Región

Nota de prensa de IU-UP Albacete

Por una sociedad libre de violencia de género

Javier Sánchez

25/11/2015

(Última actualización: 25/11/2015 20:31)

Imprimir

Los actos de violencia machista no ocurren por casualidad, ni como consecuencia de reacciones psicóticas desenfrenadas. Ocurren porque el patriarcado, firmemente enraizado en la moral tradicional, impregna todavía los cimientos de nuestras estructuras políticas, sociales y económicas, que siguen siendo territorios públicos dominados por los varones.

Es necesario invertir mucho más en la protección física y psicológica de las mujeres amenazadas por la violencia machista, crear redes de apoyo, fomentar salidas laborales que garanticen la independencia económica de las mujeres, pero eso no es suficiente: hace falta promover desde los poderes públicos un vuelco educativo y cultural que imponga la igualdad entre sexos como uno de los valores supremos de nuestra sociedad.

Es urgente actuar y tomar conciencia social de que la violencia nos afecta a toda la sociedad. Una sociedad en la que, cada año, alrededor de medio centenar de mujeres son asesinadas es una sociedad enferma, y ninguna persona debería permitirlo.

En las casas, en las calles, en los trabajos, en la escuela rechacemos la violencia contra las mujeres como ciudadanas y ciudadanos. Y exijamos al Estado que cumpla con sus responsabilidades, y no utilice la crisis como excusa para recortar en fondos para luchar contra este grave problema. Según los datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, entre los años 2011 y 2015 se ha reducido un 22% el presupuesto destinado a luchar contra la violencia de género.

La violencia contra las mujeres es la expresión máxima de la discriminación contra las mujeres. Además de prevenir, hay que ayudar a las mujeres que sufre violencia mediante un plan integral, donde todas las instituciones y organismos estén coordinados, con recursos y financiación suficiente. Se debe eliminar la Ley 27/2013, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local para que nuevamente las administraciones locales se hagan cargo de los servicios de atención a las mujeres.

Pero las violencias machistas van más allá de las ocasionadas por las parejas o exparejas. En Europa un 33% de las europeas han sufrido malos tratos en algún momento de su vida, y en España alrededor de 600.000 mujeres sufren alguna forma de violencia cada año.

Los asesinatos son la expresión más brutal de una violencia que se presenta en múltiples caras: agresiones sexuales, acosos, violencia física, psíquica, sexual y económica, ablaciones, matrimonios y prostitución forzada, trata, etcétera, también deben ser eliminadas. Para ello se precisa una reforma de la Ley 1/2004 de violencia de género, tal y como Unidad Popular lleva en su programa.

Javier Sánchez, candidato al Congreso de IU-UP por Albacete