Región

Un curso de formador de formadores

Profesionales de Albacete se forman en la prevención de caídas en personas mayores

El curso se ha basado en el abordaje y conocimiento del programa OTAGO, un método de 24 ejercicios diseñado para prevenir caídas y mejorar el equilibrio, la fuerza y la confianza de las personas mayores más frágiles

La Comarca

06/03/2016

(Última actualización: 08/03/2016 19:20)

Imprimir

Profesionales de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete y de centros sociosanitarios del área han participado recientemente en un curso de formador de formadores para adquirir las habilidades necesarias que les permitan realizar programas de prevención de caídas en personas mayores.

Este curso, impartido por José Enrique Benítez Toledo, fisioterapeuta y enfermero del Complejo Residencial para personas con discapacidad intelectual Guadiana I de Ciudad Real, se ha desarrollado en tres jornadas, con clases teóricas y prácticas, que han permitido a los asistentes conocer el programa OTAGO.

OTAGO es un método de comprobada eficacia que lleva más de diez años aplicándose con beneficios contrastados en países como Reino Unido, Nueva Zelanda, Canadá o Estados Unidos. Esta formación ha sido ofrecida en la Gerencia de Atención Integrada por ser el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete uno de los ocho centros sanitarios, a nivel nacional, que actualmente están acreditados como Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados, en relación con su actividad en implementar y evaluar Guías de Buena Práctica Clínica, entre ellas la de “Prevención de caídas y lesiones asociadas en personas mayores”.

En la práctica, OTAGO incluye una tabla de 24 ejercicios originales diseñados para prevenir caídas, mejorar el equilibrio, la fuerza y la confianza de las personas mayores más frágiles. Además, incluye algunos ejercicios adicionales para el calentamiento y la relajación.

En el curso, los asistentes reciben una completa formación y adquieren los conocimientos necesarios para implementar y desarrollar el programa en sus propios centros y poder transmitir estos conocimientos tanto a pacientes, sensibles de mejorar si aplican estos ejercicios, como a sus cuidadores, pues la ventaja de OTAGO es que se le puede enseñar al paciente y él realizarlo por su propia cuenta.

Las caídas en personas mayores derivan en altas tasas de discapacidad e, incluso, mortalidad, por lo que cualquier acción dirigida a prevenir una caída es fundamental para mejorar su calidad de vida.