Región

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha valorado el dato del paro registrado correspondiente al mes de octubre de 2015, con un aumento de casi 16.000 personas

Martínez: “El paro sube en todos los sectores, lo que muestra la debilidad de nuestra economía”

Martínez: “Castilla-La Mancha ya es la segunda comunidad con más precariedad laboral que, junto a las altas tasas de paro, hacen que nuestra tierra necesite una intervención inmediata”

La Comarca

03/11/2015

(Última actualización: 03/11/2015 22:28)

Imprimir

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha valorado el dato del paro registrado que se ha conocido esta mañana, donde 15.843 personas han entrado de las listas del desempleo (+7.64%) y se sitúa la cifra total en 223.159 personas que no encuentran un empleo. Los datos son todavía más negativos porque, si bien es cierto que es un mes donde aumenta el paro de manera habitual (fin de la campaña de vendimia), no es menos cierto que este aumento ha sido generalizado en todos los sectores productivos regionales, lo que hace pensar que nuestra región no camina, como viene adelantando IU, por la senda de la recuperación sino del estancamiento.

Para el Coordinador Regional de IU-CLM, Daniel Martínez, “hay que intentar ver un poco más allá del fin de la vendimia para encontrar dos datos dramáticos: nuestra región es la segunda con mayor precariedad laboral de todo el Estado, resultado sin duda de las políticas económicas del Partido Popular y las reformas laborales acometidas desde 2010, y, por otro lado, nuestros sectores productivos, sacando de la ecuación el agrícola y ganadero, sufren un estancamiento que muestran porque nuestra economía no está recuperándose”.

A esto, comenta Martínez, hay que añadir que la economía de las familias se encuentra en una situación todavía peor a la de los grandes números y datos. “Nuestras familias encuentran poco trabajo, por poco tiempo y de manera parcial, lo que impide el despegue económico y mantiene a la sociedad castellano manchega en un letargo socio económico peligroso para las generaciones futuras”.

“El dato relativo a la contratación lo deja claro: Castilla-La Mancha termina trabajando, sobre todo en el medio rural, de campaña en campaña. Y esto hay que ponerle fin introduciendo un nuevo sistema productivo.” Sólo 3737 contratos fueron indefinidos en este mes, de los más de 66.000 que se han firmado. “Este dato apuntala la teoría de la temporalidad de la que debemos salir lo antes posible”.

Martínez, ha instado a la Junta de Comunidades a que ponga en marcha cuanto antes la recuperación de los servicios públicos y sociales. “En Educación, sanidad y servicios sociales se han perdido miles de puestos de trabajo durante los últimos cuatro años. Puestos ocupados por personas jóvenes y formadas que deben tener una oportunidad en nuestra región si queremos frenar la despoblación. Existe un nicho de empleo inmenso en este campo que no puede seguir esperando”.