Deportes

"Chule Villar" se va del fútbol

Jesús Villar Manzanares, un grande del fútbol castellano-manchego dice adiós

Juan Díaz-Benito

11/12/2015

(Última actualización: 12/12/2015 08:11)

Imprimir

Una persona extraordinaria, un deportista integro, un futbolista excepcional, dice adiós a la práctica del futbol y éste no es otro que Jesús Villar, conocido en el mundo del futbol como "Chule Villar". Salió de Manzanares siendo un niño, se formó en las categorías inferiores del Albacete Balompié, después tuvo un amplio recorrido por distintos equipos de nuestra comunidad. Se marcha como los grandes, cuando no ha tenido motivación y le ha faltado ilusión, ha sido un caballero y ha dicho "adiós" en silencio y con el honor de hacerlo defendiendo la camiseta del equipo de la ciudad que le vio nacer.

Todavía parece que fue ayer, cuando salió de la escuela municipal de futbol de Manzanares, fue un valiente y supo pasar por las distintas categorías del Albacete Balompié. Cuando subió al equipo "B" del Albacete, no tuvo suerte con las lesiones cuando estaba en su mejor momento. Le faltó la fortuna necesaria para dar ese salto definitivo, es y será un futbolista con calidad deportiva y humana para haber llegado mucho más alto, pero a pesar de esa mala fortuna, siempre fue su filosofía en el deporte y en la vida la sonrisa y el mirar hacia delante en positivo.

Tarazona, Hellín, Manzanares, Alcázar y otra vez Manzanares, fue su trayectoria deportiva y no sé si me puedo olvidar algún equipo. En todos y en cada uno de esos equipos salió por la puerta grande en lo deportivo y en lo personal. Triunfó en todos y en cada uno de esos equipos, fue un grande como futbolista, pero fue igual de grande como persona. En algunos sitios probablemente le dejaron a deber alguna mensualidad que otra, en otros sitios sí cumplieron, pero nunca tuvo una descalificación hacia nadie, aunque en algún lugar lo llegara a pasar mal en lo humano.

Sus dos etapas en el Manzanares, se pueden calificar como de espectaculares, grande en el campo y más grande fuera de él. Compañero de compañeros, amigo de sus amigos, siendo autocritico con él mismo, pasándolo mal cuando las lesiones le asediaban, machacándose para recuperarse y ayudar al equipo, son algunas de las muchísimas virtudes de este grandísimo futbolista y mejor persona que es Jesús Villar.

Dice adiós, lo dice con honestidad, lo dice con seriedad, no estaba motivado y profesionalmente le resultaba imposible entrenar. El futbol modesto tiene grandes que saben irse en silencio, uno de esos grandes ha decidido marcharse, este fútbol pierde a un gran futbolista y a uno de los más grandes que ha dado este fútbol y el deporte de Manzanares.

Es seguro que estas líneas caerán en saco roto, pero este humilde juntalíneas de pueblo y malo, pide para Jesús Villar un reconocimiento de su ciudad en la próxima Gala del Deporte.