Puertollano

Después de sus tres primeros puestos en el último campeonato de España

El culturista de Puertollano, Pablo Ruedas, solo piensa ya en el Mundial de Eslovenia

Pablo Ruedas se proclamaba doble campeón de España el pasado 28 mayo en el campeonato disputado en Parla, tanto en categoría talla-peso -177 +0, como en la absoluta de esta modalidad, además de conseguir el trofeo al mejor posador

La Comarca

30/05/2016

(Última actualización: 30/05/2016 23:11)

Imprimir

El culturista puertollanense Pablo Ruedas Mora solo piensa ya en cerrar la gran temporada que ha realizado en España con su próxima participación en el campeonato del mundo IBFF que se celebrará en Eslovenia el fin de semana del 24 y 25 de junio aunque antes, y dados sus méritos, ha sido convocado para la entrega de premios en la Gala del Deporte que se celebrará en Puertollano el próximo 9 de junio.

Doble campeón de España y mejor posador

Pablo Ruedas se proclamaba doble campeón de España el pasado 28 mayo en el campeonato disputado en Parla, tanto en categoría talla-peso -177 +0, como en la absoluta de esta modalidad, además de conseguir el trofeo al mejor posador. Tres títulos que ser unen al tercer puesto de la semana anterior en el exigente campeonato nacional Olimpia Mr. Atletic de fisioculturismo y fitness, en la misma categoría talla-peso -175 donde antes lograba el campeonato en el Trofeo, Villa de Madrid.

Un primer puesto en categoría Athletic (talla-peso) que sumaba también al de subcampeón absoluto en el mismo evento, redondeando así una temporada que el culturista iniciaba con la consecución de esos mismos títulos en el Trofeo Interterritorial El Quijote de culturismo y fitness.

Mucha vida y títulos por delante

Pablo Ruedas Mora reside en Puertollano, lugar donde nació hace34 años, mide 1,68 metros y pesa 69 kilos. Está casado, es padre de dos hijos, de 9 y 4 años, y en su vida profesional ejerce como entrenador.

Ante sí tiene todavía mucha vida por delante y, sobre todo, un gran futuro en el mundo del fisicoculturismo donde comenzó hace once años tras abandonar el ciclismo por una lesión de rodilla. “Al final me enganché al músculo” comentaba entre risas a La Comarca.

Después de varios años de arduos entrenamientos, comenzó a competir en 2012, un año en el que ya se proclamaba campeón de Castilla-La Mancha en categoría talla-peso, disputando la absoluta “sin opciones”. Pero al final acabaría rubricando esa temporada con el quinto puesto en talla-peso de la Copa de España IFBB.

Costea de su bolsillo la competición

En la actualidad entrena dos horas todas las mañana, pensando ahora en disfrutar de su familia, emprender un proyecto que tiene en mente, y, por supuesto, en preparar la próxima temporada.

Por otra parte, lamenta que en el ámbito económico “nadie te ayude” porque todos los gastos corren por cuenta del atleta. “Una pena, pero es lo que tenemos” añadía.

No obstante su gran sueño es “vivir feliz” con lo que le gusta “que es este maravilloso deporte” y poder conseguir el carné profesional IBFF de la Federación de Fisicoculturismo y Fitness.