Región

En conmemoración al Día Mundial de la Lucha contra el sida

Podemos reparte preservativos para concienciar sobre el VIH

La Comarca

01/12/2015

(Última actualización: 01/12/2015 20:29)

Imprimir

Podemos está celebrando el Día Mundial de la Lucha contra el sida con el reparto de preservativos para concienciar sobre la importancia de informar y prever la enfermedad. Esta fecha se ha convertido en uno de los días internacionales de la salud más reconocidos y en una oportunidad clave para crear conciencia, recordar a aquellos que han fallecido y celebrar las victorias como el acceso a servicios de prevención y tratamiento.

En la actualidad hay 15 millones de personas con accesos a tratamiento contra el VIH. Las nuevas infecciones se han reducido un 35% desde el año 2000 y las muertes por causas relacionadas con el SIDA han bajado un 42% desde su punto más alto en el 2004.

Respecto al VIH, Podemos propone medidas que se ajustan al nuevo reto de Objetivos del Milenio y a la fórmula 90x90x90: facilitar el acceso a la prueba rápida de VIH en los centros de salud, también en los entornos no clínicos y apoyar a las entidades sociales que trabajan en programas de detección. Garantizar el acceso universal de todas las personas a las carteras de servicios asistenciales y tratamiento de la sanidad pública. Impulsar medidas para que se garantice el tratamiento a las personas con VIH privadas de libertad. Potenciar y homogeneizar la calidad de la asistencia de programas y centros ITS desde una perspectiva de género. Garantizar las viviendas de apoyo al tratamiento a personas en situación de emergencia social, así como el refuerzo de los programas de apoyo psicosocial.

A pesar de los importantes avances científicos en el manejo y pronóstico de personas con VIH/SIDA, la infección por VIH sigue siendo en la actualidad un importante problema de salud pública. Produciéndose a lo largo del 2012 en torno a 3.2 millones de nuevas infecciones de los que 260 mil son personas menores de 15 años en el mundo. Actualmente la tasa global de nuevos diagnósticos de VIH en España está en niveles similares a los de otros países de Europa occidental. Sin embargo, aunque la mejora respecto a décadas pasadas es indudable, la tasa es superior a la media de la Unión Europea.

La infección por VIH es una infección que se transmite mayoritariamente por vía sexual. Por ello, sin descuidar otras formas de transmisión, es necesario implantar y reforzar actuaciones eficaces para prevenir la transmisión por esta vía. Las relaciones sexuales no protegidas entre hombres ocupan el primer lugar. También son mayoría entre las personas nacidas en España y entre los varones, sean españoles o extranjeros. Por ello, el colectivo de HSH es prioritario para los programas de prevención, especialmente el grupo entre 20 y 35 años.

En España la prueba del VIH es gratuita y confidencial para todos. Sin embargo, casi el 50% de las personas diagnosticadas de infección por primera vez en 2013 presentaba indicios de diagnóstico tardío. Es esencial que la población y los profesionales sanitarios sean conscientes de que cualquier persona que realice prácticas de riesgo es vulnerable al VIH, y de que es importante diagnosticar la infección lo antes posible.

Respecto a los nuevos casos de sida, la información aportada por el Registro Nacional indica que, tras casi dos décadas de tratamiento antirretroviral eficaz la reducción de la incidencia de sida en España ha sido enorme. No obstante, este descenso, inicialmente espectacular, se ha ido ralentizado en los últimos años.

En Castilla-La Mancha ha habido un descenso en nuevos casos, pero aun contamos con 63 nuevos casos en el 2013.

Aunque no existe una vacuna eficaz, los diferentes tratamientos han logrado que un bajo porcentaje de pacientes desarróllenla enfermedad si el tratamiento se instaura precozmente. Por ello aunque no existe vacuna ni tratamiento curativo del SIDA si disponemos de fármacos que permiten a personas infectadas vivir más tiempo y con mejor calidad de vida.

La forma más eficaz es la prevención en el control de la infección por VIH. Pero es importante establecer unas estrategias de actuación centradas en el diagnostico precoz, vigilancia de la infección y tratamiento como estrategia de prevención.

Los objetivos siguen siendo los mismos que se establecieron en 1987 por la Asamblea Mundial de la Salud: Prevenir nuevas infecciones, reducir el impacto negativo personal y social de la epidemia, movilizar y coordinar los esfuerzos contra la infección por el VIH/SIDA.

La percepción entre la población de que la infección por VIH/SIDA este controlada en España provoca especialmente entre los jóvenes una percepción distorsionada del riesgo, siendo necesario profundizar, actualizar y potenciar los distintos programas y planes de intervención, enfatizando en el abordaje sanitario, social y laboral de las personas que conviven con el VIH/SIDA.

El mundo está adoptando la estrategia de respuesta rápida para poner fin al sida. Para erradicar esta epidemia hacia el 2030 en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se necesitará acelerar la inversión, el compromiso y la innovación.