Región

El mercado de trabajo ha expulsado a 191.187 personas de Castilla-La Mancha que salieron en el año 2015 a trabajar a otras comunidades autónomas

CCOO CLM considera urgente la puesta en marcha de un Plan de Retorno que impida la salida y expulsión masiva de trabajadores de la región

De toda España las tres provincias con mayor tasa de movilidad en 2015 fueron Cuenca (31,31%), Toledo (28,11%) y Guadalajara (27,73%)

La Comarca

01/06/2016

(Última actualización: 03/06/2016 16:41)

Imprimir

Según los datos publicados por el Observatorio de las Ocupaciones sobre datos básicos de movilidad de los trabajadores en 2015 del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), Castilla-La Mancha arrojó un saldo negativo en número de contrataciones de -47.271 durante el pasado año.

“El mercado laboral castellano-manchego sigue siendo emisor de mano de obra”, señala la secretaria de Empleo y Migraciones de CCOO CLM, Lola Santillana.

“Hay que impulsar políticas que sirvan para asentar a trabajadores y trabajadoras en nuestra región. No podemos permitir que a nuestro capital humano se le expulse a otras comunidades autónomas porque aquí no hay alternativas”, indica Santillana.

Comisiones Obreras reclama medidas efectivas para frenar esta salida masiva de trabajadores y trabajadoras que nos encamina a una acelerada “desertificación laboral”.

CCOO CLM recientemente puso en marcha una campaña de recogida de firmas “Acabemos con el exilio laboral”, recuerda Santillana, que subraya que “los datos conocidos hoy vienen a corroborar la necesidad de un Plan de Retorno que el sindicato viene reclamando reiteradamente en los últimos años”

LOS DATOS:

191.187 personas domiciliadas en Castilla-La Mancha fueron contratadas para trabajar en otras comunidades autónomas; mientras que 143.916 personas de fuera de la región fueron contratadas para trabajar en Castilla-La Mancha. La comunidad que tiene la tasa de movilidad más alta es La Rioja (con un 24,53%) seguida de Castilla-La Mancha con un 21,01%. Nuestra tasa de entrada fue del 18,60% y la de salida del 23,29%.

Los destinos de las contratación que tienen como origen nuestra región son: Comunidad de Madrid (114.278), Andalucía (18.359), Comunitat Valenciana (17.944) y la Región de Murcia (13.266). En todos los casos la mayoría de los contratos se han realizado a hombres, especialmente en el caso de Murcia (80,58%) y Andalucía (78,70%).

Aunque en conjunto predominan las edades entre 25 y 45 años, la presencia de menores de 30 años es representativa entre los que se dirigen a la Comunitat Valenciana (40,91%).

Los flujos que se dirigen hacia Murcia y Andalucía están compuestos principalmente por extranjeros (52,55% y 60,34% respectivamente).

Quienes se dirigen a Murcia y Andalucía lo hacen para trabajar en actividades agrícolas; a la Comunitat Valenciana en actividades del sector Servicios y agrícolas; y a Madrid en el sector Servicios.

De toda España, las tres provincias con mayor tasa de movilidad en 2015 fueron Cuenca (31,31%) -si bien esta provincia presenta un saldo positivo porque de ella salieron 19.091 personas a trabajar fuera, pero acogió a 26.185-; Toledo (28,11%), que es la segunda provincia con mayor saldo negativo (-41.577); y Guadalajara (27,73%), tambien con un saldo negativo de -1.162.

Las tres son limítrofes con Madrid y han mantenido tasas de movilidad durante los últimos años. Lo más significativo en 2015 ha sido el acusado descenso en la tasa de Guadalajara, la mayor de todas las provincias.