Región

Más de 6.000 espectadores en los 10 conciertos ofrecidos

Los castellanomanchegos se vuelcan con la XV Bienal de Música ONCE

“Hemos contado con la colaboración de los nueve Ayuntamientos implicados, la Universidad de Castilla-La Mancha e, incluso, con el propio Gobierno de la región”, ha asegurado el delegado territorial de la Organización

La Comarca

06/03/2016

(Última actualización: 08/03/2016 19:20)

Imprimir

El público castellanomanchego se ha volcado con los músicos participantes en la XV Bienal de Música ONCE, la mayoría de ellos ciegos o con discapacidad visual, que durante cuatro días han llenado auditorios y teatros de diferentes puntos de toda la comunidad autónoma. Más de 6.000 personas de las cinco provincias han arropado a los músicos de la Bienal en los diez conciertos ofrecidos.

Para la ONCE, contar con este manifiesto respaldo del público ha sido muy importante, pero también el hecho de contar con la colaboración de numerosas instituciones. “Todas las puertas a las que hemos llamado se nos abierto desde el principio, tanto la de los nueve Ayuntamientos implicados, como la de la Universidad de Castilla-La Mancha, hasta incluso la del propio Gobierno de la región”, según ha afirmado el delegado territorial de la ONCE en la Comunidad, Carlos Javier Hernández, quien además ha asegurado que “ha sido posible gracias a la repuesta de un magnífico equipo de personas que se han dejado la piel en el éxito de la organización de la Bienal”.

La XV Bienal de Música ONCE daba comienzo el pasado día 2 de marzo en el Salón de actos de la UCLM (antigua Iglesia de San Pedro Mártir), en Toledo, con un concierto a cargo del pianista ciego Ignasi Terraza acompañado de su Trío y su espectáculo ‘Imaginando Miró’. De forma previa, el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, daba la bienvenida a todos los participantes en esta Bienal.

El jueves 3, la Bienal recorrió diversos puntos de la región con las actuaciones de: el Orfeón ‘Fermín Gurbindo’, de Madrid, e Ignasi Terraza en el Teatro Municipal Quijano de Ciudad Real; la Coral ‘Alaia’, de San Sebastián, y la Coral Polifónica ‘Contraste’ de Sonseca, en dicha localidad; la Coral ‘Cidade de Vigo’ y la Orquesta ‘Ciudad de los Califas’, de Córdoba, en el Teatro Auditorio Municipal de Alcázar de San Juan (Ciudad Real); y la Coral ‘Allegro’, de Valencia, y la cantante ciega Coraluna, en el Teatro Circo de Albacete.

El viernes 4, la Bienal continuaba en el Gran Teatro de Manzanares (Ciudad Real), con la actuación del Orfeón ‘Fermín Gurbindo’ y el Grupo ‘Cinco Siglos’, de Córdoba; en el Teatro-Auditorio de Cuenca, con la actuación de la Coral ‘Allegro’ y el cantante ciego Ibon Casas; en la Sala Thalía de Toledo, con la Coral ‘Alaia’ y la Orquesta ‘Ciudad de los Califas’; y en el Centro Municipal Integrado Eduardo Guitián de Guadalajara, con la Coral ‘Cidade de Vigo’ y la cantante ciega Mónica Monasterio junto a Horacio Lovecchio.

Como cierre, el sábado 5, en el Teatro Palenque de Talavera de la Reina, cada una de las corales y la orquesta participantes en esta XV Bienal ofrecieron una pequeña muestra de su repertorio y, como colofón, todos ellos unieron sus voces y su música para interpretar la “Ronda de los enamorados” (de La del Soto del Parral), “El coro de los esclavos hebreos” (de Nabuco) y “El Aleluya” (de El Mesías). Una unión que hizo levantarse a todos el aforo completo del teatro, incluido el alcalde de la ciudad, Jaime Ramos.

En todos los conciertos, además de las notas de los propios músicos, una nota ha destacado por encima de todas ellas: el aforo completo en todos los teatros y auditorios, y la asistencia de todos los alcaldes de las localidades mencionadas junto a otros cargos políticos representativos y representantes del movimiento del tercer sector.

La organización de la Bienal ha contado con la colaboración del Gobierno de la Junta de Castilla-La Mancha; la Universidad de Castilla-La Mancha; los Ayuntamientos de Toledo, Sonseca, Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Manzanares, Guadalajara, Cuenca, Albacete y Talavera de la Reina; y el Hotel Beatriz Toledo, como sede de la Bienal.