Región

En una nota de prensa

CCOO CLM reclama el incremento de los salarios y empleos de calidad y con derechos para afianzar el crecimiento

La creación de empleo y la mejora del poder adquisitivo de los salarios son los dos factores que más hacen por la consolidación del crecimiento y por su sostenibilidad

La Comarca

13/04/2016

(Última actualización: 14/04/2016 09:17)

Imprimir

Según los datos publicados hoy por el INE, el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió en marzo en la región un 0,7% con respecto a febrero, mientras que si lo comparamos con el mismo mes del año anterior se ha producido una caída del -1,4%, informa CCOO CLM en nota de prensa.

A nivel nacional los precios han registrado una subida en el mes del 0,6%, mientras que han bajado un 0,8 con respecto a hace un año.

CCOO de Castilla-La Mancha sigue insistiendo en la necesidad de incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, de forma que pueda reactivarse el consumo y, por tanto, la economía. “El crecimiento de la actividad económica tiene que servir para recuperar y alcanzar unos niveles salariales decentes, que deben ir unidos a empleos de calidad, estables y con derechos. Los bajos salarios y los empleos precarios condenan a las personas a la pobreza laboral e incrementan la desigualdad. Si los trabajadores y trabajadoras no pueden comprar, las empresas no venden sus productos y se ven abocadas al cierre”, señala el secretario regional de Acción Sindical de CCOO CLM, Lucas Sánchez.

“Es el momento de incrementar los salarios, que han sufrido una fuerte devaluación en los últimos años, además de recuperar otros derechos y condiciones laborales perdidos y el instrumento para hacerlo es la negociación colectiva”, afirma Sánchez, quien denuncia que la negociación sigue aún estancada en muchos sectores en nuestra región, consecuencia de la actitud de las patronales, a quienes el sindicato hace un llamamiento a la responsabilidad para desbloquear los convenios colectivos.

Según el sindicato, el crecimiento económico se está desacelerando muy ligeramente en 2016, mientras que los ingresos y beneficios empresariales suben, debido a que las empresas no trasladan a precios toda la caída del precio del petróleo y las materias primas, al recorte de sus costes de financiación, la bajada del impuesto de sociedades y la devaluación de los salarios provocada por la crisis y la reforma laboral.

De hecho, las empresas ya han recuperado en 2015 el excedente empresarial que tenían antes de la crisis. El crecimiento y los mayores beneficios tienen ahora que repartirse en forma de más puestos de trabajo, de empleo más estable y de salarios que ganen poder de compra. La creación de empleo y la mejora del poder adquisitivo de los salarios son los dos factores que más hacen por la consolidación del crecimiento y por su sostenibilidad, gracias a la rebaja de la desigualdad que producen, concluye la nota de prensa.