Región

En la mañana de este sábado

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page asiste a la toma de posesión del nuevo Obispo de la diócesis

José Manuel Caballero, presidente de la Diputación provincial , ha acompañado al presidente García-Page, y a la alcaldesa de la capital, Pilar Zamora, en un lugar preferente de la Catedral de Ciudad Real

La Comarca

21/05/2016

(Última actualización: 23/05/2016 09:25)

Imprimir

El presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero, ha asistido esta mañana a la recepción y toma de posesión del nuevo Obispo de la Diócesis de Ciudad Real y Prior de las Órdenes Militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, Gerardo Melgar, quien sustituye en el cargo a Antonio Ángel Algora, que pasa a ser obispo emérito al igual que Rafael Torija, según ha precisado el hasta ahora obispo en su alocución durante la función religiosa.

Caballero ha acompañado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y a la alcaldesa de la capital, Pilar Zamora, en un lugar preferente de la Catedral de Ciudad Real, que ha registrado un lleno absoluto. No en vano, además de numerosos fieles –la mayoría han seguido la ceremonia por una gran pantalla instalada en los jardines del Prado- el templo ha registrado la presencia de arzobispos, numerosos obispos y sacerdotes, la mayoría de ellos de la provincia.

Entre las autoridades religiosas asistentes merecen mención el cardenal Ricardo Blázquez Pérez, Arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, así como el cardenal Antonio María Rouco Varela y el Nuncio Apostólico, monseñor Renzo Fratini.

Durante la homilía Melgar ha conferido especial importancia a la oración en el seno de la comunidad cristiana y a la necesidad de no perder la inocencia aunque se deje de ser niño. Ha asegurado que se presenta como obispo "con la ilusión y transparencia de un niño, con la ilusión de ser padre y pastor que, estando entre vosotros, formemos el pueblo santo de Dios y os pueda conocer, amar y cuidar".

Ha añadido Melgar, entre otras cosas, que es urgente la evangelización de las familias y que aunque llega a la provincia de Ciudad Real sin hoja de ruta, tiene el gran convencimiento de que debe hacer realidad en la geografía provincial las claves evangelizadoras y misioneras que considera fundamentales.