Provincia

Jornadas ‘Mujer rural y cooperativa’ celebrada en Cózar

La Junta destaca el papel de la mujer como protagonista de los procesos de cambio y modernización del medio rural

Pimienta considera que “a pesar de las ventajas que ofrece la vida en el medio rural, es aquí donde los estereotipos sexistas están más arraigados y perviven los modelos familiares que provocan la sobrecarga en las mujeres”

Asegura que “no se trata de que las mujeres conciliemos mejor nuestra vida laboral y personal, sino de que los hombres también concilien para que la corresponsabilidad de las tareas públicas y privadas sean compartidas al 50%”

La Comarca

27/04/2016

(Última actualización: 27/04/2016 19:32)

Imprimir

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Carmen Pimienta, ha revindicado que “cuando hablamos de mundo rural, somos las mujeres las que nos encontramos liderando los procesos de cambio y modernización de los municipios en los que residimos”.

Pimienta se ha pronunciado de este modo en el marco de las jornadas ‘Mujer rural y cooperativa’ celebradas en la localidad ciudadrealeña de Cózar y que han servido de foro de encuentro para compartir conocimientos y experiencias en este ámbito.

La responsable del Instituto de la Mujer en Ciudad Real ha señalado que el ejemplo más claro de la importancia que tiene la mujer rural para el Gobierno regional que preside Emiliano García-Page es “la priorización que se hace de las acciones en el medio rural frente al urbano”.

En este sentido ha detallado que el Plan Estratégico para la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres de Castilla-La Mancha contempla un eje que desarrolla acciones trasversales para la mejora de la situación de las mujeres del medio rural, aunque Pimienta ha indicado que no es suficiente y se necesita también de la implicación de las administraciones locales para impulsar la incorporación del enfoque de género en todas las estructuras municipales como puedan ser las dedicadas a educación, deportes, empleo, urbanismo o en la elaboración de los presupuestos.

Y es que, Pimienta considera que “a pesar de las ventajas que ofrece la vida en el medio rural, es aquí donde los estereotipos sexistas están más arraigados y perviven los modelos familiares que provocan la sobrecarga en las mujeres”.

En el contexto de estas jornadas, la directora provincial del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha ha manifestado que “aunque las mujeres rurales han tenido una gran presencia en las asociaciones hasta ahora ha sido escasa en las cooperativas agroalimentarias, en los grupos de acción local y en las organizaciones sindicales”.

Juventud y futuro

Frente a esta invisibilidad y masculinización del mundo rural, Carmen Pimienta ha apuntado a la necesidad de que las mujeres reviertan estas situaciones, y ello pasa por “la incorporación de mujeres jóvenes al trabajo en el medio rural con proyectos de futuro”.

Entre las líneas de trabajo para lograrlo, la responsable del Instituto de la Mujer ha citado la priorización de las mujeres en las convocatorias de proyectos y subvenciones de la UE, la difusión de programas de formación, propiciar herramientas de asesoramiento y liderazgo, incorporar el principio de igualdad o facilitar el acceso a las tecnologías de la información incidiendo en la disminución de la brecha digital de género.

Casi 1.500 millones para desarrollo rural

Un camino en el que está involucrado el Gobierno de Castilla-La Mancha con medidas tan destacadas como la Ley de Titularidad Compartidas, los planes de igualdad, los programas de dinamización para el emprendimiento desarrollados dentro de las cooperativas o el Plan de Desarrollo Rural que inyectará 1.487 millones de euros en los próximos cinco años.

Para finalizar, y tras agradecer la invitación a esta jornada “fructífera” organizada por la Sociedad Cooperativa Cózar de la Sierra para conocer de cerca las fortalezas y las dificultades que supone ser mujer y vivir en el medio rural, Pimienta ha asegurado que “la igualdad no es cosa de mujeres, sino de sociedades avanzadas”, objetivo que persigue el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha para fomentar la corresponsabilidad, ya que “no se trata de que las mujeres conciliemos mejor nuestra vida laboral y personal, sino de que los hombres también concilien para que la corresponsabilidad de las tareas públicas y privadas sean compartidas al 50%”.