Región

El Ayuntamiento agallonero ha presentado hoy la que será XVIII Edición de su Mercado Medieval que, en este formato, es el más antiguo de cuantos se celebran en la provincia de Guadalajara

El Mercado Medieval de Tamajón llega a su mayoría de edad… en nuestros tiempos

La Comarca

05/05/2016

(Última actualización: 05/05/2016 20:59)

Imprimir

Tamajón va a celebrar entre los días 13 y 15 de mayo la XVIII Edición de su mercado medieval que, en ese formato, es el más antiguo de cuantos se celebran en la provincia de Guadalajara, puesto que fue en el año 1999 cuando la localidad agallonera recuperó el privilegio que en el año 1259 le concediera a la villa el rey Alfonso X 'El Sabio'.

Entonces solamente existía el precedente del Festival Medieval de Hita, que arrancó en los años sesenta y tiene otras pretensiones, con un matiz más literario. El Mercado Medieval de Tamajón fue una de las primeras iniciativas de Desarrollo Rural que contó con el apoyo de fondos LEADER.

Esta mañana, el alcalde de Tamajón, Eugenio Esteban, resaltaba “la mayoría de edad a la que ha llegado nuestro Mercado Medieval, con XVIII ediciones ya con ésta, en un evento que espera toda la comarca de la Sierra Norte”, ha señalado.

Para abrir boca, el XVIII Mercado Medieval de Tamajón comenzará con un concierto de Grimorium. El grupo trae al presente seres mitológicos y fantásticos relacionados con los grimorios, libros antiguos y paganos propios de la Alta Edad Media, que recogen hechizos e invocaciones que sus músicos representan visual y musicalmente. En Tamajón, tocarán en formación de cuatro músicos, con un vestuario tan cuidado como su propia música, e instrumentos históricos como el dudelsäck (gaita alemana medieval), bombarda bretona, biniou bretón, zanfoña medieval, karnyx, davul turco o bouzouki. Su actuación representa a cuatro personajes que llegan desde diferentes partes de Europa para fusionar sus energías y escribir un nuevo libro de conjuros. Precisamente ese día, los puestos van a estrenar iluminación, lo que dará una mayor estética al mercado así como flexibilidad horaria.

Las calles de Tamajón, de cartesiana geometría, se llenarán con cerca de cuarenta puestos variopintos, pero todos artesanos, de manera que el visitante sienta de verdad que ha regresado a la Edad Media. El responsable de la organización, Miguel Angel Redrado, y el propio alcalde, han hecho hincapié en rueda de prensa en que para Tamajón es mucho más importante la adecuada selección de puestos y que la oferta sea verdaderamente medieval, de objetos hechos con las manos, que el número. “Queremos proponerle al visitante una verdadera experiencia histórica que pueda paladear con los cinco sentidos, además de reivindicar a los magníficos artesanos que hay en la provincia de Guadalajara”, enfatizaba Redrado.

Así, el centro de Tamajón volverá a llenarse de cestas de mimbre, juguetes hechos a mano, utensilios de cocina, muebles, quesos o casas de corcho y musgo, bisutería y joyería, cuero, que contarán con la especial ambientación musical que logran siempre los Gaiteros de Mirasierra. El grupo de música tradicional lleva poniéndole la banda sonora el evento prácticamente desde su recuperación, y se han convertido ya en uno más de sus atractivos.

Además del propio mercado, y de la música, la programación busca que no decaiga el nivel de actividad en ningún momento del fin de semana. Exposiciones de utensilios antiguos en la plaza de la Iglesia, muestra y visita explicativa de instrumentos de tortura y de rudimentarios instrumentos quirúrgicos medievales, combates o un curso participativo de educación medioambiental en el que niños y mayores podrán participar e interactuar con diferentes especies de mamíferos y aves rapaces, se sucederán en los dos días en el que la hostelería agallonera, y de la comarca, espera, como el año pasado poder llegar a cifras de ocupación cercanas al 100% de las plazas disponibles. En este sentido, y desde hace cuatro años, el Mercado Medieval de Tamajón se prolonga también hasta el domingo, con el fin de propiciar las pernoctaciones en la comarca.

Además, el urbanismo de Tamajón y los aparcamientos disuasorios que habilita el Ayuntamiento permiten el estacionamiento y atravesar sin problemas la localidad, evitando atascos. El sábado, día 14 de mayo, después del pregón que llegará a las doce de la mañana, habrá desfile de tropas, músicos, bailarinas y malabaristas.

