Nacional

Frente a los 928 millones del mismo trimestre del año anterior

Repsol obtiene un beneficio neto ajustado de 572 millones de euros

Las áreas de negocio de Repsol (Upstream y Downstream) incrementaron sus resultados, impulsadas por las medidas de eficiencia y ahorro implementadas por la compañía. Esta evolución positiva es especialmente significativa, ya que se produjo en un contexto de profunda caída de los precios del crudo y del gas (un 37% en el caso del Brent y un 30% en el del Henry Hub)

La Comarca

05/05/2016

(Última actualización: 05/05/2016 20:59)

Imprimir

Repsol alcanzó en el primer trimestre de 2016 un beneficio neto ajustado de 572 millones de euros, frente a los 928 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior, en el que se incluían resultados financieros excepcionales, de 500 millones de euros, debidos básicamente a la posición en dólares que tenía la compañía tras cobrar la expropiación de YPF, y cuyo importe se destinó el pasado mes de mayo a la adquisición de Talismán.

El EBITDA CCS, calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición, aumentó un 6% respecto al primer trimestre de 2015, hasta situarse en 1.242 millones de euros.

Las medidas de eficiencia y ahorro que ha implementado Repsol en los últimos meses han favorecido que, a pesar del contexto de bajos precios del crudo, los negocios de la compañía hayan tenido un resultado positivo. Tanto el área de Upstream (Exploración y Producción), como el de Downstream (Refino, Química, Marketing, Trading, GLP y Gas & Power), han mejorado sus resultados respecto a los primeros tres meses de 2015, lo que demuestra la fortaleza y resiliencia de la compañía.

Durante el trimestre, los precios medios del Brent cayeron hasta cotizar en mínimos de los últimos 12 años (26,21 dólares por barril el 11 de febrero). Entre enero y marzo, el precio medio del Brent se situó en 33,9 dólares por barril, un 37% menos que el mismo periodo del año anterior.

Pese a este contexto, el negocio de Exploración y Producción mejoró su beneficio neto ajustado en 207 millones de euros respecto a los tres primeros meses de 2015. Además, la producción aumentó hasta los 714.200 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/día), el doble de la obtenida en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Por su parte, el negocio de Downstream incrementó su resultado neto ajustado un 4%, apoyado en la solidez del área de refino y el buen comportamiento del área de Química, donde los planes de eficiencia desarrollados permitieron aprovechar la notable mejora del entorno de este sector.

La deuda neta al cierre del trimestre se mantuvo estable, en 11.978 millones de euros, mientras que la liquidez cubre más de dos veces los vencimientos de deuda bruta a corto plazo.

En estos primeros meses de 2016 también destacaron los cambios aprobados en la estructura organizativa y directiva de la compañía, con el objetivo de continuar avanzando en los retos y oportunidades que se presentan tras la integración de Talisman y ante el nuevo entorno del sector.

Upstream: resultado positivo con precios del crudo en mínimos

El resultado neto ajustado del área de Upstream se incrementó en 207 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 17 millones de euros, gracias a los menores gastos exploratorios, los mayores volúmenes de producción, el impacto positivo de los tipos de cambio y los ahorros de costes derivados de un intenso programa de mejora de eficiencia.

Este programa, que incluye acciones comerciales, técnicas y de proceso en todas las unidades, países y áreas del negocio de Upstream tuvieron un impacto en caja de más de 100 millones de euros en el trimestre. Estas medidas, además de mejorar la generación de caja en el corto plazo, incrementarán la sostenibilidad y eficiencia del negocio en el medio y largo plazo.

El resultado positivo del Upstream es especialmente destacable teniendo en cuenta el descenso de los precios del Brent, el WTI y el Henry Hub. Los precios de realización de Repsol se comportaron mejor que los de estos productos internacionales de referencia. El precio de la cesta de crudos de la compañía disminuyó un 32,2%, cinco puntos menos que el Brent, y el del gas se redujo un 17,2%, doce puntos menos que el Henry Hub.

La producción media en los primeros tres meses del año ascendió a 714.200 bep/día, el doble de la obtenida en el mismo periodo de 2015, y se mantuvo en los niveles que la compañía ha marcado como objetivo para los próximos años. A este incremento contribuyó fundamentalmente la integración de los activos procedentes de Talisman, que aportaron 330.300 bep/día, además de la incorporación de producción de los proyectos de Cardón IV (Venezuela) y Sapinhoá (Brasil).

Tras el cierre del trimestre, Repsol anunció un nuevo descubrimiento en Brasil, Gavea A1, en la cuenca brasileña de Campos, el cuarto hallazgo realizado en el prolífico bloque Campos 33, y que completa la exitosa campaña de evaluación de esta área.

Downstream: evolución favorable del Refino y la Química

El resultado neto ajustado del área de Downstream ascendió a 556 millones de euros, un 4% más de lo obtenido entre enero y marzo de 2015, con un comportamiento especialmente destacado del negocio de Química.

En Refino, negocio en el que el indicador de margen se situó en el trimestre en 6,3 dólares por barril, la eficiente gestión de las instalaciones industriales ha permitido una mayor utilización de la capacidad de conversión, que alcanzó valores del 103%, y que el margen de refino real superase en un dólar al indicador, hasta 7,3 dólares/barril.

Por otra parte, el aumento de la eficiencia y las mejoras operativas llevadas a cabo en la Química permitieron aprovechar la mejora del entorno de este sector, lo que unido a un aumento del 3,2% en las ventas, y a los mayores márgenes, tuvieron un impacto positivo de 102 millones de euros en el resultado operativo del área.

En cuanto a las ventas de productos petrolíferos, aumentaron un 3,7%, hasta 11,125 millones de toneladas, principalmente por el crecimiento en el mercado europeo.

Gas Natural Fenosa

El resultado neto ajustado en el primer trimestre de 2016 fue de 99 millones de euros, frente a los 122 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Este descenso obedece fundamentalmente a los menores resultados en el negocio de comercialización de gas, por el entorno actual de precios, y al impacto negativo del efecto del tipo de cambio de las monedas en Latinoamérica.