Región

Acusa al equipo de gobierno del partido popular de plantear una licitación de acuerdo a los intereses de la empresa y no al de los pedroñeros

IU-Ganemos Pedroñeras rechaza la ampliación de la privatización de las piscinas de la localidad

Lorena Gallego: “Resulta muy cómodo para el equipo de gobierno desentenderse de la gestión de los servicios municipales privatizando e hipotecando al ayuntamiento durante las siguientes legislaturas. Si no se ven capaces de hacerlo ustedes mismos, renuncien y dejen paso a otros que no sometan nuestras instalaciones y autonomía"

La Comarca

02/05/2016

(Última actualización: 02/05/2016 20:43)

Imprimir

El pasado viernes se celebró un pleno extraordinario con dos únicos puntos en el orden del día: la aprobación de una modificación en las partidas presupuestarias y la ampliación a 12 años de la privatización de la gestión de las piscinas cubierta y de verano con el consiguiente gasto en las arcas municipales. Respecto al primero de los puntos, Lorena Gallego, portavoz del grupo de IU-Ganemos, denunció a falta de información al respecto, debido a la escasa documentación entregada por el equipo de gobierno. Además, con el reparto de partidas, se hizo patente la falta la preocupación por el empleo y la renuncia a una solución inmediata al problema del agua no apta para el consumo.

El punto más polémico fue el destinado a aprobar la externalización de la gestión de las piscinas de la localidad durante un periodo de hasta 12 años a cambio de 50.000 € anuales, más la recaudación de taquillas y actividades deportivas, que saldrán de los bolsillos de los contribuyentes y pasará a manos de la empresa adjudicataria. Con toda la oposición en contra, el alcalde la localidad justificó reiteradamente esta decisión en aras de garantizar la rentabilidad de la empresa, la cual necesita de esos años de concesión para lograr los beneficios que desean. Un argumento circular que desatiende a los intereses de los vecinos y el ayuntamiento, que quedará hipotecado con ese gasto durante 12 años, independientemente de que las actividades sean demandadas o no. En palabras de Lorena Gallego: "es completamente desproporcionado realizar una adjudicación por 12 años en un servicio como este. Es evidente que lo que prima es el interés de la empresa."

IU-Ganemos aprovechó para recordar a PP y PSOE que la función de un ayuntamiento es gestionar los servicios municipales, no externalizarlos y limitarse a pagar a empresas intermediarias que, en busca del beneficio, empeoran la calidad del servicio y del empleo. Además, podría abrir la puerta a posibles prácticas irregulares como la corrupción y los enchufes. Lorena Gallego explica como en la localidad ya tienen experiencia en este tipo de adjudicaciones a largo plazo. Las obras prometidas en el servicio de aguas fueron la excusa del equipo de gobierno para plantear una privatización de 26 años y a día de hoy se sigue sin tener agua apta para el consumo en nuestros hogares. De esta forma, IU- Ganemos solicita que no se haga lo mismo con las piscinas, dejando que su gestión se convierta en un negocio particular, donde hay un único ganador seguro, la empresa adjudicataria.