Puertollano

Se encuentra localizada en Calle Muelle 5

"Sin más piojitos" de Puertollano, primera franquicia de la provincia de Ciudad Real que lucha contra este temible mál entre los niños

La Comarca

03/11/2015

(Última actualización: 03/11/2015 22:33)

Imprimir

Ana María Mansilla, es una de los muchos puertollaneros que se han visto “golpeados” por la crisis económica. Tras quedarse en el paro, después de 8 años trabajando, tenía dos opciones: trabajar gratis o reinventarse. Al tener 38 años y sabiendo que, las subvenciones que da el gobierno a las nuevas contrataciones, van destinadas a los menores de 30 y mayores de 55, se encuentra en un rango de edad desfavorecido para volver a encontrar una oportunidad laboral, por lo que Ana María optó por reinventarse.

Tras varios meses de incertidumbre, estudiando el mercado y barajando diferentes opciones, decidió que quería emprender en un sector pionero en la provincia, y en Junio montó la primera franquicia dedicada a la peluquería infantil y centro especializado en la exterminación de piojos y liendres. “Luché contra muchos obstáculos, ya que nadie apostaba nada por este tipo de negocio, pero vi, que si presentaba algo distinto podría tener salida”, afirma.

Corren tiempos, en los que los piojos, se han vuelto tremendamente resistibles a los químicos. El motivo es básicamente, porque las mamás con hijos propensos a tener piojos, optaron como medida preventiva, echarles productos químicos una vez al mes y esto desencadenó una mutación genética en ellos, que los han hecho más fuertes y resistentes. Es por ello que este tipo de franquicias, se está expandiendo, pues son las realmente efectivas en el tratamiento de la Pediculosis o exterminación de piojos y liendres.

“Los tratamientos que se hacen en el centro son totalmente naturales, no se vierte ningún producto químico en él y son 100% efectivos”. Son recomendados para todo tipo de personas, no solo niños, por ejemplo también sirve para las mujeres embarazadas y niños con pieles atópicas. Se realizan en 90 minutos y son tres fases: 1. Aspirado de piojos, 2. Extracción de liendres y 3. Revisión con lupa y luz especial, retirando todo lo que haya sobrevivido a las dos fases anteriores.

“Nuestros clientes quedan muy satisfechos, ya que comprueban ellos mismos, que los tratamientos son realmente efectivos”, afirma la dueña del negocio.

También ha querido innovar, y en la peluquería infantil, además de cortes de pelo y peinados, realizan las denominadas “Beauty Party” o fiestas de la belleza, donde la cumpleañera y sus amiguitas, se peinan, maquillan, hacen manicura, cantan karaoke y bailan, todo amenizado con unos sándwiches y chuches.

Ana María, asegura que es difícil comenzar un negocio porque hay muy pocas ayudas de la administración y muchos impuestos que pagar, pero a pesar de todo considera que “para ser emprendedor lo único que hace falta es tener una meta, mucho tiempo para dedicarle y mucha ilusión y empeño”.