Un día “inolvidable e histórico” para ‘Los Moraos’ en Daimiel

Así resumía el presidente de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Andrés Reguillos, la participación del cardenal Carlos Amigo en la clausura de los actos del XXV Aniversario de la Bendición de la Virgen del Primer Dolor

La Comarca

09/12/2015

(Última actualización: 11/12/2015 10:15)

Imprimir

La Misa Pontifical presidida por el cardenal Carlos Amigo Vallejo clausuró la noche del martes en la iglesia de La Paz los actos con los que la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno ha celebrado durante 2015 el XXV Aniversario de la Bendición de la Virgen del Primer Dolor

Una jornada inolvidable e histórica ya que, según destacaba el presidente de ‘Los Moraos’, Andrés Márquez Reguillos, es la primera vez que un cardenal asiste a un acto de la cofradía en sus más de cuatro siglos de vida. Márquez también ha subrayado la cercanía de Amigo durante su nueva estancia en Daimiel, y agradecía al imaginero de la talla, Luis Álvarez Duarte, y al bordador de la túnica de Jesús Nazareno, Francisco Carrera Iglesias, su intermediación para que el que fuera arzobispo de Sevilla accediera a la invitación de la cofradía.

Agradecimientos que extendía por su participación en la Eucaristía a los sacerdotes y religiosos con celebrantes; a los novicios Pasionistas; al alcalde Leopoldo Sierra; al presidente de la Junta de Hermandades; a los representantes del resto de cofradías y hermandades daimieleñas; a la coral Molto Vivace; y a las camareras que han vestido a la Virgen del Primer Dolor durante estos 25 años.

Todos ellos participaron en una concurrida celebración que estuvo precedida por la visita de Carlos Amigo al refugio de Jesús Nazareno. Un lugar de culto para muchos daimieleños y del que señaló que “es como asomarse a la ventana del cielo, a través de ella se ve a Dios. Soy unos privilegiados”, concluyó.