a FENAVIN Contact 2016 y director general de la consultoría VSV EuroGlobal, consultora que trabaja para la Cámara de Comercio de Ciudad Real entre otras entidades.

De hecho, “algunos importadores como La Viniteca de Perú que acudió a FENAVIN 2015, concretó negocios, y ya realizó su primera importación durante el mismo año 2015”.

Según el responsable de la delegación de Sudamérica (Colombia, Chile, Panamá, Paraguay) la marca España continua teniendo muy buena acogida. “En los últimos años se percibe en los países latinoamericanos un incremento del consumo y demanda del vino en su generalidad como producto sustitutivo a la cerveza”.

En aquellos países latinoamericanos no productores, existe un claro crecimiento de consumo, aunque el vino es un producto que posee un precio elevado, y en general su consumo está destinado a las clases medias y alta, “por lo que no se realiza un consumo diario de este producto aún”.

En este sentido, destaca que la mayor dificultad a la que se enfrenta el vino español en estos mercados es el precio, “ya que la decisión de compra del consumidor latinoamericano es guiada principalmente por este factor, debido a su desconocimiento del producto”.

Los países productores como Chile y Argentina, principalmente son consumidores del producto nacional, importando poco vino de origen europeo o extranjero. “Ambos países son los mayores exportadores en Sudamérica de vino, tienen acuerdos arancelarios preferenciales y debido a ello por el acuerdo del Mercosur entran en los mercados latinoamericanos con una tarifa 0 (aunque por ejemplo en Colombia y Perú a partir del TLC esta situación comenzaría a cambiar)”, comenta Sánchez.

Respecto a la recepción de los vinos españoles en Sudamérica, José María Sánchez asevera que en “el caso del consumidor por ejemplo peruano, percibe los vinos españoles de mejor calidad con respecto a los vinos locales, a pesar de que los nacionales han mejorado con respecto a calidad, todavía no se pueden comparar con los españoles. El consumo de vinos españoles ha ido creciendo gracias al crecimiento económico del país, que permite al consumidor adquirir un vino importado”. En Perú las regiones vinícolas españolas más conocidas son Rioja y Ribera del Duero.

Las ventas de vino español en Latinoamérica, en crecimiento

Las exportaciones al mercado latinoamericano suponen un 1,8% del total de volumen de ventas del vino español y un 4,6% del total de exportaciones. El crecimiento de las ventas del vino español hacia este continente es cada vez más acentuado, habiendo crecido el vino español hasta junio de 2015 a un ritmo del 23,5% interanual.

El mercado destino con mayor volumen de ventas del vino español en la región latinoamericana en comparación con el resto de los mercados, es México al que se destina casi el 2,1% de las exportaciones de vinos españoles a Latinoamérica. A México le sigue Brasil y República Dominicana, con un porcentaje de participación de un 0,5% cada una.

Con respecto a Colombia, Panamá, Perú, Chile y Paraguay se posicionan en el 5º, 6º, 7º, 11º y 16º posición en destino de las exportaciones de vinos españoles. Por delante de ellas se encuentra Cuba con un valor exportado de 5.874 mil dólares en 2015.