Provincia

Esta pequeña bodega, que basa sus éxitos en la innovación y el cuidado de todo el proceso, es un claro ejemplo para Inmaculada Jiménez de que “Tomelloso tiene mucho y bueno”

La alcaldesa de Tomelloso felicita a Viña Ruda por su apuesta por la internacionalización

La Comarca

06/10/2015

(Última actualización: 06/10/2015 21:36)

Imprimir

Inmaculada Jiménez y una representación del Equipo de Gobierno municipal, han visitado Viña Ruda, una pequeña bodega que se caracteriza por la innovación y el cuidado de todo el proceso de elaboración de sus vinos. Con la vendimia finalizada en Viña Ruda, los trabajos se centran ahora en la elaboración de los nuevos caldos, de gran calidad, en su cuarto año de producción, según explicó el gerente de la empresa Ramón González.

La visita responde a la ronda de contactos que el Equipo de Gobierno está realizando para conocer de primera mano cómo se está desarrollando la campaña en un sector muy importante para la ciudad de Tomelloso. La alcaldesa de Tomelloso agradeció el recibimiento de Ramón González y su equipo técnico en esta época de máxima actividad. Se mostró encantada porque “estos paraguas de colores, -en alusión a su imagen comercial- inunden el mercado internacional”, ya que el 99 % de su producción se vende fuera de España llevando así a todo el mundo el nombre de Tomelloso a través de unos vinos de gran calidad.

La alcaldesa deseó al empresario el mayor de los éxitos en su apuesta por la internacionalización, destacando que Viña Ruda tenga claro que hay “otra forma diferente de elaborar los vinos”, lo que pone de manifiesto que “Tomelloso tiene mucho y muy bueno que es importante conocer”. Tras visitar las instalaciones y conocer el novedoso proceso de producción que imprimen a sus productos, auguró que el porcentaje de venta en España de estos vinos aumentará, porque está segura de que se “harán un hueco en el territorio nacional”.

Por su parte, Ramón González, como se recuerda Viñador 2015 en el ámbito de la Agricultura, explicó que se encuentra muy satisfecho con esta campaña, “porque ha sido la mejor de las que hemos llevado a cabo”. La cosecha va a superar las expectativas ya que “el proyecto empresarial ha madurado y sacaremos todo el partido a la materia prima que tenemos ahora mismo en los depósitos”.

Viña Ruda es una bodega joven que produce 70.000 botellas en seis referencias distintas con las variedades syrah y tempranillo en tinto y airén en blanco. La elaboración de vinos blancos es una de las señas de identidad de la empresa ya que envejecen este vino en barrica en un proceso similar el de los tintos. Pero el proceso que hace única a la bodega es la fermentación de algunos de sus tintos mediante infusión, un método ideado y desarrollado por el propietario que se inicia tomando como base uvas de variedad tempranillo que son tratadas como si fuesen un blanco. La novedad consiste en retirar el hollejo y bajar la temperatura de fermentación, consiguiendo de este modo un vino tinto joven, fresco y aromático.