Región

Sólo el 20% de los niños con enuresis se someten a pruebas médicas para llegar a un diagnóstico y reciben tratamiento adecuado

De los 21.400 niños castellano manchegos que se estima sufren enuresis, tan solo son diagnosticados y tratados 4.280

El libro ¿Que hacer para que mi hijo no se haga pis en la cama?

ayuda a abordar y resolver el problema

Se considera que un niño padece enuresis cuando sufre, por encima de los 5 años, dos o más episodios de pérdida de orina nocturna en un mes

Solo el pediatra o urólogo podrá valorar si la enuresis está asociada a patologías más graves y determinará el tratamiento a seguir: medidas conductuales, tratamiento farmacológico, u otros

La enuresis tiene importantes repercusiones en el niño

La Comarca

22/12/2015

(Última actualización: 23/12/2015 16:03)

Imprimir

De los 21.400 niños castellano manchegos que se estima sufren enuresis, pérdida involuntaria de orina nocturna, tan solo son diagnosticados y tratados 4.280.

Para el Dr. Juan Carlos Ruiz de la Roja, director del Instituto Urológico Madrileño, que acaba de publicar el libro ¿Que hacer para que mi hijo no se haga pis en la cama?, “Si tenemos en cuenta que uno de cada cinco niños se sigue haciendo pipi en la cama todas las noches después de los cinco años, y que sólo a un 20% de ellos se les realiza alguna prueba diagnóstica y recibe algún tipo de tratamiento, nos encontramos con un 80% de los menores que sufren el problema de una forma innecesaria”.

Los expertos hablan de enuresis en niños con edad igual o superior a los 5 años, que sufren dos o más episodios de pérdida de orina nocturna en un mes. La enuresis provoca en el niño retraimiento social, baja autoestima, falta de motivación y fracaso escolar, además de importantes consecuencias de relación y económicas en la familia.

“El 90% de los niños que se hacen pis en la cama han heredado el problema de sus padres o tíos; actualmente se sabe que si uno de los padres la padeció, un 50% de su descendencia también la sufrirá, y si el padre y la madre se han orinado de niños, el 75% de sus hijos también se harán pis por la noche”, asegura Ruiz de la Roja, y continúa “si su hijo ha cumplido los cinco años y aún tiene que utilizar pañales durante la noche, es recomendable que visite a su médico para intentar cortar de raíz el problema y evitar que el pipi nocturno termine mermando su autoestima, su rendimiento escolar o acabe en una falta de socialización”.

Para saber cómo afrontar la retirada del pañal en los niños, el libro ¿Que hacer para que mi hijo no se haga pis en la cama? intenta resolver de una forma amena y sencilla todas las dudas que embargan a los padres respecto al momento más adecuado para retirar el pañal, así como qué pruebas médicas y posibles tratamientos aplicar a estos niños y cuáles son los hábitos de vida más recomendables que deben seguir.

En este sentido Ruiz de la Roja indica, “actualmente sabemos que restringir las bebidas ricas en cafeína como el cacao, refrescos de cola y bebidas energéticas, no sólo reduce la producción de orina sino que también disminuye la irritación de la vejiga, y por tanto, junto al resto de tratamientos utilizados como es la desmopresina, reduce las posibilidades de orinarse en la cama.

La sociedad debe dejar de considerar la enuresis un tema tabú y reconocerla como un problema de salud con importantes implicaciones en la vida del niño