Puertollano

Desde el año 1348 se mantiene viva la tradición

Fidelidad al Santo Voto de Puertollano con un guiso de sabor de seiscientos años

La alcaldesa de Puertollano afirmó que es una fiesta que une, identifica y profundiza en nuestra identidad

La Comarca

12/05/2016

(Última actualización: 12/05/2016 21:54)

Imprimir

Puertollano es fiel a la tradición y el cielo gris y unas gotas de lluvia no han aguado la fiesta más antigua que desde 1348 se mantiene en pie gracias al tesón, esfuerzo, generosidad y solidaridad de los puertollaneros que son capaces de aguardar unas horas para saborear el guiso de la historia.

El párroco de la Virgen de Gracia, Pedro Crespo, ha bendecido el guiso simbolizado en olla, como la que utilizaron nuestros antecesores para elaborar y repartir el guiso más famoso de Puertollano.

Dos raciones por cabeza

La alcaldesa, Mayte Fernández ha llenado las raciones individuales en forma tapex, dos por persona, que después los puertollanenses han podido llevar a sus hogares para compartir con los más cercanos.

A la primera edil ha seguido en la tarea la Dama del Santo Voto 2016, Manuela Cid, que ha hundido el cazo en el fondo de la vasija para llenarla de tradición.

Cinco horas de cocción

El equipo de José Angel Sánchez Maya ha trabajado a lo largo de cinco horas y media para tener el guiso a punto para ser saboreado por las cientos de personas que han acudido a la carpa del Santo Voto.

Veintidós ollas

En veintidós ollas se elaborado este sabroso guiso, un estofado con 1.600 kilos de carne de ternera, 1.600 kilos de patatas, 50 kilos de cebolla, 30 de zanahoria, 20 de ajo, 2 kilos de pimentón, 4 de pimienta negra y 10 de sal.

Lograr el punto

A lo largo de la mañana se han removido cada una de las ollas para que la receta estuviera a punto y la carne estuviera en su punto, ya que lo más difícil es lograr que la carne esté lo más tierno, como explicó Alberto Navarro, cocinero del equipo de Sánchez Maya.

Amplio operativo

ara llevar adelante el Santo Voto ha sido necesario un amplio operativo entre trabajadores municipales, Policía Local y Protección Civil, para facilitar que la fiesta se desarrollara con normalidad con la novedad de la instalación de una gran carpa junto a la Parroquia de la Virgen de Gracia con el fin de que los ciudadanos estuvieron protegidos en caso de lluvia.

Reparto de bollos de pan en centros escolares

La Concejalía de Festejos, ante la previsión de lluvias, ha optado por llevar los bollos de pan a los centros de los 5.000 escolares que tenían previsto pasar por la glorieta Virgen de Gracia. La lluvia no apareció hasta final de la mañana, pero si por acaso.

Desde las nueve de la mañana han pasado numerosos vecinos para conseguir los últimos bollos bendecidos que a buen seguro ya se habrán llevado a la boca.

Un compromiso que se renueva

Para la alcaldesa, Mayte Fernández, el Santo Voto es el compromiso que renueva Puertollano cada año con un sentimiento que tiene que ver mucho con nuestro futuro, que significa volvernos a unir en un pueblo que sabe superar dificultades. “Si trece familias consiguieron combatir la peste estoy convencida que Puertollano podrá superar cualquier circunstancia. Todos tenemos que construir juntos el futuro, me ilusiona y me hace pensar con claridad que hay que luchar y trabajar”.

Identificarse con la historia para construir el futuro

Fernández afirmó que es una fiesta que une, identifica y profundiza en nuestra identidad de una historia que no es de antes de ayer y que logra sacar a la gente a la calle. “Un sentimiento puertollanense que lleva hacia adelante sin olvidar las raíces”.

La alcaldesa subrayó que la gente de Puertollano disfruta de esta tradición cumpliendo con compromiso con la Virgen, como se ha constatado en el encendido de calderas, al festival folklórico y entrega de premios de la Orden del Santo Voto.