Región

Se han programado diferentes actividades durante todo el curso escolar

Los niños del aula educativa hospitalaria celebran el XX aniversario de la declaración de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad

Con el apoyo de los maestros del equipo de Atención Educativa Hospitalaria han creado cómics, leyendas sobre la ciudad, han moldeado figuras típicas de Cuenca y han fabricado imanes, marca-páginas, calendarios, etc.

El objetivo de esta iniciativa es lograr motivar a los escolares y que los niños no pierdan su ritmo de estudio durante su periodo de convalecencia

La Comarca

08/05/2016

(Última actualización: 08/05/2016 23:30)

Imprimir

Los niños que durante este curso escolar han pasado por el aula educativa del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca han celebrado el vigésimo aniversario de la declaración de la ciudad de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad con el desarrollo de diferentes actividades.

Los dos maestros que integran el Equipo de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria de Cuenca, Fernando Ruiz y José Carlos Peralta, han sido los encargados de diseñar un completo programa de actividades creativas, lúdicas y pedagógicas para que los niños se sientan protagonistas de la celebración de este aniversario e incentivar su creatividad.

Durante las clases, además de trabajar para que los alumnos en edad escolar entre los 3 y los 16 años que permanecen ingresados en el Hospital no pierdan su ritmo de estudio, los profesores les han propuesto distintas actividades ingeniosas y originales.

Entre esas propuestas destacan la creación de un calendario en el que aparecen todas las ciudades españolas que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad o la confección de marca-páginas, imanes, mandalas o dibujos con escenas representativas de la ciudad de Cuenca como las Casas Colgadas, los rascacielos del barrio de San Martín, las vidrieras de la Catedral, etc.

Otra de las iniciativas ha sido la redacción de una nueva leyenda sobre la ciudad de Cuenca con el objetivo de que los niños dejarán volar su imaginación y disfrutaran con la escritura.

Para aquellos a los que se les daban bien las manualidades, el programa les proponía moldear con arcilla o plastilina alguna figura típica de Cuenca como el botijo de toro ibérico o el tradicional Tormo Alto de la Ciudad Encantada.

Cómics o mini-libros han sido otros de los trabajos que los escolares hospitalizados han realizado durante su periodo de convalecencia.

Coincidiendo con el final del curso escolar está previsto que el Aula Educativa Hospitalaria del Virgen de la Luz organice una fiesta con todos los niños que han participado en estas actividades, los cuales serán obsequiados con distintos libros, material escolar y alguna que otra sorpresa.

El Equipo de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria de Cuenca, que coordinan las Consejerías de Educación y de Sanidad, comenzó a prestar servicio en el aula hospitalaria del Virgen de la Luz en el año 2008 y su principal objetivo es prestar apoyo educativo a los niños hospitalizados y también en su propio domicilio para aquellos con una convalecencia superior a los 20 días.

Durante el curso escolar aproximadamente unos 150 niños pasan por el Aula Hospitalaria del Virgen de la Luz que se encuentra ubicada en el área de Pediatría, la cual permanece abierta todos los días durante una hora y media y dispone de ordenadores, vídeo consolas, así como distinto material de lectura y juegos didácticos.