Provincia

Jornada gastronómica de Cruz Roja, Alcázar de San Juan

Isabel Rodríguez considera necesaria la ayuda de la administración para una "convivencia real entre manchegos de origen y adopción"

La candidata número 1 al Congreso de los Diputados por la provincia de Ciudad Real, ha acompañado a la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, en el encuentro gastronómico organizado por Cruz Roja Alcázar, para la convivencia entre los diferentes colectivos de inmigrantes de la localidad

La Comarca

07/11/2015

(Última actualización: 08/11/2015 08:51)

Imprimir

En palabras de la diputada nacional, Isabel Rodríguez "pertenecer al Partido Socialista es un orgullo porque siempre ha luchado por las políticas sociales y de cooperación". Lanzaba esta afirmación entre los asistentes y participantes en las Jornadas Gastronómicas, que Cruz Roja ha realizado en Alcázar de San Juan, y se comprometía a seguir ayudando a asociaciones como ésta "que hacen un trabajo imprescindible al llegar, muchas veces, a donde la administración no puede".

Recuperar la inversión pública es uno de los objetivos del PSOE y así lo hizo saber la diputada nacional a Cruz Roja Alcázar de San Juan. Para hacer más fácil la labor que realizan y conseguir que, como en el caso de este municipio, se vea con total naturalidad "la convivencia real entre los manchegos de origen y los manchegos de adopción", como manifestaba Rodríguez.

Una Jornada para apreciar los sabores más tradicionales de 26 platos de países como Marruecos, Senegal, Chile, Paraguay, Venezuela, Colombia, Ecuador y Rumanía; enmarcada dentro de la "20 Semana Intercultural" que se celebra en Alcázar de San Juan y con la que se pretende buscar la sensibilización de toda la población y ayudar a conseguir espacios de convivencia.

Y es que en la localidad ciudadrealeña, la inmigración, como explicaba Conchi Herrera, la presidenta local de Cruz Roja, ha variado mucho a lo largo de estos 20 años, pero siguen siendo necesarias iniciativas de este tipo, "para que los colectivos no se encierren en sí mismos, e interactúen con sus vecinos de manera que éstos les pongan nombres y apellidos".

A pesar de la crisis, que ha conllevado que comunidades como la rumana, desaparezcan prácticamente de la zona, Alcázar de San Juan cuenta aún con 20 nacionalidades distintas entre sus habitantes y el éxito de jornadas como ésta, son fruto de un trabajo social que, como Herrera afirma sale adelante también gracias al apoyo que reciben de las autoridades locales y de la población, "cuando necesitamos ayuda del Ayuntamiento siempre está ahí, tenemos convenios firmados y la alcaldesa participa en todas las cuestiones que le solicitamos", concluía la presidenta de Cruz Roja.