Provincia

Albergan también la vivienda del párroco

El obispo Antonio Algora bendijo este domingo los nuevos salones parroquiales de Aldea del Rey

Este pasado domingo, 14 de febrero, el obispo de la Diócesis de Ciudad Real, monseñor Antonio Algora, procedía a la bendición con que se inauguraban los nuevos salones parroquiales de Aldea del Rey. Una infraestructura moderna y necesaria para la localidad

La Comarca

15/02/2016

(Última actualización: 16/02/2016 07:00)

Imprimir

Con la presencia del alcalde Luis María Sánchez Ciudad encabezando la representación política municipal, los actos daban inicio a la hora del Ángelus con una eucaristía que fue también retransmitida por la televisión aldeana.

En una homilía marcada por el actual tiempo de Cuaresma, aludía Algora a “las tentaciones del Señor y las comparó con las de hoy en día del hombre moderno”. Pero también se refirió a las obras de los salones y la vivienda del sacerdote y comentó como, desde hacía tiempo, la comunidad cristiana de Aldea del Rey merecía unas dignas instalaciones para propagar la fe de Jesucristo, para la celebración de la catequesis y para la formación de los feligreses.

En este sentido, Juan Serna Cruz, cura-párroco, destacaba el esfuerzo de todos para la realización de unas obras tan importantes para la Parroquia y para el pueblo. Y, por eso, agradeció a todos el apoyo recibido.

También tuvo unas palabras de agradecimiento y gozo por el fin que tendrán estos nuevos espacios, el arquitecto Alberto Ibáñez, quien agradeció al señor obispo y al titular de la Parroquia de Aldea del Rey las facilidades encontradas, al igual que a la empresa constructora.

Tras la misa de doce, los presentes marcharon hasta los flamantes salones. Allí monseñor Algora, junto al párroco, Paco el sacristán y los niños de Comunión, bendijo una por una todas las dependencias. La casa del cura, que cuenta en sus alrededor de 90 metros cuadrados con cocina, comedor, dos dormitorios, despacho, patio y cochera y baños; y las aulas para catequesis, un pequeño salón de actos y un patio que une estas instalaciones con la parroquia.

El obispo de Ciudad Real descubrió también una placa conmemorativa en la que se puede leer la fecha de inauguración de estas magníficas instalaciones y unas palabras extraídas del Concilio Vaticano II.

Por último, en el Guardapasos fue ofrecido un aperitivo a todos los presentes que había sido preparado por las hermandades de Aldea del Rey.

“Nuestro pueblo está de enhorabuena porque a las inauguraciones que compartimos en el mes de enero como el gimnasio, la pista de pádel y la Oficina de Turismo y Juventud, hay que añadirle ahora en estos días de febrero la de los nuevos salones parroquiales y la vivienda del sacerdote”, se congratulaba también el alcalde.

Al acto asistieron, además de Luis María Sánchez Ciudad y todo su equipo de Gobierno que integran Donato Morena, Juan Bautista Ciudad, Rocío Alcaide y Óscar Calvo, el portavoz del grupo mixto, Fulgencio Flox y el concejal del grupo socialista Amador Caballero. También el comandante de Puesto de la Guardia Civil, Julián Pareja; los hermanos mayores de las diferentes hermandades y cofradías del municipio, así como una gran cantidad de fieles que no quisieron perderse una acto de esta categoría.

Trayectoria del proyecto y obras

El proyecto ahora bendecido e inaugurado tiene su antecedente allá por el año 2014, cuando comenzaban las obras con la demolición de los viejos edificios. Un estudio técnico recomendaba ejecutar otros nuevos a remodelar los existentes.

Ya en marzo de 2015 comenzaban las obras de edificación tras adjudicarse el proyecto entre otros varios que fueron presentados a los arquitectos Alberto Ibáñez y Francisco Murillo. Bajo la dirección del arquitecto técnico Arturo Pardo, las obras finalizaban en los primeros días del presente mes de febrero.

Ha sido una empresa aldeana, Construcciones Pardo, la que se ha encargado de la ejecución del proyecto y, “a juzgar por el resultado final, ha sido realizada con gusto y muchos detalles”, reconocía el alcalde. “Esta empresa fue creada por Francisco Pardo padre hace más de cuarenta años y hoy continúa con la misma seriedad y formalidad con su hijo Paco y su yerno Luis”, apuntaba el regidor.

En al pago de estos trabajos, se realiza a través de un préstamo suscrito por la Parroquia de ‘San Jorge Mártir’ y que fue avalado por el Obispado. En el pago del Guardapasos también colaborarán las hermandades de San Jorge, Jesús Nazareno y El Cristo.