Opinión

Artículo firmado por el Director de Cooperativas Agro-alimentarias CLM

Bruselas, ¿Viaje político? ¡Pues claro!

La organización pone en valor la labor de representación y defensa del sector en el viaje de las OPAS y Cooperativas a Bruselas, tras las críticas políticas de Lola Merino

José Luis Rojas Sánchez

08/05/2016

(Última actualización: 08/05/2016 23:29)

Imprimir

Los pasados lunes y martes, dos representantes por cada una de las organizaciones ASAJA, UPA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias, invitados por el Parlamento Europeo, hemos mantenido diversas reuniones junto al consejero de Agricultura Martínez Arroyo, con un amplio abanico de instituciones europeas: Parlamento Europeo, con diputadas del PP y del PSOE; Comisión Europea, con responsables de las áreas de agricultura y medio ambiente; Representación Permanente de España en Bruselas; Comité Consultivo Vino y con responsables de las oficinas de las OPAs y Cooperativas, en Bruselas.

Hemos podido trasladar a las diversas instancias la situación de nuestro sector agroalimentario, la insatisfacción que nos produce la nueva PAC al no dar respuesta a muchos de nuestros problemas, véanse crisis alimentarias de la leche, frutas y hortalizas, etc.; de que lejos de actuar para su simplificación y agilización de los pagos, que también, es necesaria una reforma intermedia de la PAC para recuperar mecanismos e instrumentos de mercado; nos han dado información sobre los acuerdos en negociación con Estados Unidos (TTIP), con MERCOSUR y la situación del veto ruso a numerosos productos europeos; sobre la búsqueda de soluciones para evitar la hegemonía de la gran distribución europea y sus malas prácticas; sobre las voces que se alzan para aminorar el presupuesto de la PAC, en la revisión del marco financiero bianual; sobre el nuevo reglamento de agricultura ecológica y su control; la focalización del comisario Hoogan para abrir mercados fuera de la UE; sobre los bloqueos a la libre circulación de mercancías (vino) en Francia, y algunos temas más.

Dentro de nuestro ámbito, hemos podido trasladar y chequear, con las instancias responsables, las modificaciones más relevantes que queremos hacer en el PDR: incrementar la dotación financiera para la ayuda a la incorporación de jóvenes y a la agricultura ecológica de la región; una nueva medida destinada al bienestar animal, materia que no se había considerado en el programa aprobado; una operación destinada a la protección del suelo frente a la erosión con cultivos herbáceos de secano y otra operación destinada a apoyar el cultivo de plantas aromáticas que mejoren la biodiversidad. No obstante, en esta propuesta, además, se consideran otras modificaciones del programa de desarrollo rural de Castilla-La Mancha aprobado, con el fin de mejorar su puesta en práctica y adecuarlo a los objetivos estratégicos, a los que Cooperativas Agro-alimentarias hará sus aportaciones.

Durante estos dos días hemos podido debatir entre las organizaciones, las diferentes visiones o planteamientos en varios temas de interés y también trasladarle al consejero las áreas de mejora que, a juicio de cada cual, debe de abordar en su labor. Todo ello en un clima tranquilo y constructivo.

En este ambiente de intenso trabajo, causaron estupor e indignación en la delegación las declaraciones de la diputada regional del PP Lola Merino, asegurando que el consejero de Agricultura, Francisco Martínez, "se gasta" el dinero de los agricultores en viajes a Bruselas que "no sirven para nada" y, aunque sin decirlo expresamente, dando a entender el papel de comparsa o parias de los representantes de OPAs y Cooperativas.

Merino se equivoca en dos cosas. La primera es que el viaje de las OPAs ha sido una invitación del Parlamento Europeo en el que hemos tenido, entre otras y para dejar claro que no ha habido ningún sectarismo, una reunión con las diputadas europeas del PP Pilar Ayuso y Ester Herranz, responsables de temas de seguridad alimentaria, agroalimentación y medio ambiente, que nos han atendido estupendamente y animado a realizar nuevas visitas. No ha habido por tanto gasto de ningún tipo para las arcas regionales. El segundo error es que el viaje ha sido muy interesante para nuestra región porque, además de la interlocución sobre los temas especificados anteriormente, ha sido compartido entre representantes del sector y el responsable de la consejería de Agricultura, cosa muy poco habitual en las reuniones que se conceden y se realizan en la UE.

Merino ha dejado claro que, en su labor política, es posible el ramplón insulto en vez de la crítica fundada. Solo habría tenido que preguntarle a su secretario general José Maria Fresneda (ASAJA) y hubiese tenido la información correcta sobre el viaje. Son especialmente graves estas declaraciones porque Lola Merino es, además de vicesecretaria de Comunicación del PP, la responsable de los temas de Agricultura en las Cortes de Castilla-La Mancha y ha dejado claro su desconocimiento del funcionamiento de las instituciones comunitarias y de la labor que hay que hacer para lograr influir en ellas. Debería ser más rigurosa en sus manifestaciones.

Ha asegurado también que se trata de un "viaje político", intentando darle una connotación peyorativa y negativa, cuando Merino comparte, en sentido amplio de la palabra, varias responsabilidades políticas, además de las citadas anteriormente: presidenta de AMFAR y fue también concejala del ayuntamiento de Ciudad Real en la pasada legislatura. ¡Es por tanto una política, en toda regla! Para mí, una de las más dignas dedicaciones que puede realizar el ser humano.

Es preocupante la consideración que tiene de sí misma la política Merino.

En la medida de que no había intereses personales, de que representábamos a los agricultores castellano-manchegos y a sus cooperativas, labores para los que hemos sido elegidos, ¡CLARO DE QUE SE TRATABA DE UN VIAJE POLÍTICO!

José Luis Rojas Sánchez

Director de Cooperativas Agro-alimentarias CLM