Región

Comunicado de prensa de la plataforma vecinal ‘Sí a la Tierra Viva’

Tres grandes proyectos mineros amenazan a la Confederación Hidrográfica del Guadiana

Quantum Minería quiere utilizar 310.000 m3 anuales de agua para extraer mineral de monacita en Ciudad Real

La Comarca

25/01/2016

(Última actualización: 27/01/2016 08:36)

Imprimir

La Plataforma vecinal ‘Sí a la Tierra Viva’ ha solicitado hoy formalmente al Presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, que no acceda a la intención de la empresa minera QUANTUM MINERÍA S.L de obtener alrededor de 310.000 m3 de agua anuales en Ciudad Real para poder poner en marcha las tres concesiones mineras que está tramitando (Matamulas, Rematamulas F1 y Rematamulas F2). Estas explotaciones se dedicarían a la minería denominada de ‘tierras raras’ para la obtención de mineral de monacita, generando un importante deterioro medioambiental en un área caracterizada por su sensibilidad y poniendo en riesgo el abastecimiento de agua para 36.000 vecinos.

Cabe recordar que la Confederación Hidrográfica del Guadiana ya ha denegado con anterioridad la concesión de caudales procedentes del Embalse María Sánchez La Cabezuela, para la planta de tratamiento de extracción de tierras raras, por lo que el siguiente objetivo de la empresa es obtener el agua a través de pozos o bien embalsando el agua de la lluvia.

La planta de tratamiento de estos proyectos mineros plantea una toma de agua de 8 km desde el Embalse Mari Sánchez- Cabezuela, que en su momento fue construido para abastecer a los 36.000 habitantes de la comarca del Campo de Montiel

Este embalse se construyó para solucionar problemas de escasez y mala calidad del agua, ya que las poblaciones han llegado a abastecerse de aguas subterráneas en periodo de estiaje, que no eran potables. Estas aguas provenían de una unidad hidrogeológica que ha sido declara sobreexplotada y vulnerable por la contaminación de nitratos.

Por lo tanto, le corresponde a la Confederación Hidrográfica del Guadiana actuar para frenar este proyecto que pone en peligro el abastecimiento de agua la comarca. Atendiendo a las necesidades previas de caudales ecológicos, las garantías de abastecimiento para la población en situaciones de escasez y sequía prolongada, y las reducciones de recursos estimadas por el cambio climático.

En La documentación sobre su proyecto la empresa indica que necesita caudales de 310.000 m3 de agua, no especificando cuál será el destino final una vez que esos caudales sean utilizados en el proceso de lavado de la tierra en la búsqueda de la monacita, objeto de la actividad minera que pretenden llevar a cabo.

Intuimos que una parte sustantiva de esos caudales necesitarán desprenderse de ellos vertiéndolos a la red hidrográfica natural, la cuenca del Jabalón. Si eso fuera así, se incumpliría de forma grave uno de los objetivos esenciales de la Directiva Marco recogida en el Plan Especial que es implementar acciones de medidas específicas de reducción de los vertidos.

Cabe recordar que los 3 permisos de explotación Matamulas nº 12919-10, Rematamulas F1 nº 12920-10 y Rematamulas F2 nº 12929-20 de Ciudad Real, están actualmente sometidos a procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental según los expedientes PRO-CR-15-0539, PRO-CR-15-0540 y en periodo de Consultas Previas de la Solicitud del Documento Inicial: Proyecto de Explotación para la Concesión Matamulas (Ciudad Real). Por lo que la actuación de la Confederación Hidrográfica rechazando los aportes de agua que necesitan debe ser determinante para eliminarlos de una vez por todas.