El teatro de calle le dará un enfoque diferente al acto de la compra de los visitantes. Brujas, magos, acusación de herejes, espectáculo de fuego o combates a espada trasladarán a propios y extraños a otras épocas, al pie del Ocejón, que majestuoso, preside la vida agallonera desde lo alto, mientras la Torre del Reloj, en el Centro Cultural, marca las horas. A lo largo de los dos días, y además de los puestos con juguetes, la programación propiciará que la familia al completo tenga la oportunidad de llenar su ocio, con talleres participativos adicionales al medioambiental, especialmente para los niños, y actuaciones teatrales y cuentacuentos para todos los públicos.

De forma paralela, a lo largo del fin de semana, estará abierto de forma permanente el Centro Cultural de Tamajón, con su exposición de documentos del archivo municipal, la reproducción de los documentos históricos más importantes, el documento de confirmación de pasto gratuito en la Sierra de Ayllón, la concesión del mercado de Alfonso X El Sabio y la exención del impuesto del Portazgo en todos los reinos, y de pesos y medidas de la época, esta última recopilada durante años por el Consistorio.

La historia del Mercado Medieval de Tamajón

El documento más antiguo conservado en el Archivo Municipal de Tamajón, es precisamente una carta plomada de Alfonso X, fechada en Toledo el 28 de agosto de 1259, por la que se concede al Concejo de dicho lugar la celebración de un mercado semanal los martes, contiene dentro de su brevedad información suficiente para iniciar el análisis de la evolución histórica de la localidad.

Así, el hecho de que en el documento del rey Sabio se identifique directamente a Tamajón como aldea de Ayllón es un dato que puede servir para zanjar las dudas sobre su adscripción jurisdiccional tras la conquista cristiana de esta zona (1085) y la más temprana de Plena Edad Media, ya que hasta ahora unos autores la identifican como aldea de Atienza, mientras que otros la sitúan en el alfoz de Ayllón, viniendo el dato concreto a corroborar la opinión de estos últimos.

Por otra parte, la celebración del mercado semanal sirvió, seguramente, para incentivar el inicial desarrollo de la población. En este sentido cabe citar un nuevo privilegio real concedido a su Concejo pocos años después, concretamente en 1289, por Sancho IV, hijo del anterior monarca, por el que se eximía de portazgos a los vecinos de Tamajón en todos los lugares de sus reinos salvo en Sevilla, Toledo y Murcia, lo que nos habla de una importante actividad económica de sus vecinos.

Las sucesivas confirmaciones de este último documento conseguidas por su Concejo a lo largo de las décadas de los siglos XIV y XV (Fernando IV, en 1305; Alfonso XI en 1325 y 1332 y 1345; Pedro I en 1351; Juan II, en 1407 y 1421; Enrique IV, en 1455) fueron, sin duda, buenos instrumentos utilizados por sus vecinos para asegurar el desarrollo económico de la población. A este respecto, cabe señalar que sus representantes no dudaron en defender estas exenciones por la vía judicial cuando fue necesario: conocemos cuatro Ejecutorías ganadas por la villa de Tamajón en los pleitos que sobre el tema sostuvo contra diversas ciudades y villas (Palencia, Buitrago, Alcalá de Henares, Carrión, Villadiego, Palenzuela, Mohernando, Talamanca, Torrelaguna, Uceda, Yunquera, Daganzo, Ajalvir…) fechadas en 1554, 1557, 1602 y 1739.

En un principio, el mercado se celebró, durante 526 años todos los martes de cada semana. Esto fue muy útil para la villa pues aumentó en mucho su población, llegando a tener el pueblo hasta seiscientos vecinos, cerca de dos mil habitantes, y floreciendo la industria y el comercio del lugar.

Entre los años 1770 y 1780, el mercado agallonero empezó a decaer y a arruinarse como consecuencia de que, en el mismo día martes de cada semana, se le había concedido a la ciudad Guadalajara, que solamente distaba de esta villa siete leguas, celebrar también mercado, quedándose, el mercado de Tamajón, sin gente, sin trajineros y mercaderes, menguando, notablemente, el número de vecinos y moradores de dicha villa.

Por este motivo, los hombres buenos, concejo, justicia y regimiento de Tamajón, después de hacer sus alegatos y razonamientos ante el Consejo del rey, solicitan, en 1784, ante la corte del rey Carlos II, que se “transfiera, el otro día martes, en el del lunes de cada semana, dicho mercado, dado que no perjudicaba a nadie dicho cambio”. A lo que el rey accedió el día 22 de Septiembre de 1784.

