Región

Ha sido mostrado a la ciudadanía en el Auditorio de El Pósito

El nuevo Plan Especial del casco histórico pretende crear vida en el corazón de Sigüenza

A lo largo del mes de abril queda abierto el plazo para la presentación de alegaciones, para lo que el equipo redactor visitará la localidad cada miércoles y viernes, quedando a disposición de la ciudadanía

La Comarca

05/04/2016

(Última actualización: 06/04/2016 09:43)

Imprimir

El Ayuntamiento de Sigüenza convocó este fin de semana a la ciudad a la presentación del nuevo Plan Especial del Casco Histórico. El acto tuvo lugar en el Auditorio de El Pósito, y fue conducido por Gemma Peribáñez, arquitecta de Ezquiaga Arquitectura Sociedad y Territorio, la empresa adjudicataria del concurso público para su redacción. Peribáñez fue prologada por el alcalde de la ciudad, José Manuel Latre.

Una vez sea aprobado definitivamente, el Plan Especial regulará el urbanismo en el casco histórico, la concesión de licencias de obras, las inversiones que haga en él el Ayuntamiento, así como también será responsable de la protección y puesta en valor de edificios, murallas, o espacios públicos valiosos en su interior. El Plan Especial se expone al público, una vez que ha alcanzado el grado suficiente de desarrollo, al objeto de que sean los ciudadanos los que planteen sus dudas y consultas, las alegaciones que estimen oportunas con carácter previo a su aprobación inicial por el Pleno del Ayuntamiento de Sigüenza.

Para que puedan hacerlo con todo el conocimiento, el Ayuntamiento convocó a la ciudadanía a la presentación. Asimismo, y a lo largo del mes de abril, los redactores quedan a disposición de los seguntinos para resolver personalmente sus dudas, y para escuchar y recoger las posibles alegaciones, los miércoles por la mañana y los viernes todo el día, en las oficinas de la casa consistorial, como recordó el propio alcalde al inicio del acto.

Urbanísticamente, el Casco Histórico de Sigüenza contaba con un documento de ordenación del año 1989, que había quedado completamente obsoleto después de más de treinta años de vigencia y que no daba respuesta a los múltiples cambios sucedidos en el marco jurídico aplicable, o en los conceptos más novedosos sobre la protección del patrimonio que en las últimas décadas se han elaborado, principalmente desde organizaciones como Unesco. “Lo que hemos hecho ha sido darle una vuelta de tuerca”, resumió Peribáñez y avanzar en la protección del patrimonio entendida desde la necesidad de mantener la vitalidad de los espacios de valor histórico y patrimonial. La intención del equipo redactor ha sido la de crear un documento “ilusionante”, para que los seguntinos consideren su casco histórico “no como un motivo monumental que enmarcar en las fotos del salón, sino como un lugar vivido y parte de la ciudadanía, porque protección del casco, sin apostar por mantener y potenciar la vida urbana en él, es el inicio de una lenta y progresiva muerte”, valoró Peribáñez. Por eso, el documento facilita, entre otras cosas, la construcción de vivienda y nuevos usos que en el anterior Plan no aparecían, o no quedaban claros.

Redacción necesario

Después de explicar los principios inspiradores del nuevo Plan, Peribáñez aclaró también que su redacción era “necesaria” desde dos puntos de vista. En primer lugar señaló que el anterior documento no permitía cumplir la regulación actual en materia urbanística y de protección del patrimonio. Además, la arquitecta recalcó que en todo este tiempo han aparecido nuevos conceptos y conocimientos sobre protección del patrimonio y sobre su puesta en valor como activo que no existían hace treinta años. Como en el caso anterior, esta revolución teórica hacía igualmente imprescindible el desarrollo de un nuevo documento. “Hoy, el patrimonio ya no es considerado sólo un elemento monumental, cuanto parte de un paisaje único, del espacio público, de la calle, de cómo se vive la ciudad. El nuevo Plan desarrolla en Sigüenza las ideas que sobre la lectura del paisaje urbano histórico ha establecido la Unesco en las últimas décadas", explicó la arquitecta.

Tomando en consideración ambas premisas, y con la recomendación del Ayuntamiento “de procurar no dificultar el desarrollo, propiciar que los vecinos puedan mejorar sus propiedades, manteniendo los elementos protegidos, pero desde la percepción de que se pueden hacer cosas en el casco, hemos redactado un documento moderno y actual”, valoró Peribáñez.

El documento pretende ser sencillo y accesible, y apuesta por la seguridad jurídica en sus contenidos gráficos y textuales, con los que se pretende que sea mínima la posibilidad a la interpretación, y que sea clara igualmente la norma que se establece.

Al término de la presentación se abrió un turno de preguntas en el que el equipo redactor solventó ya algunas de las dudas de los seguntinos. Asimismo, los arquitectos invitaron a los seguntinos a hacer sus aportaciones “para, entre todos, lograr el mejor y más completo documento posible”, terminó Peribáñez.