Región

Según los datos del Banco de España

Castilla-La Mancha, la tercera Comunidad Autónoma que más baja su porcentaje de deuda pública respecto al PIB en el tercer trimestre

Este descenso contrasta con el estancamiento que se produce en el conjunto de las Comunidades Autónomas, cuyo porcentaje de deuda pública respecto al PIB se ha mantenido estable entre el segundo y el tercer trimestre del año

Supone un cambio de tendencia respecto a 2014, cuando el Ejecutivo anterior aumentó la deuda pública del 33,4% al 33,7% del PIB del segundo al tercer trimestre

La reducción de la deuda pública durante el primer trimestre del Gobierno de Emiliano García-Page constata el rigor presupuestario del Ejecutivo regional

La Comarca

11/12/2015

(Última actualización: 12/12/2015 08:10)

Imprimir

Castilla-La Mancha es la tercera Comunidad Autónoma que más baja su porcentaje de deuda pública respecto al PIB en el tercer trimestre del año, al pasar del 34,7% en el segundo trimestre al 34,2% entre junio y septiembre.

Según los datos hechos públicos hoy por el Banco de España, esta reducción de medio punto porcentual supone que, entre las once regiones que bajan su porcentaje de deuda respecto al PIB en este tercer trimestre, Castilla-La Mancha sea la que registra el tercer mayor descenso, sólo superada por Islas Baleares y Navarra.

Esta reducción contrasta con el estancamiento en el conjunto de las Comunidades Autónomas, cuya deuda pública con respecto al PIB se ha mantenido estable en el segundo y tercer trimestre de 2015.

Asimismo, este descenso de la deuda pública en Castilla-La Mancha, que se duplicó en los cuatro años de gobierno del PP, supone un cambio de tendencia respecto al año pasado, cuando entre el segundo y tercer trimestre de 2014 el porcentaje de deuda respecto al PIB aumentó del 33,4% al 33,7%.

En importe, la reducción es de 43 millones de euros, pasando de los 13.138 millones de euros en el segundo trimestre del año a los 13.095 registrados al final del tercero.

El descenso de la deuda pública durante el primer trimestre del Gobierno de Emiliano García-Page constata el rigor presupuestario del Ejecutivo, que tiene entre sus principales objetivos mejorar la difícil situación económico-financiera que encontró en la Junta de Comunidades a 30 de junio.