Pero de nuevo, al poco tiempo, el mercado de Tamajón vuelve a perder todos sus trajineros y comerciantes. Esta vez la causa fue que se le concedió a la villa de Cogolludo que celebrase mercado los lunes y al ser, en aquellos momentos, esa villa, más floreciente e importante que Tamajón, los trajineros y comerciantes van a ese mercado en lugar de al de Tamajón.

De nuevo el concejo, justicia, hombres buenos y regimiento de Tamajón, el día 5 de Junio de 1799, hicieron sus alegaciones y explicaciones ante la corte del rey, en esta ocasión Carlos IV, solicitando que su mercado, que antiguamente se celebraba los martes y después los lunes, pase a celebrarse “los jueves de cada semana”. El día 22 de diciembre de 1800, se le concedió su nuevo traslado, al día jueves de cada semana,

Llegó dicha orden a Tamajón el día 13 de Febrero de 1801, siendo Ordinarios de la villa de Tamajón, el Licenciado Josef Antonio Gamo Montufar y Agustín Iruela Martínez, que “la obedecieron y obedecieron con respeto y veneración debida, como carta de su rey y señor natural, besándola y poniéndola sobre su cabeza”.

Y así se estuvo celebrando de nuevo mercado todos los jueves de cada semana, hasta que, hace unos ochenta años, desapareció. En la “Gran Enciclopedia de Madrid-Castilla”, se dice, de la villa de Tamajón que, a finales del siglo XIX: “Tiene mercados los días 10, 20 y 30 de cada mes”. En su última versión, en los años sesenta y setenta se había reeditado en la fiesta de septiembre de la localidad, como feria de ganado, sin demasiado éxito de público, hasta su recuperación como Mercado Medieval en 1999.

Programa de actividades

VIERNES 13 DE MAYO

CONCIERTO DE FOLK MEDIEVAL CON EL GRUPO "GRIMORIUM"

SABADO 14 DE MAYO

11:00 DESFILE DE TROPAS, MUSICOS, BAILARINAS, MALABARISTAS....

11:30 PREGÓN INNAGURAL DEL MERCADO MEDIEVAL.

12:00 TEATRO DE CALLE.

12:30 COMBATES ENTRE CABALLEROS Y MUESTRA DE ARMAS.

13:00 FORJA DE UNA ESPADA EN LA HERRERÍA.

13:30 Visita guiada a la exposición de instrumentos de tortura.

14:00 TEATRO INFANTIL.

14:30 ESPECTACULO DE VUELO LIBRE DE AVES RAPACES.

15:00 PARADA PARA COMER.

17:30 LLEGADA DE EXTRAÑOS MUSICOS MEDIEVALES Y PERSONAJES MITOLOGICOS.

18:00 CUENTACUENTOS INFANTIL

18:30 ESPECTACULO DE VUELO LIBRE DE AVES RAPACES.

19:00 TEATRO INFANTIL.

19:30 COMBATES ENTRE CABALLEROS Y MUESTRA DE ARMAS.

19:30 CUENTACUENTOS.

20:30 LAS BRUJAS Y LOS MAGOS LLEGAN AL MERCADO.

21:30 ACUSACIÓN DE HEREJES

22:00 EXPECTACULO DE FUEGO, MALABARES DE FUEGO, COMBATES DE ESPADAS DE FUEGO, MAGIA, QUEIMADA POPULAR, PIROTECNIA.

DOMINGO 15 DE MAYO

11:00 DESFILE DE SOLDADOS MALABARISTAS, MUSICOS, BAILARINAS.

11:30 CUENTACUENTOS INFANTILES.

12:00 ESPECTACULO DE MAGIA.

12:30 COMBATES ENTRE CABALLEROS Y MUESTRA DE ARMAS.

13:30 ESPECTACULO DE VUELO LIBRE DE AVES RAPACES.

14:00 TEATRO INFANTIL.

17:00 DESFILE DE TROPAS BAILARINAS Y SOLDADOS.

18:00 COMBATES ENTRE CABALLEROS Y MUESTRA DE ARMAS.

18:30 TEATRO MEDIEVAL.

Durante los dos días

Magia, malabares, personajes medievales animando el evento, campamento medieval, talleres de herrería, malabares, talla de madera, cantería, músicos medievales, danza del vientre, exposiciones de armas medievales, instrumentos de tortura, campamento medieval, mercado medieval con artesanía alimentación, taberna medieval y mucho más.