Región

Cuatro sellos autoadhesivos que simulan las tiras de tarjetas postales plegadas en formato fuelle

Alcalá del Júcar, incluido en la serie de sellos autoadhesivos dedicada a Pueblos con Encanto

Correos ha emitido 250.000 ejemplares protagonizados por una vista de esta localidad

La Comarca

05/04/2016

(Última actualización: 06/04/2016 09:43)

Imprimir

Correos estrena con el municipio de Alcalá del Júcar la serie de sellos dedicada a ‘Pueblos con encanto’. La localidad albaceteña forma parte de una emisión de cuatro sellos autoadhesivos que simulan las tiras de tarjetas postales plegadas en formato fuelle.

Junto a Alcalá del Júcar, los municipios Albarracín (Teruel), Santillana del Mar (Cantabria) y La Alberca (Salamanca) completan la emisión de la que se han impreso un total de 250.000 ejemplares.

Esta emisión quiere resaltar la variedad de pueblos con encanto de los que goza nuestro país y recoger el patrimonio de España. En el anverso de los sellos figuran las imágenes de estas localidades, mientras que la parte posterior se ha impreso imitando la trasera de una tarjeta postal. Los sellos autoadhesivos miden 57,6 x 40.9 mm y van enmarcados con un recuadro de 80 x 316 mm. Se trata de sellos Tarifa A, válidos para franquear una carta nacional hasta 20 gramos.

La utilización de estos sellos con su cómodo formato permitirá que la imagen de Alcalá del Júcar encuentre en la red postal otra vía de difusión y que pueda llegar a cualquier punto del mundo.

El municipio de Alcalá del Júcar fue declarado histórico-artístico en 1982 y en 1986 recogió el tercer premio a la mejor iluminación artística organizado por la casa Philips.

Destaca en esta localidad el castillo datado aproximadamente en el siglo XII, o la Iglesia Parroquial con su bóveda gótica tardía. El Puente Romano, bajo el cual pasa el río Júcar que da nombre a la población, fue paso obligado del Camino Real de Castilla a Levante y llegó a ser un puerto seco o aduana.

Correos se suma al reconocimiento del patrimonio español, de su magia y encanto a través de esta emisión que desde el pasado veintiuno de marzo puede adquirirse en las oficinas postales. Además, mediante la innovadora presentación de estos sellos que evocan minipostales se ofrece un recurso más para dar a conocer nuestro país.